Presentación en #Jerez de ‘Fuga a Titán’ del miembro de la AAMagallanes y @unpuntoazulES Avelino Sáez.

Fuga a Titán

Por fin llegó el día, 28 de enero de 2016, en el que se presentó en público en Jerez, en la Fundación Caballero Bonald, y presentado por Josefa Parra  el libro del compañero de la Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes y colaborador del programa de radio Un Punto Azul que hacemos en Frontera Radio sobre astronomía, astronáutica y ciencias del espacio, Avelino Sáez.

Ya me leí hace unos días el libro. ¿Leí o me devoré? Más bien lo segundo. Tenía en cuenta que ya llevaba prejuicios en torno al libro: conocía perfectamente a su autor. Lo cual luego no me sirvió para nada porque me sumergí en la historia de la novela y el protagonista Julius ya lo llenó todo y me olvidé de Avelino.

Sorprendente es la portada. Color naranja llamativo y los dibujos de la portada de Miguel Ángel Sáez, hermano de Avelino, nos lleva a aquellos antiguos libros que leíamos en nuestra juventud los que como yo hoy tenemos 50 años.

Fuga a Titán es un libro de aventuras. Es un libro de ciencia ficción. Es un libro de Geografía. Y es un libro que son muchos libros. Mientras leía me han llegado recuerdos de Julio Verne: De la Tierra a la Luna. Miguel Strogoff. Héctor Servadac. Paisajes extraterrestres sin marcianos. Guerras. Peleas. Y ciencia ficción en su máximo significado: ciencia inventada, que muy bien podría ser verdad.

Es una novela de nivel. Quiero decir: no es una novela simple. Está elaborada y muchas veces te tienes que parar a ver de qué personaje histórico o mitólogico se está hablando. No de todo se acuerda uno. Y otras cosas no las sabes.

Con Fuga a Titán está claro que te va a refrescar la memoria de la filosofía y muchas más cuestiones y por otro lado va a hacer que aprendas. Que eso es como un bonus en los juegos.  Lo pasas bien leyendo la aventura y de camino, aprendes.

Los dibujos del interior del libro son geniales, tanto como verlos nacer en un papel en blanco el día de la presentación del libro. Mientras el autor hablaba, detrás suya en la pantalla, como pueden ver en el vídeo, Miguel Ángel Sáez les daba vida. En esta obra, no ha hecho falta imaginar a los protagonistas: los ves dibujados y eso, me llevó también a mis tiempos de las historias mitad novelas, mitad comics de la Editorial Bruguera que me aficionaron a la lectura.

Los dibujos como antaño, llevan una frase de la novela. Me vi buscando, como si tuviera doce años entre las páginas donde quedaba la frase para ponerle la imagen que me daba el dibujo.

Fuga a Titán, insisto, es una novela de aventuras. Pero sobre todo es un homenaje a las novelas de aventuras. Con una trama entretenida y una estructura peculiar, es de las novelas que terminas. Y dices: me he gastado el dinero, pero ¡la he disfrutado! Y en eso consiste leer una novela, en disfrutar ¿no creen?. Hagánme caso. Léanla.

En Jerez lo puedes comprar en las librerías La Luna Nueva o Librería Agrícola. O a través de la Editoria Mayi en ediciones@edicionesmayi.com

Vídeo de la presentación:

 

OVNIS en Cádiz

Obama's Mars Attack! Roberto Rizzato via Compfight

Les puedo asegurar que pocas personas encontrarán en el mundo que tengan tantas ganas de ver un OVNI (objeto volador no identificado) como yo. Desde los diez años ya empecé a leer cosas sobre OVNIS en las noticias de los periódicos o revistas que compraban mis padres. Más mayorcito empecé con los libros. No sé ni cuántos libros he leído sobre ovnis en mi adolescencia. O sea, que casi soy un experto teórico. El tema OVNI me llevó a estudiar la astronomía y la astronáutica para saber más de dónde vienen los OVNIS, cómo podía detectar un OVNI y no confundirlo por ejemplo, con un planeta.

Ya, el conocimiento de la astronomía y la astronáutica de una manera básica me enseñó que nada de lo que yo veía y que creía que eran OVNIS no lo eran. Es más, en algunas cosas me di cuenta que me estaban engañando. Las naves Voyager I y II me dijeron que en Ganímedes no había vida. Por lo tanto,  mucho menos extraterrestres, rubios, altos, de ojos achinados, que nos visitaban. Menudo disgusto me llevé. ¡Y yo intentando hacer escritura automática para comunicarme con los comandantes de las naves que venían a visitarnos! (No se asusten, tenía entonces 13 años)

Aprendí a distinguir qué era un planeta, qué era un satélite artificial, qué era una nube brillante, qué era un globo, qué era un avión o un helicóptero,etc… y así, claro, cada vez veía menos OVNIS, hasta darme cuenta con pesadumbre, que jamás había visto uno. Que esos Objetos Volantes No Identificados, ya había perdido el NO, y mis OVNIS eran ya simplemente OVIAS, Objetos Volantes Identificados por Alfonso.

