Otoño cofrade en Jerez: 17 procesiones 17

Fotografía : Ayuntamiento de Jerez.

Fotografía : Ayuntamiento de Jerez.

Hace unos dos mil años, en el imperio romano, nació un hombre que se llamó a sí mismo (y lo llamaron otros. De hecho, cientos de años antes ya habían profetizado su aparición) el Hijo de Dios. Este hombre (y no es misión de esta columna la discusión sobre su divinidad o no) dio un mensaje de paz y amor que se resumió en amar a un Dios único sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. De ahí, y por el nombre de este hombre, Jesucristo, nació la religión cristiana, que a lo largo de los tiempos y hasta hoy, tiene muchas vertientes. La más importante, la católica. Claro, antiguamente, se hablaba en latín, y la Iglesia Católica siguió utilizando este idioma a pesar de que en cada región de la Europa de entonces y las colonias después, habían surgido idiomas nuevos con raíz latina.

El pueblo llano no entendía nada de lo que la Iglesia contaba desde sus púlpitos y menos aún, leía, porque no sabían leer. Así que decidieron hacer imágenes – chocando con lo que dice la Biblia – de actos que representaban escenas de la vida de Jesús. Y ya puestos, por determinadas fiestas religiosas, decidieron sacar esas imágenes a la calle para que el pueblo las viera y extender la fe y el conocimiento de la vida de Jesús.

Ese es muy someramente el origen de las procesiones.

Sigue leyendo

En la Iglesia de Santiago, campanas tocan a…

Fotografía  Juan Carlos Toro – La voz del Sur @carletetoro

Ya en su día me quejé de la inversión de dinero público en la Iglesia de Santiago. No me hicieron caso, como era normal y natural. Sigo pensando, como cristiano, que es más importante el templo que está en el prójimo – la persona – que cualquier otro templo que construyamos de piedra.

Pero bueno, ya que está terminada la restauración de Santiago no puedo más que alegrarme, porque hay que reconocerlo: es una obra de arte que hay que preservar. Yo no critico a la restauración en sí. Dios me libre. No se puede dejar caer una obra así. Lo que no me gusta son los métodos y las maneras.

La apertura de Santiago tiene dos vertientes para estar felices: una, la propiamente religiosa. El barrio tendrá de nuevo su lugar de culto. Veremos la iglesia de Santiago todas las tardes llena en la misa diaria y sobre todo los fines de semana y no digamos ya en cuaresma o semana santa. Eso es vida para el barrio y para el centro de Jerez.

Por otro lado, la manifestación propia de los sacramentos convertidas en bodas, bautizos y comuniones, les dará mucho visitante al barrio que unido al turismo, será fuente de riqueza.

Pero no hay que olvidar una cosa y es la transparencia. Este ciudadano y Jerez entera, tenemos que saber cuántos euros de dinero público se ha invertido en la reapertura del templo. ¿Por qué? Porque es de justicia y sobre todo por la peculiaridad de la Iglesia Católica, que en una de sus muchas facetas, se dedica a discriminar o criticar a determinados colectivos: dígase impedir a la mujer acceder a los mismos puestos que los varones, condenar el divorcio, el uso de anticonceptivos, pedir la castidad a las personas homosexuales, etc, etc… Pueden haber ciudadanos y ciudadanas, que con razón, se sientan ofendidos en que parte de sus impuestos vayan a parar a una organización por la que sienten que no les tratan bien. O sencillamente, puede haber personas que no crean en Dios ni mucho menos en las distintas religiones y no quieran que sus impuestos vayan a tal cuestión.

También deberíamos saber el porcentaje del dinero invertido por el Estado – o sea, todos nosotros y nosotras – para que en caso de que el templo produjera riqueza a través de bodas, eventos culturales, etc… supongo yo que alguna parte de los beneficios nos corresponderá ¿no? El Estado también están en posición de exigir horarios abiertos para visitas y demás cuestiones que crea conveniente. Porque si hay dinero público en el templo, ya éste no es sólo de la Iglesia. Es de la Iglesia y también de la ciudad de Jerez. Sólo hay que ver a cuánta parte tocan.

