El domingo vota para que podamos seguir votando

Te voy a pedir un favor. El domingo piensa en ti. En tu sueldo. En tu derecho al matrimonio. En la beca de tus hijos. En tu futura pensión. En que te hará falta algún día un TAC o una operación quirúrgica y necesitarás una seguridad social que te la pague. En que tu vecino inmigrante te puede necesitar y que tú puedes necesitar de él. Piensa en tu mascota. Piensa en nuestros campos, en nuestros mares, en nuestro aire. Piensa en lo que comes. Piensa en tu derecho a informarte. Piensa en las personas mayores porque tú también vas a ser mayor. Por las mujeres, para que no las maten. Para que tus vecinos no tengan pistolas en casa…

Y cuando pienses todo esto, vota. Ve a votar. Por quienes no pueden hacerlo en otros países del mundo. Por los que murieron en España para que tú pudieras votar. Vota. Vota. Vota pensando en ti, que seguro que aciertas para el bien de España.
Vota para que podamos seguir votando.

@asaborido

Guía cristiana para votar

Christ Carrying the Cross 1580.jpg
De El GrecoWeb Gallery of Art:   Image  Info about artwork, Dominio público, Enlace

Tenemos que partir de la base que ningún partido político español o extranjero tiene un programa que sea autënticamente el seguimiento de la doctrina que Jesús de Nazaret nos dejó a la humanidad, pero sí podemos analizar y tener un criterio sobre las distintas propuestas que los partidos políticos hacen para ver que está acorde o no con la doctrina cristiana.

EL DERECHO A LA VIDA.

Es el derecho por esencia del hombre y la mujer, de los animales y del reino vegetal. Uno de los temas más polémicos con el que se intenta manipular el voto cristiano es el del aborto. Evidentemente, un cristiano no puede estar de acuerdo con el aborto porque la ciencia no es capaz de decir en qué momento un feto es un ser humano o no. Por lo tanto, los cristianos no queremos aborto. Pero sabemos que la prohibición del aborto no consigue que deje de haber abortos. De hecho, lo que se consigue es que las mujeres con capacidad económica aborten en clínicas privadas en otros países como Reino Unido y las mujeres sin recursos, aborten clandestinamente con el consiguiente riesgo de salud para feto (lógico) y madre.

Lo mejor es votar a partidos que mantengan una ley como la actual, que no evitando totalmente el aborto, ha reducido su número, facilitando a la mujer asesoramiento antes de la decisión.

Unida a esta política, hay que valorar los programas que lleven una educación sexual en métodos anticonceptivos  para las personas jóvenes para evitar embarazos no deseados.

El derecho a la vida se enfrenta a la pena de muerte. Un cristiano no puede votar a ningún partido que defienda esta condena fatal y sin remedio.

Sigue leyendo

El disputado voto del señor Izquierdo

Elecciones Generales

Elecciones Generales 2019

Manolo Izquierdo es un personaje ficticio que podría ser usted, usted, o yo mismo.

Manolo Izquierdo tiene 53 años y siempre ha sido votante de izquierdas. Jamás dejó de votar. La primera vez que lo hizo le dieron bien en la frente porque votó que NO a la OTAN y salió un SÍ como una casa gracias a Felipe González, socialista él. Así comenzó su vida de desencantos electorales.

Manolo, decepcionado con el PSOE, le negó el voto y se lo dio a Izquierda Unida hasta que llegaron los atentados del 11 de Marzo y decidió que tenía que parar a esa derecha que nos llevó a una guerra y a unas consecuencias tan duras para España.

Se tapó la nariz  para no oler la corrupción, las traiciones y las mentiras del PSOE y votó socialismo a un Zapatero que ilusionó. Ilusionó con su ley de dependencia, sus leyes de educación o con sus bodas para todo el mundo. Hasta que vino el chasco. El ‘No nos falles‘, falló, rindiéndose a la banca y a una Unión Europea que nos llevó a la crisis más grande que ha conocido Manolo.

Manolo le negó el voto al PSOE y se lo dio Podemos.

