Aclaraciones sobre el programa de radio sobre astronomía ‘Un Punto Azul’

A raíz de la mención de reconocimiento por la divulgación de la ciencia que en la Semana de la Ciencia, el Grupo de Astronomía Portuense, de El Puerto de Santa María, en Cádiz, hace al programa de radio ‘Un punto azul’, cosa por la que estamos muy agradecidos, utilizo mi blog para aclarar personalmente lo ocurrido con el programa de radio  que comenzó a emitirse en Frontera Radio, emisora comunitaria y cultural de Jerez de la Frontera, en junio de 1999 y finalizando su emisión a mediados de este año 2018.

Como digo, en 1999 decido unir mis dos grandes aficiones: la radio (soy miembro de la emisora Frontera Radio) y la astronomía (era socio fundador de la Agrupación Astronómica Magallanes). De esta inquietud, me nace la idea de hacer un programa de radio para la divulgación de esta ciencia tan bonita que es la astronomía. Tanto por Frontera Radio como por la Agrupación Astronómica, se me acepta dicha idea, y nace ‘Un Punto Azul’, con el nombre tomado para hacer homenaje al más grande divulgador de la astronomía como es Carl Sagan.

El programa se convierte en el primero sobre astronomía de la radiodifusión en España. En aquellos tiempos, internet no estaba tan avanzado, pero cuando la técnica lo permite, comenzamos a colgar nuestros programas en la red, llegando a otro tipo de personas a los que no alcanzaban nuestras ondas de frecuencia modulada.

Hasta casi finales de la emisión, yo me he encargado de la dirección y la realización del programa.

En el último año, la nueva directiva de la Agrupación Astronómica decide que yo no dirija el programa y que ‘enseñe’ a alguien a hacerlo con la excusa de mi sustitución en caso de que yo faltara por cualquier cuestión, que han sido en 20 años muy pocas veces. El programa cae en picado, pierde la calidad técnica exigible para mantener el stándar de calidad de Frontera Radio. Ante la evidencia, me niego a seguir de esa manera y exijo recuperar el control del programa. No se me acepta. La nueva directiva intenta cambiar el programa de día y hora, algo que indica el desconocimiento total de lo que va adjunto a un programa de radio: el ser fiel a la audiencia con un día y una hora. Cambiar el programa de día indicaría mi salida del programa ya que por mis circunstancias personales con el cuidado de mi padre solo puedo dedicar jueves y sábado la radio.

Ante esta actitud, tomo la decisión de dejar el programa que se sigue emitiendo sin mí hasta la interrupción de la emisión de Frontera Radio por un problema técnico. Pasado el verano y el problema solucionado, la Agrupación Astrónomica no vuelve a la radio a hacer el programa y hace un podcast grabado en un bar que no tiene nada que ver ni con Frontera Radio ni con un programa de radio aunque lleven el mismo nombre que el yo ideé.

Ante esta circunstancia, y es mi opinión personal, yo agradezco la mención por la divulgación de la Ciencia que hemos hecho durante estos casi 20 años, pero yo no puedo estar recogiendo ese reconocimiento con un grupo de personas que ni me valoran todo el trabajo de estos años ni el compromiso de Frontera Radio con ellos, y que se han portado, a mi criterio, tan mal conmigo. Es por eso, la razón por la que no asistiré a dicha entrega del diploma.

A pesar de esto, la emisora comunitaria y yo mismo, seguimos con el compromiso  de seguir divulgando la ciencia a todas las personas que no llegan las redes sociales ni internet. Internet no lo es todo. Lo parece para quien lo usa. Pero no es todo. La radio de ondas hertzianas sigue viva. La Historia ha demostrado que no hay nada ni nadie que pueda vencer a la radio: ni televisión, ni vídeos, ni internet. Nada puede vencer al aparato de radio en la cocina, en el trabajo, en el coche o en la cama. La radio llega a todas las personas. A todas. Sin excepción. No discrimina a quien no puede pagar una línea de internet.

