La #MarchaVida2015 en #Jerez se desinfla y se convierte en ‘mesa informativa’ #MarchaVida

(c) El Roto

Quien me conoce sabe que no me gusta el aborto, que estoy en contra de él. Pero no por ninguna convicción religiosa, sino porque no tengo claro en que momento de la vida del embrión deja de ser un bebé para no se nada como dicen algunas personas.

Sin embargo, eso no quita de que no esté de acuerdo con una regulación del aborto, porque es una realidad que está ahí, nos guste o no.

Prohibir el aborto no evita el aborto. Lo único que consigue es que las mujeres con posibles – como bien explica la viñeta de El Roto – se vayan a abortar a Londres con toda la discrección del mundo y las que se quedan aquí, caen en manos del carnicero de turno, muriendo en muchas ocasiones la madre y el hijo.

El aborto sólo se evita utilizando métodos anticonceptivos – y aún hay colectivos en contra de ellos – y con una educación responsable.  Pero mientras no lleguemos a esto, necesitamos una ley como la que hay.

El Partido Popular no cumplió sus promesas al colectivo con ese nombre tan raro autodenominado los ‘provida’, como si el resto de la humanidad no estuviera a favor de la vida y que luego no se les ve antes las guerras y lo que vemos cada día contra la infancia, como la pederastia, y las organizaciones están muy enfadadas con el PP.

Por eso, mañana, Derecho a Vivir convocan una marcha en toda España para recordarle a Rajoy que están ahí, y que les pueden negar su voto si no cambian la ley a las que ellos quieren.

En Jerez, no hay marcha, ni apenas concentración. Sólo una mesa informativa. Lejos quedan aquellos tiempos en que se utilizaban estas cosas por parte de determinados colectivos para desgastar al Gobierno de Zapatero y al que acudía la candidata al Senado por el PP, María José García Pelayo, que desconozco que postura tiene ahora en este tema, ya que algunos diputados del PP que se manifestaron en contra del aborto, no repiten en lista.

Ahora parece que o bien no tienen las mismas ganas o no tienen fuerzas. Sólo una mesa informativa en la Plaza del Caballo. Un sitio por el que pasa muy poca gente andando comparado con otros. Mejor la mesa en la Alameda Vieja, que está llena de gente. Pero bueno, ya digo, hay falta de fuerzas, o de ganas o de ideas. O de las tres. O de nada. Ellos mismos.

Hoy con todas las mujeres en el #DiaContraelCancerdeMama @VozdelSurJerez #Jerez

Tener cáncer de mama hay que contarlo. Aunque no tengas ganas. Las otras mujeres enfermas o recién enfermas necesitan de la compañía y que le cuenten. Recuerdo a mi hermana cuando se encontró a alguien con cáncer de mama y ésta le contó que estaba perfectamente, que los tratamientos de quimio y de radio no le habían afectado en absoluto. Eso hundió a mi hermana porque pensaba que todo lo peor le estaba pasando a ella. Luego, nos enteramos que esta mujer pasó lo suyo en los tratamientos. ¿Para qué mintió? ¿Por qué oculto su sufrimiento? Sus razones tendría, no la culpo. La enfermedad te afecta también a tu manera de ser a tu manera de reaccionar, pero a mi hermana ese compartamiento le hizo mucho daño. La enfermedad, hay que contarla y no tienes que convertirte en un Titán para demostrar que eres fuerte. Eres humana, somos humanos y somos débiles. Tenemos derecho a ser débiles, porque cuando somos débiles seguro que tenemos alguien que es o se hace el fuerte para ayudarnos a nuestro lado.

Fuente: La voz del Sur

No te pierdas este artículo en La Voz del Sur.