Las crisis internas de Podemos, una Izquierda Unida desaparecida por la coalición, líderes incoherentes que hacen lo que no dicen, de nuevo volvió a Manolo a la desesperación y a lo peor, al aburrimiento. En las últimas andaluzas, votó a Andalucía Adelante, pero sin ilusión.

Manolo Izquierdo, como muchos andaluces, se quedó sin respiración cuando vio los resultados de las elecciones en Andalucía: la ultraderecha estaba aquí de nuevo, y las derechas de PP y Ciudadanos, en vez de rechazarlas, la abrazaban.

Ahora Manolo Izquierdo, y toda España, tiene que votar. Manolo sabe que tiene que parar a esta derecha y sabe que la única manera de conseguirlo es votar PSOE. Pero Manolo Izquierdo, sabe también, porque tiene 53 años, que si el PSOE obtiene una mayoría fuerte que no le haga depender de Podemos o los nacionalistas, pactará con el partido veleta, con Ciudadanos. Y de nuevo traicionará a la izquierda.

Dura disyuntiva la que tiene Manolo Izquierdo a la hora de decidir su voto. Cualquier opción que tome parece mala, pero siempre triunfará por lógica, las apuestas al caballo ganador.

 

El adiós y el hola de Inés Arrimadas

Inés Arrimadas y Albert Rivera, políticos catalanes constitucionalistas, en la Plaza de la Villa, en Madrid, España.jpg
De CARLOS TEIXIDOR CADENASTrabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

 

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos en Cataluña, ha decidido dejar su sitio en el Parlamento catalán y presentarse en las elecciones generales al Congreso de los Diputados y así entrar de lleno en la política nacional.

Me ha recordado esta estrategia política, porque no deja de ser una estrategia, a aquellos años 90 donde frente a un PSOE andaluz imbatible, los otros partidos presentaban a sus candidatos más carismáticos en algunas zonas , con la esperanza de tener un tirón electoral mayor. Recuerdo las candidaturas de Teófila Martínez o Pedro Pacheco a la presidencia de la Junta de Andalucía. Estrategia que no tuvo los resultados esperados.

Pienso que algo debe preocupar a Ciudadanos cuando utiliza la misma estrategia ahora con Inés Arrimadas.

Y algo tiene que ir mal porque Ciudadanos, a pesar de crecer en votos, no alcanza el poder que tuvo el PSOE ni en sueños.

Además, creo que su estrategia es equívoca al negarle el pan y la sal al PSOE, oponiéndose a pactar con ellos, cuando hasta ayer por la tarde estaban gobernando con ellos en la Junta de Andalucía.

Está estrategia es errónea para ellos, claro,  porque favorece a un voto útil al PSOE. Mucha parte de la izquierda pensará que un PSOE fuerte y sin que necesite a los independentistas, sea la única manera de frenar a las derechas.

Ciudadanos, con su política andaluza y su foto en la plaza de Colón de Madrid,  ha elegido ir en el ala del PP y VOX. Se les ve muy acomplejados por no decir que pactarán o hablarán con VOX , aunque la realidad es que necesitan de ellos para gobernar.

Ciudadanos sabe que si el PSOE tiene los apoyos parlamentarios de Ciudadanos,  no tendría que utilizar el apoyo de los independentistas ni quizás de un Unidos Podemos y se frenaría el avance de la derecha. Pero sus votantes más centrados y progresistas no se fían y no entienden esta negación. Porque ya han visto que unas veces dicen una cosa, y al otro día, hacen lo contrario.

Como liberales que son, se supone que lo que realmente quieren son las políticas económicas de PP y Vox, aunque para eso tengan que tragarse la doctrina añadida de la extrema derecha y llevarse por delante los derechos y las conquistas sociales de la parte más endeble de nuestra sociedad. El tiempo pondrá a cada cual en su escaño.

Un golpe de estado a las personas dependientes

Dependencia

Dependencia

La no aprobación de los presupuestos generales del Estado por el voto contrario de Partido Popular, Ciudadanos y los independentistas catalanes entre otros, ha supuesto un golpe de estado contra un colectivo, de los más vulnerables de los españoles: las personas dependientes.