Por otro lado, la Iglesia Diocesana debería plantearse mejor su economía. Cualquier asociación cuando quiere comprar algo o tiene que pagar algo, el gasto lo reparte entre los socios que puedan pagar. La Diócesis debería hacer también lo mismo. Coger la lista de bautizados mayores de 18 años de la diócesis de Jerez, y sugerirles pagar una cantidad de dinero para el sostenimiento de la misma, de acorde a su patrimonio y sus circunstancias. Estoy seguro que con el gran número de católicos y católicas que hay en la diócesis, se puede conseguir muchas cosas y que estos lo comprenderán. Sólo es cuestión de conciencia y concienciar que la Iglesia Católica y cualquier organización religiosa debe ser autosuficiente.

¿A qué Iglesia escuchamos? ¿A Cáritas o a los obispos?.

El último informe de Cáritas sobre su actuación en Jerez es demoledor. Para salir huyendo. De hecho, mucha gente de Jerez, huye.
Nadie mejor que esta organización católica conoce la situación de pobreza en Jerez. Ellos le ven directamente la cara al pobre, aunque en el caso jerezano, le ven mucho más la cara a la pobre, porque es la mujer la que se lleva el récord en las estadísticas. De hecho, en la película jerezana Techo y Comida, que el papel protagonista sea una mujer no debe ser casualidad.
La labor de Cáritas es encomiable. No tiene discusión alguna. Quienes conocemos el Evangelio, sabemos lo difícil que es llevarlo a cabo. Por eso aún más elogiamos el compromiso cristiano que todas las personas que trabajan en Cáritas hacen. Eso era lo que quería Jesús. Y esas son las procesiones donde está Jesús. En las colas de las gentes que no tienen nada y sólo les queda una cosa: la vergüenza de tener que pedir.
Sin embargo, también nos cuenta La Voz del Sur que Jerez ha tenido en apenas 40 días 23 procesiones. De las otras. De las del postureo. Las de la fiesta. Las del folckore. Y las de la fe. Porque me consta que va gente con fe, aunque sea una fe mal entendida por ser mal catequizada por parte de quien le corresponde enseñar la doctrina cristiana.
Yo estoy plenamente convencido de que esas procesiones, las de las muestras del poder religioso ante el poder civil, no tienen nada que ver con Jesús. De hecho, el Nazareno las ridiculizó. Entre en Jerusalén montado en una burra.
La procesión: ese recurso que tienen algunos curas incapaces de llenar sus parroquias si no es de esa forma y a través de bodas y comuniones. El papa Francisco lo tiene muy claro. Pero en su tropa no se enteran.
Cáritas le da la vuelta a la moneda. Frente a la procesión, la posición y el compromiso. Posicionarse al lado del pobre. Y en una postura muy difícil, ya que la caridad está muy cercana a la condescendencia y hay muchos aprovechados que se valen de ella, tanto para recibir como para dar. Pero ahora, lo importante es comer. Cuando esté el estómago lleno, entonces discutiremos de teologías. Con hambre no se piensa nada más que en comer.
Pero es sorprendente también la postura de los obispos. Apoyan a Cáritas sin pudor, pero luego, cuando les escuchas en sus homilías o en sus medios de comunicación, dígase 13TV, dígase COPE, dígase Radio María,  ves que toman una postura muy cercana a determinado partido político. Nunca te dirán a que partido votar. Pero te lo ponen tan claro que ya saben. Blanco y en botella.
Llegan las elecciones y los obispos marcarán el camino del votante católico. Pero llegan tarde, porque Cáritas con sus recomendaciones también encamina el voto. : Garantizar los ingresos en los hogares con pobreza severa, garantizar el acceso a la salud de todas las personas y eliminar el copago sanitario, tener derecho a una vivienda digna y adecuada, empleo digno, salario justo, economía social, solidaria y ambiental, garantizar los derechos humanos de las personas extranjeras, y más cosas que pueden consultar aquí.
Obviamente las propuestas de Cáritas no coinciden con las políticas que vienen de la Unión Europea ni la de los partidos que parecen siempre recomendar los obispos. Más bien estas propuestas son de los partidos de la izquierda.
El católico no debe dirigir exclusivamente el voto por el aborto o la enseñanza de religión en las escuelas, temas estrella de cualquier campaña política en las homilías. Hay más asuntos como los que plantea Cáritas. Que un niño pase hambre de comida y de educación por las políticas liberales también es abortar. No olvidemos que muchas mujeres abortan porque la política liberal no les permite criar un hijo. Quien decide abortar no es la mujer. Es el mismo sistema que prohíbe el aborto el que te obliga abortar. El que deja a la mujer en un callejón sin salida. Qué paradoja.
Llegan las elecciones y los católicos, la comunidad religiosa más grande de España guiarán su voto por lo que le diga la Iglesia. Lo que no sabemos es a que Iglesia van a escuchar: si a la de la Conferencia Episcopal o a la de Cáritas.

