¿Beneficia a la izquierda pactar con el independentismo?

President Puigdemont, "Ciutadans de Catalunya, vénen hores en què a tots ens pertocarà de mantenir el pols del nostre país" 02
Decía Pascal que el corazón tiene razones que la razón no entiende. La izquierda es más de usar la razón. De la reflexión y de aplicar una moral social a las cosas basadas en la igualdad, el respeto, etc… Por eso, el sentido común hace llevar a preferir el diálogo como método para solucionar los problemas como es el caso que se está viviendo con los independentistas catalanes.

La derecha es más de moverse por el corazón, por instintos, por pasiones, dejando a un lado la reflexión y el sosiego, terminando todo con un golpe de su autoridad.

La razón por tanto nos dice que el Presidente del Gobierno hace bien con hablar con los partidos independentistas.

Pero ¿realmente estos partidos independentistas merecen este esfuerzo del Gobierno si dar nada a cambio? Están demostrando ser unos egoístas, no tener empatía ninguna con España, mucho más grave en ERC que se hacen llamar de izquierdas. ¿Qué piensan cuando cantan la internacional? Me pregunto si la cantan…

El independentismo no se lo merece. Prefieren echar abajo un presupuesto social antes que renunciar a sus posturas egoístas.

La izquierda no debe caer más en la trampa y debe romper lazos con quienes no los benefician en nada. Al revés, sólo les perjudica.

Es también actuar con el corazón. Ya está bien de aguantar la arrogancia separatista.

También es hora de que la izquierda piense en modo marketing electoral. Queremos una izquierda transformadora de la sociedad y no una izquierda utópica que sólo sirve para mantener una casta política acomodada que sólo sirve para estar en la oposición.

La izquierda, por las conversaciones con el separatismo catalán, va a perder todas las elecciones que vienen, las generales y las municipales porque la gente vota en clave nacional. Por el acercamiento a estos independentistas insaciables y egoístas, muchos colectivos vamos a perder derechos que la derecha va a quitar. Mujeres, pensionistas, parados, trabajadores en general, clase media, colectivos LGTBI, enfermos, personas mayores, estudiantes, trabajadores públicos, inmigrantes, etc… Vamos a sufrir un gobierno de extrema derecha por haber intentado dialogar con quien plantea cuestiones egoístas sin importarle el bien común de España.

¡Izquierda, espabila! . El nacionalismo nunca es amigo. Sólo piensan en sí mismo. Que es legítimo, pero incompatible con lo que es ser izquierda y no trae ningún beneficio. Al revés, beneficia a la derecha que también es nacionalista y excluyente, y exactamente lo mismo de intolerantes que los independentistas catalanes solo que con banderas distintas y mira por dónde, con los mismos colores.

Presos y católicos: la pastoral penitenciaria.

Cárcel

Cárcel

En estos tiempos oscuros por los que pasa la Iglesia Católica, con tanta pederastia, tanto machismo, tanta homofobia, tanta idolatría y tanta corrupción moral que la han alejado del camino del Evangelio propuesto por Jesús de Nazaret, al que ya cuesta mucho reconocer en ella, hay algunas luces dentro de la Iglesia que siguen alumbrado porque van al paso de lo que Jesús pedía.

Una de estas luces son las pastorales penitenciarias. Cristianos comprometidos con una de las grandes indicaciones de Jesús. Estuve preso y me visitasteis. Sí, queridos católicos. Una de las acciones que deberíamos hacer los cristianos es visitar a los presos. También a los enfermos, a los desnudos, a los extranjeros y emigrantes que por la mala política también se convierten en presos.

Jesús de Nazaret no se pregunta por qué la persona está presa. Se queda en la persona y en que está cumpliendo su condena. Jesus es compasivo. Jesús es misericordioso. Incluso a un ladrón, arrepentido, que le pidió perdón, le garantizó que estaría con Él en el cielo. No le preguntó qué hizo.

Si hay arrepentimiento hay perdón. Porque además ¿quién está libre de no ser preso alguna vez? Desde una mala acción o la mala suerte de un accidente de tráfico nos puede llevar a la prisión. Cualquiera puede ser preso.

Lo que está claro es que en nuestro prójimo está Jesús. Si no somos capaces de verlos, no somos cristianos. Aunque adoremos imágenes. Aunque nos arrodillemos. Aunque salgamos en procesiones.  Aunque recemos a un dios invisible. No seríamos cristianos si hacemos esto.