De todas formas, ojo, no quiero decir categóricamente que no haya OVNIS. Hay personas que, como pilotos de aviación o meteorólogos, han visto cosas raras. No soy quién yo para juzgar a gente que sí está preparada y sabe mucho más que yo de objetos que vuelan en nuestros cielos. Sólo puedo decir que yo NUNCA he visto ninguno. Y no será porque no miro al cielo. Es lo que más hago al día. Más de un tropiezo me he llevado por no ir mirando para abajo por la calle.

Escribo esto porque me sorprendió la noticia de un diario digital hace unos días: Oleada de OVNIS en Cádiz. Eso lo llego a leer yo de chico y me da una taquicardia. Pero hoy, con 49 años, pensé, a ver, a ver qué han visto ahora.

Y está claro, lo he consultado con mis compañeros de la agrupación de astronomía Magallanes y parecen velas chinas, farolillos tailandeses, o para que nos entendamos, esas velas que se sueltan en eventos como bodas, fiestas, etc… y que por el calor que da la llama, ésta calienta el aire, éste se eleva y se va hacia arriba movido lateralmente por las corrientes de aire.

Antes de dar  una noticia así, hay que consultar con la agrupación astronómica más cercana al lugar de los hechos. Aquí están las de España. 

Seguro que ahí darán una buena explicación científica a lo que se ha visto. Y entonces, sólo entonces, se publica.

Y el título podría ser: Velas chinas son confundidas con OVNIS en Cádiz capital. Fijense la diferencia.


Alfonso Saborido es director del programa de radio sobre astronomía Un Punto Azul y miembro de la Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes de Jerez de la Frontera, España.

Aquí está el vídeo en cuestión de lo que se vió.

14 de febrero: utiliza la #astronomía para regalar una estrella

Llega febrero y el mes del amor nos dicen. El 14 de febrero es San Valentín y siempre por estas fechas le cuento a mis amigos como aprovecharse de la astronomía, o mejor dicho, de la astronáutica para impresionar al hombre o a la mujer de nuestros sueños. No es que sea un método infalible, pero nos puede ayudar a conquistar a la persona amada. ¿Por qué? Porque en el fondo, todos seguimos siendo unos románticos, y nos gusta que los demás, hagan cosas especiales por nosotros, como por ejemplo, regalarnos literalmente una estrella… Os rescato el post donde contaba de qué manera hacerla, allá por 2008, pero antes os dejo el programa de ayer de Un Punto Azul, donde comenzamos y terminamos un poquito románticos.

http://www.ivoox.com/player_ej_4049995_4_1.html?c1=ff6600

 

Dibujo de un satélite Iridium
.
.

El buen amigo Sommer escribe un post sobre las formas de ligar. Me ha hecho recordar una que suelo contar como anécdota cuando voy a los medios de comunicación, y que le llama mucho la atención a la gente, aunque la verdad, no sé si luego lo llevarán a la práctica.
Antes de empezar a contaros esta manera de ligar, muy efectiva por cierto, os refiero unos cuántos conceptos por si no lo sabéis.

Hay una serie de satélites artificiales, conocidos como Iridium, que fueron lanzados en 1998 con idea de servir para la telefonía móvil vía satélite. Se llaman Iridium porque en principio, se iban a lanzar 77 – el número atómico del Iridium – pero al final, se quedaron en 66.
El servicio era muy caro, y con la aparición del GSM que todos tenemos, los Iridium dejaron de tener la utilidad prevista. A pesar de ello, hoy se siguen utilizando militarmente.

La particularidad de estos satélites es que brillan mucho cuando les da el Sol, por que reflejan la luz de éste hacia la Tierra con sus paneles solares. Estos brillos – o flashes (Iridium flare, en inglés) – pueden tener una magnitud de hasta –8 más o menos, lo cual ya es muy considerable, similar al del planeta Venus, aunque más brillante, ya que éste llega a los -4,5 aproximadamente.

Y lo importante – indispensable para ligar – es que se pueden calcular. Saber cuando van a ocurrir. En la página de Heavens Above, poniendo la latitud y la longitud del lugar donde vas a estar, te aparece el sitio del cielo y el momento exacto en donde van a suceder estos brillos. Suelen ser al atardecer y al amanecer, única manera de que les de el Sol y haya la poca luz para que nosotros los podamos ver bien.

