“Te quise como si fuera posible” de @AbrilCamino #Reseña #Libros #Novelas #LGTB #LGTBI

Te quise como si fuera posible

Te quise como si fuera posible

Estas grandes empresas corporativas de internet, como Amazon, hay veces que te dan miedo porque les damos tantos datos personales que cuando te recomiendan algo parece que te conocen mejor que tu madre.

Eso me ha ocurrido con la recomendación de un libro. Me interesa la literatura LGTBI porque soy gay por causas obvias y siempre estoy mirando algún libro que me pueda interesar. En una de las últimas recomendaciones según mis búsquedas, me apareció el libro de Abril Camino ‘Te quise como si fuera posible’.

Reconozco que el título me rayó un poco. No lo veía muy claro ¿Qué querría decir? Una vez leída la novela, cobra todo su significado. La novela tiene una extensión de unas 70.000 palabras.

Esta es la introducción a la novela que hace la autora:

Sigue leyendo

LA ORIENTACIÓN DEL VOTO CRISTIANO EN LAS ELECCIONES

Culto

Culto

De nuevo llegan las elecciones y con ella, como el turrón por Navidad, las presiones de los obispos, pastores protestantes, etc.. para influir en el voto cristiano. Realmente esta presión no es necesaria porque el Evangelio es muy claro a la hora de ayudar a pensar qué partido es el que más se acerca a los valores del Evangelio, que no es otra cosa que un modelo de vida, una guía a seguir según lo que Jesús de Nazaret nos enseñó. Pero el clero y las organizaciones protestantes caen en el error de anteponer sus intereses como colectivo a los del mismo Evangelio y así orientan el voto dependiendo de cuestiones a las que Jesús no dedicó ningún tiempo, como es la creación de empresas dedicadas a la sanidad o la educación, a inmiscuirse en asuntos personales de la gente como son las relaciones sexuales o influir para votar a tal o tal partido porque esos les regalan inmuebles o no le cobran impuestos, por poner algunos ejemplos.

Pero Jesús es bien claro en su Evangelio. Es verdad que no podemos saber a ciencia cierta a quién votar, porque ningún partido tiene un programa igual al que Jesús plantea. Pero sí podemos averiguar a qué partidos no debemos votar los cristianos y cuales se les acerca más..

Sigue leyendo

Tengo miedo al señor cura

Orgullo LGTBI

ORGULLO LGTBI

Tengo angustia. El cura me ha llamado a su despacho y no sé por qué. Estoy en plazo para no confesarme. Son quince días entre una confesión y otra. Y hará tres o cuatro que la hice. Mentí como siempre. Sé que estoy en pecado mortal pero no quiero contarle al cura las cosas que me pregunta. Que si hago actos impuros. Pues claro que sí, los pienso y los hago. Pero no le voy a dar detalles.
Sus preguntas me incomodan. La masturbación es la masturbación, no sé por qué esa obsesión por afinar tanto. Por lo visto, me explicó, se masturba uno por delante. Pero también se puede uno masturbar por detrás. Lo que aprende uno durante una confesión. Un chico de 18 años en los años 80 tampoco es que tuviera muchas formas para aprender. A ese nivel de detalle.
No creo que sea por no haber cumplido la penitencia. Porque ha sido pública y notoria. Sellar enterita cada 50 páginas la gran enciclopedia Rialp. Todo por unas cuantas pajas. Menos mal que he estado entretenido – y solo – viendo la tragedia del estadio Heysel.
Entro en el despacho. La mirada del Padre me vigila desde lo alto. No, ese Padre al que me refiero no es Dios porque tiene gafas.
Siéntate me dice el cura. Todo de negro. Siempre con su cara amable. Y esa colonia que no soporto. Y esa cercanía que me hace oler hasta el revés del aliento.
Me lo suelta de golpe y no tengo tiempo reaccionar. Me quedo mudo. Sigue leyendo

Por qué es necesario que un niño de doce años sepa qué es ser gay

Colegio

Colegio

Hay una polémica ahora provocada por los de siempre que dicen que se les está enseñando a los niños en los colegios a ser gay. Adoctrinando, dicen ellos. Ya saben. Los de siempre, esos machotes que continuamente están persiguiendo al movimiento gay, pero que con los casos de pederastia que se dan en el mundo, callan.

