El domingo vota para que podamos seguir votando

Te voy a pedir un favor. El domingo piensa en ti. En tu sueldo. En tu derecho al matrimonio. En la beca de tus hijos. En tu futura pensión. En que te hará falta algún día un TAC o una operación quirúrgica y necesitarás una seguridad social que te la pague. En que tu vecino inmigrante te puede necesitar y que tú puedes necesitar de él. Piensa en tu mascota. Piensa en nuestros campos, en nuestros mares, en nuestro aire. Piensa en lo que comes. Piensa en tu derecho a informarte. Piensa en las personas mayores porque tú también vas a ser mayor. Por las mujeres, para que no las maten. Para que tus vecinos no tengan pistolas en casa…

Y cuando pienses todo esto, vota. Ve a votar. Por quienes no pueden hacerlo en otros países del mundo. Por los que murieron en España para que tú pudieras votar. Vota. Vota. Vota pensando en ti, que seguro que aciertas para el bien de España.
Vota para que podamos seguir votando.

@asaborido

El suicidio homosexual

Suicidio

Suicidio

En estos días se ha celebrado el aniversario de ínternet, o mejor dicho, sería el aniversario de la democratización de Internet, ese momento en que Internet llega a la población en general. Por ello, he estado recordando cuando descubrí yo Internet, que fue por 1995, aproximadamente.

Para un homosexual como yo, aquello fue una liberación. Porque Jerez siempre ha sido un pueblo de provincias y hasta esa fecha, era muy difícil conocer a otro homosexual a no ser que fuera por una página de contactos (el Cambalache, en aquella época) con todos los riegos que conllevaba.

Los homosexuales siempre hemos sido en algún momentos de nuestras vidas personas miedosas de que se supiera nuestra condición. Mi contacto con Internet fue un curso de informática en una academia. Me maravilló la web como herramienta de conocimiento, el correo electrónico, como manera de comunicación pero sobre todo el IRC como manera de liberación. El IRC era un chat donde habían muchos canales de todo tipo incluído el #gay. Cuando lo vi, sabía que aquello era la solución para conocer gente igual que yo y que estaba pasando lo mismo que yo. Recuerdo que dije ‘Hola’, que alguien me contestó y que apagué el ordenador de golpe. Sentí pánico. Pánico ante lo desconocido y pánico a que en la academia me descubrieran o que quien me contestó detectara donde estaba… ahora me río de aquello, pero la verdad es que la situación fue terrible.

En aquel canal #gay y en sus canales hermanos como #GayAndalucía o #GayCádiz conocí a muchas personas que hoy siguen siendo buenos amigos míos.

Recordando aquellos día en mi cuarto con mi ordenador (el móvil sólo servía para llamar o mandar un sms), gastando facturas de 20.000 pesetas al mes por conectarte a infovía a partir de las diez de la noche, dejando el teléfono de la casa comunicando… me acuerdo de muchas anécdotas. Pero quizás la que más me impactó fue la de un chico de 16 años que anunció en el canal de #GayAndalucía que se iba a suicidar porque no soportaba el ser gay, el tener que salir del armario, el que lo discriminaran , el que su familia lo supiera.

Tuvimos que hacer uso de lo que se llama ‘ingeniería social’. Hubo alguien que llamó a la policía, pero claro no sabíamos quién era ni dónde estaba. Con paciencia, y con miedo, entre todos descubrimos la edad, dónde estaba (en Sevilla capital), quienes eran sus padres (su madre era enfermera en un hospital de Sevilla) y gracias a esos datos, se consiguió localizar a la madre y que llegara a su casa a tiempo de evitar lo que hubiera sido la muerte de su hijo.

El ser homosexual no es nada fácil. Los tiempos han cambiado, es verdad. Pero aún es muy difícil. Parece que vienen tiempos oscuros con autobuses que quieren meternos a los homosexuales de nuevo en las carvernas, en aquellos sitios horrendos donde muchos han muerto suicidados o simplemente, de pena por el rechazo.

A quienes me leen: hagan lo posible para parar la homofobia. No voten a los partidos que no apoyen la libertad de las personas homosexuales. Son fáciles de detectar estos partidos: hablan de ideología de género o de lobbys LGTBI. Por favor, la vida de muchas personas dependen de sus votos. Y alguna persona de éstas, puede ser su hijo o hija, o hermanos o hermanas y ustedes no saberlo.

El adiós y el hola de Inés Arrimadas

Inés Arrimadas y Albert Rivera, políticos catalanes constitucionalistas, en la Plaza de la Villa, en Madrid, España.jpg
De CARLOS TEIXIDOR CADENASTrabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

 

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos en Cataluña, ha decidido dejar su sitio en el Parlamento catalán y presentarse en las elecciones generales al Congreso de los Diputados y así entrar de lleno en la política nacional.

Me ha recordado esta estrategia política, porque no deja de ser una estrategia, a aquellos años 90 donde frente a un PSOE andaluz imbatible, los otros partidos presentaban a sus candidatos más carismáticos en algunas zonas , con la esperanza de tener un tirón electoral mayor. Recuerdo las candidaturas de Teófila Martínez o Pedro Pacheco a la presidencia de la Junta de Andalucía. Estrategia que no tuvo los resultados esperados.

Pienso que algo debe preocupar a Ciudadanos cuando utiliza la misma estrategia ahora con Inés Arrimadas.

Y algo tiene que ir mal porque Ciudadanos, a pesar de crecer en votos, no alcanza el poder que tuvo el PSOE ni en sueños.

Además, creo que su estrategia es equívoca al negarle el pan y la sal al PSOE, oponiéndose a pactar con ellos, cuando hasta ayer por la tarde estaban gobernando con ellos en la Junta de Andalucía.

Está estrategia es errónea para ellos, claro,  porque favorece a un voto útil al PSOE. Mucha parte de la izquierda pensará que un PSOE fuerte y sin que necesite a los independentistas, sea la única manera de frenar a las derechas.

Ciudadanos, con su política andaluza y su foto en la plaza de Colón de Madrid,  ha elegido ir en el ala del PP y VOX. Se les ve muy acomplejados por no decir que pactarán o hablarán con VOX , aunque la realidad es que necesitan de ellos para gobernar.

Ciudadanos sabe que si el PSOE tiene los apoyos parlamentarios de Ciudadanos,  no tendría que utilizar el apoyo de los independentistas ni quizás de un Unidos Podemos y se frenaría el avance de la derecha. Pero sus votantes más centrados y progresistas no se fían y no entienden esta negación. Porque ya han visto que unas veces dicen una cosa, y al otro día, hacen lo contrario.

Como liberales que son, se supone que lo que realmente quieren son las políticas económicas de PP y Vox, aunque para eso tengan que tragarse la doctrina añadida de la extrema derecha y llevarse por delante los derechos y las conquistas sociales de la parte más endeble de nuestra sociedad. El tiempo pondrá a cada cual en su escaño.