 Si ya sabemos el sitio del cielo y la hora, miraremos hacia allí. No veremos nada, un poquito antes de la hora prevista, segundos antes, empezaremos a ver al satélite, desplazándose rápidamente por el firmamento, brillando cada vez más, hasta que suelte el flash esperado y vuelve a disminuir su luz hasta desaparecer en la oscuridad de nuevo.

Yo he visto muchos, y es impresionante verlos, os lo aseguro. Estos brillos, para quien no sabe lo que es, y los ha visto por casualidad, los deja extrañados, y muchos piensan si ha podido ser un OVNI u otra cosa extraña. Aquí os pongo el vídeo de un destello de estos satélites.

Bueno ¿y cómo se puede ligar con esto? , que es el objetivo de este artículo en cuestión…

Pues miren. Cojan a la persona amada, y la llevan a un lugar despejado. Previamente, el día anterior, habréis calculado la aparición del flash de uno de estos satélites Iridium y ya sabréis perfectamente en que lugar del cielo va a aparecer (se sabe por coordenadas, por la cercanía a alguna estrella conocida, etc…)

Cuando ya estéis en el lugar elegido, tranquilitos, se empieza a contar historias del cielo. Recomendable los amores de Andrómeda y Perseo. De reojo se mira la hora de nuestro reloj – ¡Qué tiene que estar en punto, un retraso puede ser fatal! – y cuando va llegando el momento, se dice la frase: Yo si pudiera te regalaría una estrella.
Entonces la persona amada dirá algo así como Anda ya. Entonces, tú insistes: le dices que si pudiera que lo harías, que deseando algo con fuerzas se consigue todo , bla, bla, así en plan romántico, el caso es que mantenga la atención. Y cuando llega el justo momento dices: Mira al cielo, allí, va a aparecer una estrella para ti. La persona amada puede que diga de nuevo: Anda ya. Pero cuando vea el flash del Iridium, se quedará con la boca abierta, sin hablar, sin decir nada, patidifusa. Luego nos mirará a los ojos, y se dará cuenta, de que somos mágicos, de que no encontrarán nunca a nadie como nosotros. Y nosotros nos daremos cuenta de que somos dueños de su voluntad, y de que la persona amada caerá rendida a nuestros pies.

Éxito total, os lo aseguro. Lo malo es cuando luego le busca la explicación y se da cuenta de que de magia, nada, y que todo fue una artimaña para impresionarle/a. Pero seguro que no lo olvidará en la vida.

Pues ahí os dejo la forma astronómica de ligar. Si no os manejáis mucho en la orientación en el cielo, os vais con vuestra agrupación astronómica local, y os enseñarán gustosamente. O me lo preguntáis a mí, y os lo explico.

Espero que os sirva. Aunque, con algunas personas, como M. , esto no vale. Brillan sus ojos más que cualquier satélite o cualquier estrella, y entonces no sólo caes rendido por unos momentos, sino que caes a sus pies para toda la vida.

 The End.

Tachín Tachín.

 Ahora pega una música bonita ¿a qué sí jeje?

 

.When life doesn’t seem worth the living

And you don’t really care who you are

When you feel there is no one beside you

Look for a star

When you know you’re alone and so lonely

And your friends have traveled afar

There is someone waiting to guide you

Look for a star

Oh everyone has a lucky star

That shines in the sky up above

If you wish on a lucky star

You’re sure to find someone to love

A rich man, a poor man, a beggar

No matter whoever you are

There’s a friend who’s waiting to guide you

Look for a star

A rich man, a poor man, a beggar

No matter whoever you are

There’s a friend who’s waiting to guide you

Look for a star.

Astronómo jerezano de adopción, publica fotografía en prestigiosa revista astronómica @astronomia_mag hecha en #Jerez

Autor: José Luis Espí Mira

El profesor del colegio Nuestra Señora del Rosario (más conocido como el del Beaterio) de Jerez, Licenciado en Ciencias Físicas, miembro de la Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes (fue su primer Presidente) y colaborador del programa Un Punto Azul en Frontera Radio, José Luis Espí Mira, nacido en la tierra del turrón Xixona, y afincado en Jerez desde hace muchos años,  ha publicado una fotografía hecha por el mismo de las nebulosas de la Trífida y la Laguna en la principal revista sobre astronomía en español Astronomía (antigua Tribuna de Astronomía). La noticia no existe en versión web, tienes que comprar la revista, que merece la pena y  así contribuimos a la ciencia. Pero la fotografía si podemos compartirla con permiso del autor. Como él explica:

Es la suma de doce tomas de 300 segundos con un refractor de 60 mm de Lunático y CCD Atik L61C, todo sobre montura EQ6. Preprocesado con Dark y bias, apilado y posterior procesado con PixInsight l.8

Desde aquí, le doy mi más grande enhorabuena a mi compañero, así como las gracias por su trabajo y por colaborar con nosotros siempre llevando por delante el nombre de la Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes.