Y su Dios no escuchó sus oraciones

Card. Canizares (30279529724)
Con motivo de la investidura del presidente del gobierno de España, la jerarquía de la Iglesia Católica se ha mostrado ‘muy preocupada’ y un cardenal, el ínclito arzobispo de Valencia, señor Cañizares, invitó a los fieles ‘a orar’ por el bien de España. Visto los resultados, pueden haber ocurrido varias cosas: que los fieles no hayan orado o que, en caso de que hubieran orado, su dios no les haya hecho caso.

Los jerarcas católicos cometen un gran error, no sé si a sabiendas o por ignorancia. Éste consiste en dar una imagen de Dios equivocada, de un ente que ‘vive’ en algún lugar y se dedica a hacer y deshacer nudos según su propia voluntad. Este Dios ‘banquero’ que da a cambio ‘de’ no es el Dios que Jesús muestra en su Evangelio. Esta manera supersticiosa de enseñar a Dios, ha convertido para mucha gente la religión católica en un conjunto de ritos muy parecido al que utilizaban las primeras civilizaciones cuando se encontraban ante situaciones difíciles.

Sigue leyendo

¿Sabemos lo que hicimos el último domingo?

Fascismo

Fascismo

Las últimas elecciones generales nos tiene asombrados a todo el mundo por los resultados. Es lo que tiene votar con las tripas y no con el cerebro. Votar cansados, hartos, con más ganas de castigar a una clase política, que se merece un buen escarmiento por obligarnos a repetir elecciones como si hubiéramos votado mal, que votar a partidos políticos que nos solucionen los problemas.

La ciudadanía ha tirado la toalla. Ya no votan a los políticos para esa solución de problemas. Es que ven a la política como un problema. Han dado por perdidas sus pensiones, sus derechos laborales. No creen en una ley de dependencia que nunca les llega. Se han acostumbrado a morirse esperando en una lista de espera. ¿Qué les queda ya para ilusionarse?

Sigue leyendo

LA ORIENTACIÓN DEL VOTO CRISTIANO EN LAS ELECCIONES

Culto

Culto

De nuevo llegan las elecciones y con ella, como el turrón por Navidad, las presiones de los obispos, pastores protestantes, etc.. para influir en el voto cristiano. Realmente esta presión no es necesaria porque el Evangelio es muy claro a la hora de ayudar a pensar qué partido es el que más se acerca a los valores del Evangelio, que no es otra cosa que un modelo de vida, una guía a seguir según lo que Jesús de Nazaret nos enseñó. Pero el clero y las organizaciones protestantes caen en el error de anteponer sus intereses como colectivo a los del mismo Evangelio y así orientan el voto dependiendo de cuestiones a las que Jesús no dedicó ningún tiempo, como es la creación de empresas dedicadas a la sanidad o la educación, a inmiscuirse en asuntos personales de la gente como son las relaciones sexuales o influir para votar a tal o tal partido porque esos les regalan inmuebles o no le cobran impuestos, por poner algunos ejemplos.

Pero Jesús es bien claro en su Evangelio. Es verdad que no podemos saber a ciencia cierta a quién votar, porque ningún partido tiene un programa igual al que Jesús plantea. Pero sí podemos averiguar a qué partidos no debemos votar los cristianos y cuales se les acerca más..

Sigue leyendo

El domingo vota para que podamos seguir votando

Te voy a pedir un favor. El domingo piensa en ti. En tu sueldo. En tu derecho al matrimonio. En la beca de tus hijos. En tu futura pensión. En que te hará falta algún día un TAC o una operación quirúrgica y necesitarás una seguridad social que te la pague. En que tu vecino inmigrante te puede necesitar y que tú puedes necesitar de él. Piensa en tu mascota. Piensa en nuestros campos, en nuestros mares, en nuestro aire. Piensa en lo que comes. Piensa en tu derecho a informarte. Piensa en las personas mayores porque tú también vas a ser mayor. Por las mujeres, para que no las maten. Para que tus vecinos no tengan pistolas en casa…

Y cuando pienses todo esto, vota. Ve a votar. Por quienes no pueden hacerlo en otros países del mundo. Por los que murieron en España para que tú pudieras votar. Vota. Vota. Vota pensando en ti, que seguro que aciertas para el bien de España.
Vota para que podamos seguir votando.

@asaborido

Guía cristiana para votar

Christ Carrying the Cross 1580.jpg
De El GrecoWeb Gallery of Art:   Image  Info about artwork, Dominio público, Enlace

Tenemos que partir de la base que ningún partido político español o extranjero tiene un programa que sea autënticamente el seguimiento de la doctrina que Jesús de Nazaret nos dejó a la humanidad, pero sí podemos analizar y tener un criterio sobre las distintas propuestas que los partidos políticos hacen para ver que está acorde o no con la doctrina cristiana.

EL DERECHO A LA VIDA.

Es el derecho por esencia del hombre y la mujer, de los animales y del reino vegetal. Uno de los temas más polémicos con el que se intenta manipular el voto cristiano es el del aborto. Evidentemente, un cristiano no puede estar de acuerdo con el aborto porque la ciencia no es capaz de decir en qué momento un feto es un ser humano o no. Por lo tanto, los cristianos no queremos aborto. Pero sabemos que la prohibición del aborto no consigue que deje de haber abortos. De hecho, lo que se consigue es que las mujeres con capacidad económica aborten en clínicas privadas en otros países como Reino Unido y las mujeres sin recursos, aborten clandestinamente con el consiguiente riesgo de salud para feto (lógico) y madre.