Les voy a explicar por qué un niño de diez, once , doce años necesita saber qué es ser gay.

Allá por los setenta, la educación sexual en España no existía. La mujer la padecía en primer lugar en sus propias carnes. Sé por casos cercanos – muchos, tal vez demasiados – que las mujeres no tenían ni idea de lo que era la mestruación antes de que les llegara. Lo sé por mi hermana, que no sabía nada y pensó que se moría cuando le vino. Mi madre hizo lo que se hacía entonces. No decir nada. Pero cuando vio la que montó mi hermana decidió que yo iba a aprender sexualidad. No es que ella supiera mucho, la pobre, imaginen la educación sexual de una mujer que creció en la dictadura franquista. Pero tuvo las suficientes luces para comprarme revistas y libros. ‘Que aprenda con eso y no en la calle’ la escuché una vez decir a una vecina cuando ésta le recriminaba porque me vió una vez con esas revistas. Sí, yo soy hijo del consultorio sexológico del Pronto, del Nuevo Vale y del LIB que compraban mis primos.

Sigue leyendo

La decepción con el Papa Francisco y su homofobia

Muchas personas se han sentido decepcionadas por el Papa Francisco y sus declaraciones homófobas.

A ver. Esto es por desconocimiento de la doctrina católica que existe entre los católicos, que se dedican más al culto de imágenes y no tienen ni idea porque no están formados sobre la doctrina de la Iglesia Católica.

El papa Francisco no es un Papa nuevo. Ni revolucionario. Es como todos. Lo único, que sonríe y tiene una cara amable. Pero en el fondo, es lo mismo que Juan Pablo II o Benito XVI.

El rechazo a la persona homosexual no lo saca la Iglesia Católica de los Evangelios donde no hay ni una palabra de Jesús a los homosexuales. Lo saca del Antiguo Testamento, un libro mitológico, machista, homófobo y violento, y de las palabras de Pablo de Tarso. Pero Jesús, que es el que importa, no dijo nunca nada contra las personas homosexuales.

La homofobia de la Iglesia Católica queda retratada en su Catecismo, algo que usted, católico que me lee, levante la mano si lo ha leído. Si por si acaso, como me temo, no lo ha hecho, más abajo le copio los puntos homófobos de la doctrina de la Iglesia Católica, que en resumen lo que dice es que el homófobo será aceptado en la Iglesia Católica mientras permanezca casto. En el momento en que ‘practique’ la homosexualidad, estará en pecado, y por tanto, fuera de la Iglesia si no tiene ‘arrepentimiento’.

Sigue leyendo

Guía cristiana para votar

Christ Carrying the Cross 1580.jpg
De El GrecoWeb Gallery of Art:   Image  Info about artwork, Dominio público, Enlace

Tenemos que partir de la base que ningún partido político español o extranjero tiene un programa que sea autënticamente el seguimiento de la doctrina que Jesús de Nazaret nos dejó a la humanidad, pero sí podemos analizar y tener un criterio sobre las distintas propuestas que los partidos políticos hacen para ver que está acorde o no con la doctrina cristiana.

EL DERECHO A LA VIDA.

Es el derecho por esencia del hombre y la mujer, de los animales y del reino vegetal. Uno de los temas más polémicos con el que se intenta manipular el voto cristiano es el del aborto. Evidentemente, un cristiano no puede estar de acuerdo con el aborto porque la ciencia no es capaz de decir en qué momento un feto es un ser humano o no. Por lo tanto, los cristianos no queremos aborto. Pero sabemos que la prohibición del aborto no consigue que deje de haber abortos. De hecho, lo que se consigue es que las mujeres con capacidad económica aborten en clínicas privadas en otros países como Reino Unido y las mujeres sin recursos, aborten clandestinamente con el consiguiente riesgo de salud para feto (lógico) y madre.

