Aquellos católicos hipócritas

Fotografía de la página de Facebook de Open Arms

Se parten el pecho diciendo que son españoles y que defienden la herencia de Isabel la Católica, la unidad de España y la catolicidad de esta tierra de María. Son más cristianos que nadie. Comulgan a diario. En misa, se pelean por subir al estrado y leer la lectura que le deja el cura para saciar sus egos. Se persignan para que les vean todo el mundo. Salen de misa y se quedan en la puerta charlando un rato. También para lo mismo, para que les vean. Van a todas las procesiones. Les encantan esas llamadas procesiones extraordinarias (cada vez más ordinarias) en las que salen de chaqueta a cara descubierta. Para que les vean. 

Cuelgan todo en las redes sociales. Lo buenos que son. Lo piadosos que son. 

Son los guardianes de la moral, la integridad española. Ellos y nada más que ellos son España. Dueños de sus valores y su bandera.

Por eso defienden lo suyo y odian lo externo. Los inmigrantes, esos malnacidos que huyen de sus tierras para llegar a la nuestra. A quitarnos nuestras casas, nuestras costumbres, nuestra fe. A destrozar lo construido. Y gritan ¡Hay que echarlos! y te gritan ¡Llévatelos a tu casa! Como si España no fuera nuestra casa, la casa de todos. Pero no. Ellos piensan que España es suya.

Sigue leyendo

Tengo miedo al señor cura

Orgullo LGTBI

ORGULLO LGTBI

Tengo angustia. El cura me ha llamado a su despacho y no sé por qué. Estoy en plazo para no confesarme. Son quince días entre una confesión y otra. Y hará tres o cuatro que la hice. Mentí como siempre. Sé que estoy en pecado mortal pero no quiero contarle al cura las cosas que me pregunta. Que si hago actos impuros. Pues claro que sí, los pienso y los hago. Pero no le voy a dar detalles.
Sus preguntas me incomodan. La masturbación es la masturbación, no sé por qué esa obsesión por afinar tanto. Por lo visto, me explicó, se masturba uno por delante. Pero también se puede uno masturbar por detrás. Lo que aprende uno durante una confesión. Un chico de 18 años en los años 80 tampoco es que tuviera muchas formas para aprender. A ese nivel de detalle.
No creo que sea por no haber cumplido la penitencia. Porque ha sido pública y notoria. Sellar enterita cada 50 páginas la gran enciclopedia Rialp. Todo por unas cuantas pajas. Menos mal que he estado entretenido – y solo – viendo la tragedia del estadio Heysel.
Entro en el despacho. La mirada del Padre me vigila desde lo alto. No, ese Padre al que me refiero no es Dios porque tiene gafas.
Siéntate me dice el cura. Todo de negro. Siempre con su cara amable. Y esa colonia que no soporto. Y esa cercanía que me hace oler hasta el revés del aliento.
Me lo suelta de golpe y no tengo tiempo reaccionar. Me quedo mudo. Sigue leyendo

Guía cristiana para votar

Christ Carrying the Cross 1580.jpg
De El GrecoWeb Gallery of Art:   Image  Info about artwork, Dominio público, Enlace

Tenemos que partir de la base que ningún partido político español o extranjero tiene un programa que sea autënticamente el seguimiento de la doctrina que Jesús de Nazaret nos dejó a la humanidad, pero sí podemos analizar y tener un criterio sobre las distintas propuestas que los partidos políticos hacen para ver que está acorde o no con la doctrina cristiana.

EL DERECHO A LA VIDA.

Es el derecho por esencia del hombre y la mujer, de los animales y del reino vegetal. Uno de los temas más polémicos con el que se intenta manipular el voto cristiano es el del aborto. Evidentemente, un cristiano no puede estar de acuerdo con el aborto porque la ciencia no es capaz de decir en qué momento un feto es un ser humano o no. Por lo tanto, los cristianos no queremos aborto. Pero sabemos que la prohibición del aborto no consigue que deje de haber abortos. De hecho, lo que se consigue es que las mujeres con capacidad económica aborten en clínicas privadas en otros países como Reino Unido y las mujeres sin recursos, aborten clandestinamente con el consiguiente riesgo de salud para feto (lógico) y madre.

Lo mejor es votar a partidos que mantengan una ley como la actual, que no evitando totalmente el aborto, ha reducido su número, facilitando a la mujer asesoramiento antes de la decisión.

Unida a esta política, hay que valorar los programas que lleven una educación sexual en métodos anticonceptivos  para las personas jóvenes para evitar embarazos no deseados.

El derecho a la vida se enfrenta a la pena de muerte. Un cristiano no puede votar a ningún partido que defienda esta condena fatal y sin remedio.

Sigue leyendo

El suicidio homosexual

Suicidio

Suicidio

En estos días se ha celebrado el aniversario de ínternet, o mejor dicho, sería el aniversario de la democratización de Internet, ese momento en que Internet llega a la población en general. Por ello, he estado recordando cuando descubrí yo Internet, que fue por 1995, aproximadamente.