Los presos. Cuánto molestan. Hagan la prueba. Métanse en la redes sociales o en la barra del bar y pida ayuda para los presos. Pida ropa o el poco material que se le puede aportar y que permite la ley. Pida algo para los presos. En la gran mayoría, le darán con la puerta en las narices. Mucha gente, y por desgracia, bautizada, detestan al preso. Los quieren ver como al conde de Montecristo: en un penal con un traje a rayas y una bola de hierro amarrada con  una cadena al pie.

Hace una publicación que yo consideraba ética titulaba una ‘noticia’ sobre las buenas condiciones en las que estaba la asesina confesa del chiquillo de Almería. Las hordas de la caverna contestaron como se les esperaba. No quieren que tenga derecho a tener televisión o una cama cómoda. No entro en la barbaridad tan horrible del delito que cometió. Lo cometió y tiene que pagarlo. Para eso está la Justicia. Pero ¿y la humanidad? Ya, no hablo de la humanidad de quien mata, hablo de la humanidad de los inocentes. ¿Se es humano si estamos sedientos de venganza y no tenemos capacidad de compasión con los que sufren? ¿Dónde queda esa misión de la prisión de reinsertar en la sociedad al que ha cometido un delito?

Reflexionen. Antes de dar dinero para comprar velas o flores piensen en dar dinero o material para los presos. Ahí está Jesús mucho más que en cualquier figura o en cualquier estampa. Es tan fácil como llamar a los voluntarios de la pastoral penitenciaria. Pregunten en su diócesis y le indicarán. Y hable con ellos. Le contaran cosas y usted será más buena persona sólo por escucharles. Se sentirán muy pequeñitos porque lo que hacen es muy grande. No todo el mundo es capaz de hacerlo. Por ejemplo, yo. Yo no me encuentro con fuerzas para meterme en una cárcel y escuchar cerrarse las puertas.  Pero con que sepamos lo que hacen, lo reconozcamos y les ayudemos ya estaremos haciendo algo que es más que nada.

De aquellos mocos, estos votos


Shock

Shock

Estamos todavía bajo el shock del resultado de las elecciones andaluzas y de la entrada de la extrema derecha en el Parlamento de Andalucía. Bueno, realmente ya estaba, porque Vox es una escisión del Partido Popular.

No vi claro ni sigo viéndolo esas manifestaciones que ha habido de protesta por los resultados. La verdadera manifestación es la votación en sí donde cada persona cuenta.

Hubiera visto mejor un proceso de autocrítica en los partidos políticos que han descendido en votos que no veo.

Hay múltiples causas para explicar qué ha podido ocurrir. Yo me atrevo con algunas.

Está claro que la primera causa se llama Susana Díaz y su gestión. El estado de los servicios públicos especialmente los más sensibles como son los servicios sanitarios con sus largas colas de esperas y el colapso de las urgencias ha sido determinante.

La propia gestión de Susana en su partido. Las luchas internas es lo peor que le puede pasar a una organización. La gente lo penaliza mucho.

Lo mismo que a Andalucía Adelante. Las luchas internas y sus problemas de imagen. ¿Cuántos votos escaños nos habrá costado el chalet de Pablo Iglesias? Ya… que sí, que claro, que se lo puede comprar, faltaría más. Como que Alberto Garzón también se puede ir a Nueva Zelanda de vacaciones. Si yo no digo nada por el dinero qué cuesta… yo lo que pregunto es ¿cuántos votos cuesta?

Sigue leyendo

Analfabetismo administrativo en España

Oficina - Pixabay

Oficina – Pixabay

El pasado dos de octubre de 2018 entraba en vigor por completo la ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. Sustituye a la antigua 30/1992, que unía (ahora separada por la ley 40/2015 del Régimen Jurídico del Sector Público.

Conocer estas leyes, que parecen más cosa de abogados o funcionarios, es muy import ante para la ciudadanía en general, que a fin de cuentas, va a ser la administrada.

Pero por desgracia, la realidad de cada día nos devuelve una visión muy triste de nuestra sociedad.

Las generaciones de personas mayores de 70 años, por lo general, no han tenido un buen acceso a la educación elemental y tienen grandes dificultades para entenderse con las administraciones públicas.

Pero con terror, los funcionarios vemos que las generaciones más jóvenes, salvo excepciones, vienen mucho peor preparadas.

Uno de los problemas es que no conocen las administraciones que existen ni sus competencias. Cuando tienen una cuestión sobre aguas, viviendas, impuestos,  vehículos, becas, etc… no saben a dónde acudir, si a la administración del Estado, a la Comunidad Autónoma o a los Ayuntamientos.

