Un golpe de estado a las personas dependientes

Dependencia

Dependencia

La no aprobación de los presupuestos generales del Estado por el voto contrario de Partido Popular, Ciudadanos y los independentistas catalanes entre otros, ha supuesto un golpe de estado contra un colectivo, de los más vulnerables de los españoles: las personas dependientes.

Desde la página geriatricarea.com  leíamos que

Este pilar del Estado de Bienestar cuenta para este año con un incremento de 831 millones de euros, lo que permite alcanzar la mayor dotación para el sistema de dependencia, con 2.231 millones de euros. Además, las cuentas de 2019 recuperan la financiación por el Presupuesto del Estado de las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia, con 315 millones de euros.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado también elimina el copago farmacéutico para los pensionistas cuya renta sea inferior a 11.200 euros y para las personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. Esta medida beneficiará a más de 6,8 millones de personas.

Nuestro gozo en un pozo. Las derechas y los independentistas catalanes tendrán que explicar uno a uno, a todas las personas dependientes, a sus familiares, a sus cuidadores, porque le han dicho NO a avance social tan justo. Tendrán que explicar por qué dijeron NO con aplausos y con risas.

Las personas dependientes y sus familiares hemos visto con mucho dolor, como las derechas y los independentistas catalanes han sido insensibles a un problema tan grande, que en España va en aumento cada día.

Hacer patria, ser patriota es defender a tu ciudadanía y especialmente a los más vulnerables. La bandera de España ondea a medio gas si sus mayores sufren. Si sus personas más vulnerables sufren. No hay patria si hay sufrimiento. No hay España gloriosa si sus mayores sufren. No hay unidad si una España vive de espaldas a sus mayores.

Me pregunto que humanismo cristiano defienden las derechas y los independentistas catalanes si han abandonado por sus intereses electorales a los mayores.

Que cada voto en las próximas elecciones lleve en el pensamiento a nuestras personas mayores. Porque no olvidemos, todos, todas, llevamos una persona dependiente y una persona mayor encima: nosotros mismos.

@asaborido