Desde la página geriatricarea.com  leíamos que

Este pilar del Estado de Bienestar cuenta para este año con un incremento de 831 millones de euros, lo que permite alcanzar la mayor dotación para el sistema de dependencia, con 2.231 millones de euros. Además, las cuentas de 2019 recuperan la financiación por el Presupuesto del Estado de las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia, con 315 millones de euros.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado también elimina el copago farmacéutico para los pensionistas cuya renta sea inferior a 11.200 euros y para las personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. Esta medida beneficiará a más de 6,8 millones de personas.

Nuestro gozo en un pozo. Las derechas y los independentistas catalanes tendrán que explicar uno a uno, a todas las personas dependientes, a sus familiares, a sus cuidadores, porque le han dicho NO a avance social tan justo. Tendrán que explicar por qué dijeron NO con aplausos y con risas.

Las personas dependientes y sus familiares hemos visto con mucho dolor, como las derechas y los independentistas catalanes han sido insensibles a un problema tan grande, que en España va en aumento cada día.

Hacer patria, ser patriota es defender a tu ciudadanía y especialmente a los más vulnerables. La bandera de España ondea a medio gas si sus mayores sufren. Si sus personas más vulnerables sufren. No hay patria si hay sufrimiento. No hay España gloriosa si sus mayores sufren. No hay unidad si una España vive de espaldas a sus mayores.

Me pregunto que humanismo cristiano defienden las derechas y los independentistas catalanes si han abandonado por sus intereses electorales a los mayores.

Que cada voto en las próximas elecciones lleve en el pensamiento a nuestras personas mayores. Porque no olvidemos, todos, todas, llevamos una persona dependiente y una persona mayor encima: nosotros mismos.

@asaborido

¿Beneficia a la izquierda pactar con el independentismo?

President Puigdemont, "Ciutadans de Catalunya, vénen hores en què a tots ens pertocarà de mantenir el pols del nostre país" 02
Decía Pascal que el corazón tiene razones que la razón no entiende. La izquierda es más de usar la razón. De la reflexión y de aplicar una moral social a las cosas basadas en la igualdad, el respeto, etc… Por eso, el sentido común hace llevar a preferir el diálogo como método para solucionar los problemas como es el caso que se está viviendo con los independentistas catalanes.

La derecha es más de moverse por el corazón, por instintos, por pasiones, dejando a un lado la reflexión y el sosiego, terminando todo con un golpe de su autoridad.

La razón por tanto nos dice que el Presidente del Gobierno hace bien con hablar con los partidos independentistas.

Pero ¿realmente estos partidos independentistas merecen este esfuerzo del Gobierno si dar nada a cambio? Están demostrando ser unos egoístas, no tener empatía ninguna con España, mucho más grave en ERC que se hacen llamar de izquierdas. ¿Qué piensan cuando cantan la internacional? Me pregunto si la cantan…

El independentismo no se lo merece. Prefieren echar abajo un presupuesto social antes que renunciar a sus posturas egoístas.

La izquierda no debe caer más en la trampa y debe romper lazos con quienes no los benefician en nada. Al revés, sólo les perjudica.

Es también actuar con el corazón. Ya está bien de aguantar la arrogancia separatista.

También es hora de que la izquierda piense en modo marketing electoral. Queremos una izquierda transformadora de la sociedad y no una izquierda utópica que sólo sirve para mantener una casta política acomodada que sólo sirve para estar en la oposición.

La izquierda, por las conversaciones con el separatismo catalán, va a perder todas las elecciones que vienen, las generales y las municipales porque la gente vota en clave nacional. Por el acercamiento a estos independentistas insaciables y egoístas, muchos colectivos vamos a perder derechos que la derecha va a quitar. Mujeres, pensionistas, parados, trabajadores en general, clase media, colectivos LGTBI, enfermos, personas mayores, estudiantes, trabajadores públicos, inmigrantes, etc… Vamos a sufrir un gobierno de extrema derecha por haber intentado dialogar con quien plantea cuestiones egoístas sin importarle el bien común de España.

¡Izquierda, espabila! . El nacionalismo nunca es amigo. Sólo piensan en sí mismo. Que es legítimo, pero incompatible con lo que es ser izquierda y no trae ningún beneficio. Al revés, beneficia a la derecha que también es nacionalista y excluyente, y exactamente lo mismo de intolerantes que los independentistas catalanes solo que con banderas distintas y mira por dónde, con los mismos colores.