Para un homosexual como yo, aquello fue una liberación. Porque Jerez siempre ha sido un pueblo de provincias y hasta esa fecha, era muy difícil conocer a otro homosexual a no ser que fuera por una página de contactos (el Cambalache, en aquella época) con todos los riegos que conllevaba.

Los homosexuales siempre hemos sido en algún momentos de nuestras vidas personas miedosas de que se supiera nuestra condición. Mi contacto con Internet fue un curso de informática en una academia. Me maravilló la web como herramienta de conocimiento, el correo electrónico, como manera de comunicación pero sobre todo el IRC como manera de liberación. El IRC era un chat donde habían muchos canales de todo tipo incluído el #gay. Cuando lo vi, sabía que aquello era la solución para conocer gente igual que yo y que estaba pasando lo mismo que yo. Recuerdo que dije ‘Hola’, que alguien me contestó y que apagué el ordenador de golpe. Sentí pánico. Pánico ante lo desconocido y pánico a que en la academia me descubrieran o que quien me contestó detectara donde estaba… ahora me río de aquello, pero la verdad es que la situación fue terrible.

En aquel canal #gay y en sus canales hermanos como #GayAndalucía o #GayCádiz conocí a muchas personas que hoy siguen siendo buenos amigos míos.

Recordando aquellos día en mi cuarto con mi ordenador (el móvil sólo servía para llamar o mandar un sms), gastando facturas de 20.000 pesetas al mes por conectarte a infovía a partir de las diez de la noche, dejando el teléfono de la casa comunicando… me acuerdo de muchas anécdotas. Pero quizás la que más me impactó fue la de un chico de 16 años que anunció en el canal de #GayAndalucía que se iba a suicidar porque no soportaba el ser gay, el tener que salir del armario, el que lo discriminaran , el que su familia lo supiera.

Tuvimos que hacer uso de lo que se llama ‘ingeniería social’. Hubo alguien que llamó a la policía, pero claro no sabíamos quién era ni dónde estaba. Con paciencia, y con miedo, entre todos descubrimos la edad, dónde estaba (en Sevilla capital), quienes eran sus padres (su madre era enfermera en un hospital de Sevilla) y gracias a esos datos, se consiguió localizar a la madre y que llegara a su casa a tiempo de evitar lo que hubiera sido la muerte de su hijo.

El ser homosexual no es nada fácil. Los tiempos han cambiado, es verdad. Pero aún es muy difícil. Parece que vienen tiempos oscuros con autobuses que quieren meternos a los homosexuales de nuevo en las carvernas, en aquellos sitios horrendos donde muchos han muerto suicidados o simplemente, de pena por el rechazo.

A quienes me leen: hagan lo posible para parar la homofobia. No voten a los partidos que no apoyen la libertad de las personas homosexuales. Son fáciles de detectar estos partidos: hablan de ideología de género o de lobbys LGTBI. Por favor, la vida de muchas personas dependen de sus votos. Y alguna persona de éstas, puede ser su hijo o hija, o hermanos o hermanas y ustedes no saberlo.

El disputado voto del señor Izquierdo

Elecciones Generales

Elecciones Generales 2019

Manolo Izquierdo es un personaje ficticio que podría ser usted, usted, o yo mismo.

Manolo Izquierdo tiene 53 años y siempre ha sido votante de izquierdas. Jamás dejó de votar. La primera vez que lo hizo le dieron bien en la frente porque votó que NO a la OTAN y salió un SÍ como una casa gracias a Felipe González, socialista él. Así comenzó su vida de desencantos electorales.

Manolo, decepcionado con el PSOE, le negó el voto y se lo dio a Izquierda Unida hasta que llegaron los atentados del 11 de Marzo y decidió que tenía que parar a esa derecha que nos llevó a una guerra y a unas consecuencias tan duras para España.

Se tapó la nariz  para no oler la corrupción, las traiciones y las mentiras del PSOE y votó socialismo a un Zapatero que ilusionó. Ilusionó con su ley de dependencia, sus leyes de educación o con sus bodas para todo el mundo. Hasta que vino el chasco. El ‘No nos falles‘, falló, rindiéndose a la banca y a una Unión Europea que nos llevó a la crisis más grande que ha conocido Manolo.

Manolo le negó el voto al PSOE y se lo dio Podemos.

Las crisis internas de Podemos, una Izquierda Unida desaparecida por la coalición, líderes incoherentes que hacen lo que no dicen, de nuevo volvió a Manolo a la desesperación y a lo peor, al aburrimiento. En las últimas andaluzas, votó a Andalucía Adelante, pero sin ilusión.

Manolo Izquierdo, como muchos andaluces, se quedó sin respiración cuando vio los resultados de las elecciones en Andalucía: la ultraderecha estaba aquí de nuevo, y las derechas de PP y Ciudadanos, en vez de rechazarlas, la abrazaban.

Ahora Manolo Izquierdo, y toda España, tiene que votar. Manolo sabe que tiene que parar a esta derecha y sabe que la única manera de conseguirlo es votar PSOE. Pero Manolo Izquierdo, sabe también, porque tiene 53 años, que si el PSOE obtiene una mayoría fuerte que no le haga depender de Podemos o los nacionalistas, pactará con el partido veleta, con Ciudadanos. Y de nuevo traicionará a la izquierda.