Pero el desconocimiento de la Administración, ya no es lo peor: la gran mayoría tampoco sabe relacionarse con la Administración. No saben explicarse, no saben expresar que quieren y qué necesitan y el colmo es que no saben ni expresarlo por escrito, que es la manera más usual de relación de la Administración con la ciudadanía.

Hay grandes polémicas sobre la enseñanza de religiones en las escuelas (cosa que por cierto, se hace de manera gratuita en parroquias y mezquitas, etc.), pero ¿nadie se preocupa por una asignatura que eduque a los jóvenes de primaria y secundaria para relacionarse con la Administración, para que sepa, entre otras cosas, aprender a hacer una solicitud, una queja, rellenar un formulario,  un recurso de alzada o de reposición, o simplemente conocer sus derechos y obligaciones?

La ley 39/2015 también trae consigo la administración electrónica, para una sociedad que sabe manejar muy bien un whatsapp o facebook, pero que no tiene ni idea del uso del certificado digital y entra en modo pánico cuando llega a una oficina de la administración y se encuentra con un panel electrónico de citas previas.

Sí, por desgracia, somos unos catetos electrónicos y administrativos, que estamos en gran inferioridad ante la maquinaria de la Administración. Lloramos mucho, nos quejamos más, pero vivimos ajenos a nuestras obligaciones como ciudadanos, entre ellas, conocer nuestras administraciones. Administraciones que nacen del voto en las elecciones. ¿Sabemos realmente lo que votamos? ¿Somos conscientes que diputados y concejales harán las normativas que gobiernen y marquen nuestra conducta en sociedad? ¿Votamos sabiendo lo que hacemos, o votamos por impulsos o markenting electoral?

Por último no olviden una cosa: que el desconocimiento de la Ley, no exime que usted no tenga por qué cumplirla. Reflexionen ante esta pregunta: ¿Desde cuando no lee usted, el sumario, sólo el sumario, del BOE, el BOJA o el Boletín de su provincia?

¿Quién mató a Guadalinex? El fracaso de Susana y Ciudadanos con el software libre andaluz #Linux

Fondo Guadalinex 10 - Imagen de la web unnoficial

Fondo Guadalinex 10 – Imagen de la web unnofficial

Me refiero explícitamente a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al partido que la ha sustentado, Ciudadanos, porque son ellos los responsables a mi entender del abandono de este proyecto llamado Guadalinex.

Recuerdo para quien lo sepa, que allá por el año 2004 nace la primera versión de Guadalinex, un sistema operativo que es una distribución de linux. Este software tiene la particularidad de que es libre y no cuesta dinero a los usuarios frente a otros sistemas operativos y demás software privativos, que si lo cuestan, como es el archiconocido Windows de Microsoft.

Fue una gran idea que acercó esta alternativa al usuario ‘normal’ y se creó una gran comunidad alrededor de él.

Utilizar Guadalinex son todo ventajas: una comunidad que te resuelve los problemas y las ventajas de lo gratis. Además, a nivel de administración pública es una gran ahorro en licencias de Windows en cada puesto de ordenador de la Junta de Andalucía (por lógica, uno por cada funcionario/a). ¿Cuánto dinero gasta la Junta de Andalucía en estas licencias? Sería una buena pregunta parlamentaria. Además, no es solo la licencia, son los continuos cambios de Windows: que si el Vista, que si el 7, que si el 10… además de otro gran problema: muchos periféricos como impresoras o escáneres que funcionaban perfectamente con Windows 7 dejan de hacerlo con Windows 10 porque no se actualizan sus drivers. Lo que se conoce como obsolescencia programada pero a nivel de software. Tire usted un aparato que funciona perfectamente porque Windows no se habla con él. Y cómprese otro nuevo por supuesto. Que tendrá que volver a tirar en tres años.

Eso no pasa con linux. Quien escribe esto, tiene un escáner Canon que ya no funciona con Windows pero sí sigue haciéndolo con Linux. Quizás usted que me lee estará ya arrepentido de haberlo tirado.