La historia de Pepe el gitano de Jerez

Gitanos italianos

Gitanos italianos protestando por el racismo del Gobierno de Italia – Foto RTVE

Pepe el gitano no era gitano. Le decían gitano porque era moreno y era de Jerez. Cantaba bien flamenco, no era una estrella. Pero bueno. Le decían el gitano y a él no le importaba. Porque ser gitano de Jerez, es un orgullo.

Pepe no terminó de estudiar. No porque sus padres no quisieran. No estudió por vago y prefirió irse a trabajar de peón de albañil. Así estuvo toda su vida. Destrozándose las espaldas y las manos, pero ganó dinero. Su felicidad no era plena. Su mujer tuvo un problema de salud y quedó descapacitada. Aunque llevaba bien su casa, porque el trabajo de casa era de ella.

Su único hijo era gay. Aunque Pepe nunca lo quiso ver. Es más, nadie se atrevía a sacar el tema de la soltería de su hijo con 30 años ni que siempre estuviera con amigos en vez de amigas. Salvo el asunto del niño, al que no le gustaba la albañilería y sí estudiar filosofía, Pepe era feliz.

También Pepe, el gitano que no era gitano, era muy religioso. No había leído el Evangelio en su vida. No iba a misa tampoco, salvo a a entierros, bodas y bautizos, pero entonces se quedaba en la puerta fumando.

Pepe también era muy patriota. No tenía ni idea de la Historia de España. No sabía quién era Isabel la Católica ni con quién se casó. Porque él era patriota de la selección. Por el fútbol. Yo zoy ezpañó, ezpañó, ezpañó. Aunque no supiera por qué.

Llegó la crisis y Pepe el gitano que no era gitano tuve que emigrar a Mallorca de camarero. Otra región, otro idioma. Allí veía la tele y se quedaba en las noticias de tele trece viendo como los hijo putas inmigrantes venían a quitarle su trabajo. No le gustaban los negros ni que entraran en España, pensaba mientras el patrón en catalán le gritaba que fregara los platos más rápido.

En las elecciones de 2025 votó, como las tres cuartas partes de Europa a un partido fascista que prometía echar a los inmigrantes de nuestras tierras y recuperar el trabajo que era nuestro.

Ahí empezaron las sorpresas. De pronto, se dió cuenta que el inmigrante era él y fue discriminado, insultado y tuvo que volverse a Jerez de nuevo. Pero no pudo llegar. Porque estalló el conflicto. El conflicto muchos años después sería llamado guerra. Pero en 2025 era el conflicto. Los países con partidos fascistas atacaron a los que no eran. Y se formó una buena.

Uno de los líderes de los partidos fascitas, el holandés, tenía un gran carisma. El holandés era rubio y decidió que los morenos no eramos la raza escogida, no eramos los mejores. Había que buscarles una solución final. Primero cayeron negros y gitanos. Y Pepe, el gitano que no era gitano, huyó como pudo y estuvo escondido en Valencia por un rubio, que éste sí, era misericordioso. Estuvo sin contacto mucho tiempo con su familia hasta que pudo volver a Jerez después del conflicto. Porque con el conflicto y el fascismo, se acabó internet, el teléfono y las señales de humo que había era la de los incendios de las casas de gente no pura.

Buscó a su familia. No la encontró. Su hijo gay había desaparecido en el ‘campo de acogida para homosexuales’ de Cantabria. Había muerto gaseado después de haber sido torturado. Su mujer, discapacitada, también había desaparecido. La mandaron a curarse un hospital de Portugal, le dijeron. La realidad es que fue eliminada en un campo de concentración a las afueras de Lisboa.

En Jerez, quedó menos de la mitad de la población de 2018. La gran mayoría, rubia. Y no sabían ni cantar flamenco. Sólo quedó Pepe, triste, que lloraba por peteneras. Pepe, el único gitano que quedó en Jerez después del segundo fascismo de nuestra Historia. Pepe, el gitano que no era gitano.

NOTA DEL AUTOR. Es un cuento. Pero no es ciencia ficción. Podría pasar. En ti está que no pase.