Maltrato animal en la romería de El Rocío.

FOTO: PACMA

No sé cómo no las apañamos para darle la vuelta a las cosas.  En Andalucía, somos muy dados al culto religioso a la muerte. Basta ver como celebramos el día de los difuntos o contar cuántos pasos de Jesús previo a la muerte o muerto tenemos, frente a uno sólo resucitado.

Pero por si no nos bastaba, cuando tenemos fiestas en las que se celebra la vida, la volvemos a aderezar con una dosis de muerte. Parece que no podemos vivir sin ver morir o sufrir a alguien.

Este sufrir siempre le toca a los más débiles: al mundo animal.

La Resurreción se celebra en muchos pueblos de Cádiz con la tortura y muerte de animales – los toros- por las calles de varios pueblos de la provincia, por cierto, ya en el punto de mira de la gente sensible al maltrato animal y que puede hacer mella en el potencial turístico de dichos pueblos. A ningún ayuntamiento le gustará que el nombre de su municipio lleve el apellido en los buscadores de internet como ‘Pueblo donde se permite el maltrato animal’.

Ahora, de nuevo una fiesta religiosa que debería ser alegre – Pentecostés o la llegada del Espíritu Santo para los católicos – y transformada por arte de birlibirloque antropológico, que no vamos a detallar aquí, en la Romería del Rocío, se convierte en un drama para los animales que participan de ella.

No es nuevo. Las fotografías que el Partido Animalista PACMA publicó el año pasado ponen los pelos de punta y que ustedes pueden ver aquí.

¿Quién tiene la culpa? La culpa la tenemos todas las personas. Pero unas más que otras.

Por supuesto, el primer culpable es quien está a cargo de un animal. Es responsable absolutamente de lo que le ocurra.

Son responsables las distintas Hermandades del Rocío. Tienen que hacer una catequesis a sus hermanos explicándoles que maltratar a un animal va en contra de la Ley de Dios. A pesar de que haya curas que crean que el maltrato está permitido por el cristianismo. NO. No se puede maltratar a un animal si se es cristiano. No estaría mal que se leyeran la vida de San Francisco de Asís.

Son responsables también los obispos, por supuesto. Algunos hasta van a la Romería y deberían actuar contra esto.

Y por último, la Administración, o sea, y por responsabilidad en el voto, todos los electores que votan a quien gobierna y que no exigen a quienes están en la oposición. ¿Qué controles hace el gobierno Andaluz? ¿Qué medidas toma para que esto no ocurra? ¿Son suficientes? Por lo que vemos: NO.

Ojalá que el año que viene no tengamos que hablar de lo mismo.

Y este artículo tendría que seguir hablando de otras víctimas de la Romería del Rocío: el reino vegetal y en concreto todo el ecosistema del Coto de Doñana.

¿No hay otra alternativa para ir a Huelva que tener que atravesar el Parque Nacional? ¿Y si hay un incendio? ¿Es de recibo meter una romería de estas características por este recinto? ¿Cómo afecta a las especies animales y vegetales que ahí habitan? Eso sería ya para otro debate.