Pues bien, todo eso se podría haber evitado en la Junta de Andalucía si Guadalinex hubiera seguido adelante. Lo único que ha quedado es que la Junta de Andalucía sigue utilizando el software libre de oficina, el Libre Office, que ya entra como temario en las oposiciones al funcionariado. Me pregunto también qué donación hace la Junta de Andalucía a la fundación que mantiene este software y que cualquier usuario se puede descargar GRATIS en su ordenador, sin necesidad de piratear nada, porque ya saben, para instalar usted en su ordenador el famoso Word de Microsoft, usted tiene que pasar por caja. Y si no pasa, usted es un pirata y tiene programas ilegales en su ordenador, además de correr un riesgo de seguridad importante.

Pero cuando llega Susana Díaz al Gobierno y Ciudadanos hinca el diente en los presupuestos andaluces, Guadalinex empieza a morir. La última versión sale en 2014. A partir de ese año, sin saber nadie por qué, silencio absoluto. No sale nada, a pesar de que en muchos colegios e institutos de Andalucía quedan ordenadores con Guadalinex ya obsoletos.

El desprecio del PSOE andaluz y Ciudadanos no puede con la comunidad que se desarrolló alrededor y este verano, mientras todos los grupos políticos estaban en la playa y no se enteran de nada, esta comunidad hace su particular 15M cibernético y crea Guadalinex V10 Edición Comunitaria que portales de internet como linuxadictos.com define con toda la razón del mundo como ‘un guantazo a la Administración Pública’. Esta nueva versión rompe sus lazos con su madre, la Junta de Andalucía, y se emancipa de ella para sobrevivir. Varios usuarios de la comunidad toma sus riendas y resucitan a un Guadalinex moribundo por la inacción del PSOE Andaluz y  Ciudadanos y el estar en la inopia (o por lo menos, por más que busco no encuentro nada) de Partido Popular, Podemos de Andalucía e Izquierda Unida de Andalucía.

Entre todos la mataron y ella sola resucitó. Guadalinex está más vivo que nunca dejando en evidencia a la Junta de Andalucía y a una política de falta de ahorro público que pagaremos usted, usted y usted.

Con lo bueno que hubiera sido seguir teniendo este software libre, gratuito, al día, para que el usuario andaluz no se vuelva loco en las distintas plataformas telemáticas, con las distintos navegadores, con el java que hay que actualizarlo y terminando con cientos de papeles en los registros oficiales como en el siglo XX.

En fin, somos lo que votamos. Y Guadalinex es la prueba de ello. Larga vida a Guadalinex Edición Comunitaria, también conocida como Unofficial.

La difícil medida del sentimiento religioso

 

Religión

Religión

La actualidad se adelanta a lo que tenía pensado escribir desde hace ya un tiempo sobre la falta de respeto que sufro continuamente a mis creencias religiosas. A ver. Soy cristiano y considero un insulto grave a mi fe la utilización que determinadas corrientes de la Iglesia Católica hace de las imágenes de Jesús y María de Nazaret. Me ofende sobremanera que los vistan con joyas y coronas cuando son el ejemplo más claro de la pobreza. Ellos eligieron ser pobres y sin embargo aquí lo visten como ricos. Eso es un grave insulto a mi fe y una utilización negativa sobre mis símbolos sagrados. Las procesiones y romerías que hacen, que se parecen más a cabalgatas o carnavales, también me ofenden.

Pero no hay nadie que me defienda. Ni tampoco tengo dinero para pleitos. Así que me aguanto y sólo me queda el desahogo escribiendo con mi derecho al pataleo.

Medir la ofensa religiosa es muy complicada porque estamos hablando de percepciones íntimas de la persona religiosa que sólo ésta es capaz de medir en su total dimensión.

Ofender a la religiosidad de las personas es polémico porque una persona que no es religiosa no es capaz de entender lo que esa persona siente.

El gran problema surge por la falta de empatía de creyentes y no creyentes. Por un lado, las distintas iglesias cristianas y resto de religiones ofenden continuamente a los no creyentes cuando imponen su fe por narices, por ejemplo, invadiendo los espacios públicos como los colegios.

El otro problema es la reacción de los no creyentes contra estas imposiciones de las distintas iglesias. Los no creyentes reaccionan a esto no contra las iglesias que no son más que organizaciones de hombres (mayoritariamente hombres y gobernada absolutamente por hombres), sino que reaccionan contra las creencias. Y ahí está la madre del cordero: están reaccionando contra la esencia íntima del ser de la persona creyente.

Esta reacción puede ser lógica y respetuosa. Yo no me ofendo para nada porque alguien me diga que creo en un amigo invisible, que Dios no existe y tal. No, no me ofende. Está en su derecho de decirlo y pensarlo.