Lo mejor es votar a partidos que mantengan una ley como la actual, que no evitando totalmente el aborto, ha reducido su número, facilitando a la mujer asesoramiento antes de la decisión.

Unida a esta política, hay que valorar los programas que lleven una educación sexual en métodos anticonceptivos  para las personas jóvenes para evitar embarazos no deseados.

El derecho a la vida se enfrenta a la pena de muerte. Un cristiano no puede votar a ningún partido que defienda esta condena fatal y sin remedio.

Sigue leyendo

El disputado voto del señor Izquierdo

Elecciones Generales

Elecciones Generales 2019

Manolo Izquierdo es un personaje ficticio que podría ser usted, usted, o yo mismo.

Manolo Izquierdo tiene 53 años y siempre ha sido votante de izquierdas. Jamás dejó de votar. La primera vez que lo hizo le dieron bien en la frente porque votó que NO a la OTAN y salió un SÍ como una casa gracias a Felipe González, socialista él. Así comenzó su vida de desencantos electorales.

Manolo, decepcionado con el PSOE, le negó el voto y se lo dio a Izquierda Unida hasta que llegaron los atentados del 11 de Marzo y decidió que tenía que parar a esa derecha que nos llevó a una guerra y a unas consecuencias tan duras para España.

Se tapó la nariz  para no oler la corrupción, las traiciones y las mentiras del PSOE y votó socialismo a un Zapatero que ilusionó. Ilusionó con su ley de dependencia, sus leyes de educación o con sus bodas para todo el mundo. Hasta que vino el chasco. El ‘No nos falles‘, falló, rindiéndose a la banca y a una Unión Europea que nos llevó a la crisis más grande que ha conocido Manolo.

Manolo le negó el voto al PSOE y se lo dio Podemos.

Las crisis internas de Podemos, una Izquierda Unida desaparecida por la coalición, líderes incoherentes que hacen lo que no dicen, de nuevo volvió a Manolo a la desesperación y a lo peor, al aburrimiento. En las últimas andaluzas, votó a Andalucía Adelante, pero sin ilusión.

Manolo Izquierdo, como muchos andaluces, se quedó sin respiración cuando vio los resultados de las elecciones en Andalucía: la ultraderecha estaba aquí de nuevo, y las derechas de PP y Ciudadanos, en vez de rechazarlas, la abrazaban.

Ahora Manolo Izquierdo, y toda España, tiene que votar. Manolo sabe que tiene que parar a esta derecha y sabe que la única manera de conseguirlo es votar PSOE. Pero Manolo Izquierdo, sabe también, porque tiene 53 años, que si el PSOE obtiene una mayoría fuerte que no le haga depender de Podemos o los nacionalistas, pactará con el partido veleta, con Ciudadanos. Y de nuevo traicionará a la izquierda.

Dura disyuntiva la que tiene Manolo Izquierdo a la hora de decidir su voto. Cualquier opción que tome parece mala, pero siempre triunfará por lógica, las apuestas al caballo ganador.

 

El adiós y el hola de Inés Arrimadas

Inés Arrimadas y Albert Rivera, políticos catalanes constitucionalistas, en la Plaza de la Villa, en Madrid, España.jpg
De CARLOS TEIXIDOR CADENASTrabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

 

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos en Cataluña, ha decidido dejar su sitio en el Parlamento catalán y presentarse en las elecciones generales al Congreso de los Diputados y así entrar de lleno en la política nacional.

Me ha recordado esta estrategia política, porque no deja de ser una estrategia, a aquellos años 90 donde frente a un PSOE andaluz imbatible, los otros partidos presentaban a sus candidatos más carismáticos en algunas zonas , con la esperanza de tener un tirón electoral mayor. Recuerdo las candidaturas de Teófila Martínez o Pedro Pacheco a la presidencia de la Junta de Andalucía. Estrategia que no tuvo los resultados esperados.

Pienso que algo debe preocupar a Ciudadanos cuando utiliza la misma estrategia ahora con Inés Arrimadas.

Y algo tiene que ir mal porque Ciudadanos, a pesar de crecer en votos, no alcanza el poder que tuvo el PSOE ni en sueños.

Además, creo que su estrategia es equívoca al negarle el pan y la sal al PSOE, oponiéndose a pactar con ellos, cuando hasta ayer por la tarde estaban gobernando con ellos en la Junta de Andalucía.

Está estrategia es errónea para ellos, claro,  porque favorece a un voto útil al PSOE. Mucha parte de la izquierda pensará que un PSOE fuerte y sin que necesite a los independentistas, sea la única manera de frenar a las derechas.

Ciudadanos, con su política andaluza y su foto en la plaza de Colón de Madrid,  ha elegido ir en el ala del PP y VOX. Se les ve muy acomplejados por no decir que pactarán o hablarán con VOX , aunque la realidad es que necesitan de ellos para gobernar.

Ciudadanos sabe que si el PSOE tiene los apoyos parlamentarios de Ciudadanos,  no tendría que utilizar el apoyo de los independentistas ni quizás de un Unidos Podemos y se frenaría el avance de la derecha. Pero sus votantes más centrados y progresistas no se fían y no entienden esta negación. Porque ya han visto que unas veces dicen una cosa, y al otro día, hacen lo contrario.

Como liberales que son, se supone que lo que realmente quieren son las políticas económicas de PP y Vox, aunque para eso tengan que tragarse la doctrina añadida de la extrema derecha y llevarse por delante los derechos y las conquistas sociales de la parte más endeble de nuestra sociedad. El tiempo pondrá a cada cual en su escaño.