Descansen en paz los animalitos que se dejan la vida en la Romería y pidamos a sus torturadores que no lo vuelvan a hacer y al Gobierno que no los dejen hacer.

Hossana, que te vamos a matar #Jerusalén #DomingodeRamos

Hosanna_1

La Semana Santa para un cristiano es un fracaso pero no han dado las vueltas para que lo veamos como una fiesta. Luego, a la fiesta que es la resurreción también le dan la vuelta para que veamos que es la muerte, y lo celebran torturando animales por las calles de Andalucía. Porque el caso es que no te enteres del mensaje de Jesús, que se resume muy fácilmente: ama a tu prójimo. Quizás esa sea la explicación de por qué la gente se queda admirando estatuas de Jesús, mientras el Jesús que está en el prójimo se muere en las fronteras de Macedonia o en Africa. Por cierto, Hossana, que te vamos a matar.

 

Ya da igual que llueva en #SemanaSanta en #Jerez

image

Sí, ya da igual. Que lloviera significaba que la procesión no saldría hasta el año que viene. Si no volvía a llover, claro.  Pero hoy… Ya da igual. Las hermandades pueden salir con cualquier motivo ‘extraordinario’ en cualquier momento del año. De hecho,  ya vimos a un nazareno en Navidad en las calles jerezanas. Evento que yo como cristiano viví como un insulto a mi fe de parte de quienes se supone que saben lo que hacen.
Lo dicho. Ya no es lo mismo.  Lo extraordinario lo han convertido en ordinario. Si Don Rafael levantara la cabeza!!

Homosexuales en cofradías y hermandades. Igualdad ¿Para cuándo?

No todo en la Iglesia es igual.

No todo en la Iglesia es igual. Acto religioso contra la homofobia hecho por cristianos/as en Sevilla.

 

En menudo jardín se metió la delegada de – esperen que busque a ver cómo se llama ahora esa concejalía – Igualdad, Acción Social y Medio Rural del Ayuntamiento de Jerez en el instante en el que escribo esto – Carmen Collado al hacer unas declaraciones con respecto a la situación de la mujer dentro de las hermandades jerezanas. Ha tenido una respuesta rápida por parte de las hermandades, cómo cabía esperar. Para otras cosas, dígase situación de los refugiados sirios y el mandato de Francisco, son mucho más lentas.
Yo creo que la Delegada se ha confundido al valorar el papel de la mujer en las hermandades. Como bien se ha dicho por sus portavoces, la mujer en las cofradías jerezanas está plenamente integrada en cualquier puesto que se quiera. Bien es verdad que la presencia no es mayoritaria entre los hermanos mayores, pero ya es cuestión de las mismas mujeres, si quieren acceder o no. No hay nada que se lo impida.
También la imagen que se da al exterior puede que no vaya en consonancia con la realidad. En algunos besamanos del pasado fin de semana vi como el varón cofrade estaba de pie, vestido de chaqueta, dando vueltas por el templo y las mujeres, sentadas en una mesa donde vendían todo tipo de estampitas, llaveros y demás quincalla de tema cofrade. Una típica estampa que puede dar lugar a equívocos.
Porque partamos de una base: la mujer en la Iglesia Católica es un cero a la izquierda, desde el mismo momento en el que se les impide acceder a determinadas funciones por el mero hecho de ser mujer. Y me refiero principalmente a la del sacerdocio. No me vale esa excusa de que Jesús eligió a los apóstoles varones. ¿Qué iba a hacer en la Jerusalén de hace dos mil años? También se apareció primero a una mujer cuando resucitó y los sabios – varones, claro – de la Iglesia, nunca le hicieron caso a esto.
Sin embargo, sí hay un colectivo que no mencionó la Delegada dentro del mundo de las hermandades que merecería un reconocimiento por parte de estas. Me refiero al colectivo gay cofrade.

Sigue leyendo