Lo que sí me ofende es cuando se utiliza el lenguaje vulgar, el chabacano, el grosero, la herramienta que especialmente tiene el lenguaje para ofender, como por ejemplo la expresión ‘me cago en Dios’. Es verdad, que esta frase no significa lo mismo según la zona de España donde se utilice. No es lo mismo en el Norte, que es muy común decirlo, que aquí en el Sur donde suena horrible. Pasa como el ‘me cago en tus muertos’ que aquí en el Sur se lo podemos decir hasta a nuestros propios hijos, pero en el Norte no dan crédito cuando ofendemos a los muertos de esa manera, cuando realmente no hay intención de ofender.

El ‘me cago en Dios’ utilizado en Andalucía sí ofende al creyente. Y ojo, partidos de izquierda, el creyente NO es la Iglesia. Con la Iglesia, los obispos, los curas,  te puedes meter todo lo que quieras. Pero con Dios, con la Virgen, no. Especialmente si te metes con imágenes como la Macarena o el Prendimiento.

Aquí lo que falta es respeto y mucha empatía entre unos y otros. Miren. Lo he dicho antes. No creo en las imágenes de Jesús, la Virgen o los Santos. No me gustan. Me ofenden. Pero me callo y respeto lo que cada cual quiera creer. Qué más me da. Al igual que respeto a musulmanes, judíos, budistas, etc… Mientras no me impongan nada, a mí me da igual. Y si me imponen la fe musulmana por ejemplo, iré contra el imán en su mezquita, pero no contra los creyentes islámicos.

También me ofende que ridiculicen la fe de otros. Miren que yo no soy de procesiones. Miren que no me gusta, pero me ofende esas procesiones del Santísimo Coño insumiso, que están hechas para ofender la fe de los cofrades, ojo, no para ofender a las Iglesias, que se sienten muy cómodas con las polémicas.

Recuerde la izquierda andaluza, que el 80 por ciento de la población de Andalucía es creyente. Ojo. No que pertenezca a ninguna Iglesia, sino que declara creer en Dios.

Un partido que aspira a gobernar debe respetar las ideas religiosas de la gente, gusten o no. Y si no las respeta nunca llegarán al gobierno. Como mucho, a un grupillo de la oposición. No se podrá gobernar nunca sólo con el 20 por ciento que se declaran ateos en España. Y estos ateos, no todos son de izquierda.  Hay que tener en cuenta eso. No es tan difícil. Sólo es cuestión de respeto y tolerancia por parte de unos y de otros y ya está.

Franco es compatible

ValleDeLosCaidos Tomb Franco.jpg
De Xauxa Håkan Svensson – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Ya. Sé que el titular es tendencioso. Pero ¿qué quieren que haga? En este mundo lleno de bulos, pseudoperiódicos digitales, mentiras, trolas, fake news y demás monsergas, que la gente comparte a diestro y siniestro, sin leer y sólo fijándose en el titular, yo tendré que hacerme un sitio también aunque sea a codazos, en esta selva en que se ha convertido internet.

La literatura no vale. Ni lo que cuentes. Es el titular. Pues a eso es lo que voy: a que Franco es compatible.

¿Compatible con qué? Miren, ya hablaba yo hace unos días de que hay franquistas, de estos que están en el armario y dicen que no saben de política, que no entienden y tal, que repiten como un mantra, que lo de Franco no es importante. O que, jo, ya está muerto. Si está muerto qué mas da.

Bueno, pues hay otro mantra que también repiten como loros y es un poquito más elaborado, porque tienen que argumentar. ‘Con todas las cosas que hay que hacer y están con lo de Franco’. ‘Se preocupan de Franco y mientras el paro, las colas en los hospitales, la suciedad en las calles…’ y bla, bla, bla.

A ver, queridos amigos armariados. Franco es compatible con todo. De la labor de sacar el cuerpo del Valle de los Caídos, esa gran pirámide que se construyó a sí mismo como si fuera un faraón con el sudor de los esclavos, sólo se ocupan unos pocos. Pocas personas. Mientras, están todos los ministerios a tope. El de Sanidad, el de Educación, el de Exteriores, el de Hacienda, el de… TODOS. La Administración no se para. Ni por parte del Gobierno, ni por parte del funcionariado que es quién hace realmente funcionar a este país. Sacar el cuerpo de Franco no ocupa tiempo apenas, ni trabajo. España no se va a parar. Podéis estar tranquilos. Sacar a Franco de su pirámide es perfectamente compatible con cualquier labor de Estado.