Dura disyuntiva la que tiene Manolo Izquierdo a la hora de decidir su voto. Cualquier opción que tome parece mala, pero siempre triunfará por lógica, las apuestas al caballo ganador.

 

El adiós y el hola de Inés Arrimadas

Inés Arrimadas y Albert Rivera, políticos catalanes constitucionalistas, en la Plaza de la Villa, en Madrid, España.jpg
De CARLOS TEIXIDOR CADENASTrabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

 

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos en Cataluña, ha decidido dejar su sitio en el Parlamento catalán y presentarse en las elecciones generales al Congreso de los Diputados y así entrar de lleno en la política nacional.

Me ha recordado esta estrategia política, porque no deja de ser una estrategia, a aquellos años 90 donde frente a un PSOE andaluz imbatible, los otros partidos presentaban a sus candidatos más carismáticos en algunas zonas , con la esperanza de tener un tirón electoral mayor. Recuerdo las candidaturas de Teófila Martínez o Pedro Pacheco a la presidencia de la Junta de Andalucía. Estrategia que no tuvo los resultados esperados.

Pienso que algo debe preocupar a Ciudadanos cuando utiliza la misma estrategia ahora con Inés Arrimadas.

Y algo tiene que ir mal porque Ciudadanos, a pesar de crecer en votos, no alcanza el poder que tuvo el PSOE ni en sueños.

Además, creo que su estrategia es equívoca al negarle el pan y la sal al PSOE, oponiéndose a pactar con ellos, cuando hasta ayer por la tarde estaban gobernando con ellos en la Junta de Andalucía.

Está estrategia es errónea para ellos, claro,  porque favorece a un voto útil al PSOE. Mucha parte de la izquierda pensará que un PSOE fuerte y sin que necesite a los independentistas, sea la única manera de frenar a las derechas.

Ciudadanos, con su política andaluza y su foto en la plaza de Colón de Madrid,  ha elegido ir en el ala del PP y VOX. Se les ve muy acomplejados por no decir que pactarán o hablarán con VOX , aunque la realidad es que necesitan de ellos para gobernar.

Ciudadanos sabe que si el PSOE tiene los apoyos parlamentarios de Ciudadanos,  no tendría que utilizar el apoyo de los independentistas ni quizás de un Unidos Podemos y se frenaría el avance de la derecha. Pero sus votantes más centrados y progresistas no se fían y no entienden esta negación. Porque ya han visto que unas veces dicen una cosa, y al otro día, hacen lo contrario.

Como liberales que son, se supone que lo que realmente quieren son las políticas económicas de PP y Vox, aunque para eso tengan que tragarse la doctrina añadida de la extrema derecha y llevarse por delante los derechos y las conquistas sociales de la parte más endeble de nuestra sociedad. El tiempo pondrá a cada cual en su escaño.

Un golpe de estado a las personas dependientes

Dependencia

Dependencia

La no aprobación de los presupuestos generales del Estado por el voto contrario de Partido Popular, Ciudadanos y los independentistas catalanes entre otros, ha supuesto un golpe de estado contra un colectivo, de los más vulnerables de los españoles: las personas dependientes.

Desde la página geriatricarea.com  leíamos que

Este pilar del Estado de Bienestar cuenta para este año con un incremento de 831 millones de euros, lo que permite alcanzar la mayor dotación para el sistema de dependencia, con 2.231 millones de euros. Además, las cuentas de 2019 recuperan la financiación por el Presupuesto del Estado de las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia, con 315 millones de euros.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado también elimina el copago farmacéutico para los pensionistas cuya renta sea inferior a 11.200 euros y para las personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. Esta medida beneficiará a más de 6,8 millones de personas.

Nuestro gozo en un pozo. Las derechas y los independentistas catalanes tendrán que explicar uno a uno, a todas las personas dependientes, a sus familiares, a sus cuidadores, porque le han dicho NO a avance social tan justo. Tendrán que explicar por qué dijeron NO con aplausos y con risas.

Las personas dependientes y sus familiares hemos visto con mucho dolor, como las derechas y los independentistas catalanes han sido insensibles a un problema tan grande, que en España va en aumento cada día.

Hacer patria, ser patriota es defender a tu ciudadanía y especialmente a los más vulnerables. La bandera de España ondea a medio gas si sus mayores sufren. Si sus personas más vulnerables sufren. No hay patria si hay sufrimiento. No hay España gloriosa si sus mayores sufren. No hay unidad si una España vive de espaldas a sus mayores.

Me pregunto que humanismo cristiano defienden las derechas y los independentistas catalanes si han abandonado por sus intereses electorales a los mayores.

Que cada voto en las próximas elecciones lleve en el pensamiento a nuestras personas mayores. Porque no olvidemos, todos, todas, llevamos una persona dependiente y una persona mayor encima: nosotros mismos.

@asaborido