Lo mejor es votar a partidos que mantengan una ley como la actual, que no evitando totalmente el aborto, ha reducido su número, facilitando a la mujer asesoramiento antes de la decisión.

Unida a esta política, hay que valorar los programas que lleven una educación sexual en métodos anticonceptivos  para las personas jóvenes para evitar embarazos no deseados.

El derecho a la vida se enfrenta a la pena de muerte. Un cristiano no puede votar a ningún partido que defienda esta condena fatal y sin remedio.

Sigue leyendo

El suicidio homosexual

Suicidio

Suicidio

En estos días se ha celebrado el aniversario de ínternet, o mejor dicho, sería el aniversario de la democratización de Internet, ese momento en que Internet llega a la población en general. Por ello, he estado recordando cuando descubrí yo Internet, que fue por 1995, aproximadamente.

Para un homosexual como yo, aquello fue una liberación. Porque Jerez siempre ha sido un pueblo de provincias y hasta esa fecha, era muy difícil conocer a otro homosexual a no ser que fuera por una página de contactos (el Cambalache, en aquella época) con todos los riegos que conllevaba.

Los homosexuales siempre hemos sido en algún momentos de nuestras vidas personas miedosas de que se supiera nuestra condición. Mi contacto con Internet fue un curso de informática en una academia. Me maravilló la web como herramienta de conocimiento, el correo electrónico, como manera de comunicación pero sobre todo el IRC como manera de liberación. El IRC era un chat donde habían muchos canales de todo tipo incluído el #gay. Cuando lo vi, sabía que aquello era la solución para conocer gente igual que yo y que estaba pasando lo mismo que yo. Recuerdo que dije ‘Hola’, que alguien me contestó y que apagué el ordenador de golpe. Sentí pánico. Pánico ante lo desconocido y pánico a que en la academia me descubrieran o que quien me contestó detectara donde estaba… ahora me río de aquello, pero la verdad es que la situación fue terrible.

En aquel canal #gay y en sus canales hermanos como #GayAndalucía o #GayCádiz conocí a muchas personas que hoy siguen siendo buenos amigos míos.

Recordando aquellos día en mi cuarto con mi ordenador (el móvil sólo servía para llamar o mandar un sms), gastando facturas de 20.000 pesetas al mes por conectarte a infovía a partir de las diez de la noche, dejando el teléfono de la casa comunicando… me acuerdo de muchas anécdotas. Pero quizás la que más me impactó fue la de un chico de 16 años que anunció en el canal de #GayAndalucía que se iba a suicidar porque no soportaba el ser gay, el tener que salir del armario, el que lo discriminaran , el que su familia lo supiera.

Tuvimos que hacer uso de lo que se llama ‘ingeniería social’. Hubo alguien que llamó a la policía, pero claro no sabíamos quién era ni dónde estaba. Con paciencia, y con miedo, entre todos descubrimos la edad, dónde estaba (en Sevilla capital), quienes eran sus padres (su madre era enfermera en un hospital de Sevilla) y gracias a esos datos, se consiguió localizar a la madre y que llegara a su casa a tiempo de evitar lo que hubiera sido la muerte de su hijo.

El ser homosexual no es nada fácil. Los tiempos han cambiado, es verdad. Pero aún es muy difícil. Parece que vienen tiempos oscuros con autobuses que quieren meternos a los homosexuales de nuevo en las carvernas, en aquellos sitios horrendos donde muchos han muerto suicidados o simplemente, de pena por el rechazo.

A quienes me leen: hagan lo posible para parar la homofobia. No voten a los partidos que no apoyen la libertad de las personas homosexuales. Son fáciles de detectar estos partidos: hablan de ideología de género o de lobbys LGTBI. Por favor, la vida de muchas personas dependen de sus votos. Y alguna persona de éstas, puede ser su hijo o hija, o hermanos o hermanas y ustedes no saberlo.