Desde haces unas semanas, emitimos un nuevo programa, en otro formato, con otra esencia, pero que sirve para que toda la audiencia pueda saber y conocer cuáles son los últimos avances que la Ciencia hace en Andalucía. Lo pueden escuchar en El Cuaderno Andaluz que es un programa de radio que se cuelga luego en la red como podscat pero que no deja de ser en su origen y en su esencia un programa de radio que forma parte de una programación en una emisora de Frecuencia Modulada como es Frontera Radio.

 

Un Punto Azul

Un Punto Azul

 

Políticos y catástrofes

Lisbon 1755 tsunami travel times.jpg
De NOAA’s National Geophysical Data Center (NGDC) – NOAA’s National Geophysical Data Center (NGDC)
http://www.ngdc.noaa.gov/hazard/icons/1755_1101.jpg, Dominio público, Enlace

En la ilustración, el epicentro del terremoto de Lisboa de 1755 y el tiempo que tardó el tsunami en llegar a las distintas costas del mundo.

Una catástrofe natural o provocada nos produce reacciones humanas de solidaridad y compasión con las víctimas. Los españoles tenemos experiencias de las unas y de las otras. Las últimas han sido las inundaciones de Mallorca. Una de las reacciones humanas de los políticos es acudir al lugar de la catástrofe. Hemos visto a los reyes, al presidente del gobierno y otras autoridades acudir a los sitios afectados para visitar a las víctimas en estos momentos difíciles; como digo, es una actitud completamente humana.

Pero creo que las emociones, por parte de las autoridades públicas, deben ser controladas y postergar estas visitas mientras los equipos de rescate estén trabajando. Me consta que una visita de una personalidad lleva su corte de personas y según me contaron personas que han trabajado en estas cuestiones, lo único que hacen es estorbar, a pesar, insisto, de la buena voluntad de la visita.

Creo como he dicho antes, que es más adecuado dejar las visitas para más adelante, cuando la zona de catástrofe esté despejada, que hayan pasado ya unos cuantos meses. La visita se agradecerá igual y además servirá para que las autoridades in situ comprueben que todas las ayudas que se prometen han sido cumplidas y conocer de primera mano la impresión de las víctimas sobre la gestión de la catástrofe.

Porque esa es otra. ¿Estamos preparados en España para catástrofes de gran magnitud? Es verdad que no suelen pasar pero ¿y si pasan? ¿Qué protocolos existen para enseñar a la población a protegerse?

No olvidemos que vivimos en zona sísmica. La falla del Cabo de San Vicente está ahí. De vez en cuando se mueve y forma terremotos como el de Lisboa en 1755 con su correspondiente tsunami que arrasó entre otras las poblaciones costeras de Huelva y en nuestra provincia, concretamente a Conil de la Frontera. En Cádiz capital, la ola alcanzó los 5 metros de altura.

También tenemos que estar pendientes de que por nuestros mares (y no sabemos si por nuestras cabezas) navegan barcos y submarinos con armamento nuclear. No me lo imagino: de vez en cuando nos llega alguno a Gibraltar. ¿Qué tenemos que hacer en caso de una alarma nuclear en la provincia de Cádiz? ¿Usted lo sabe? Yo no . ¿Nuestros políticos lo saben? Preocupante cuestión.

¡Nos robaron las estrellas! – #Perseidas2018

Contaminación lumínica

La Península Ibérica de noche. La luz contaminante es patente.

Llega mediados de agosto y como siempre, saltan los teletipos (ya, es obsoleto, pero me gusta) avisando de la lluvia de estrellas conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, para los románticos y para los más científicos (que también pueden ser románticos, no está reñido una cosa con la otra), Perseidas.

Realmente no son estrellas lo que caen. Si cayeran, ya estaríamos todos muertos. Son restos de polvo de cometas y asteroides que van quedando en el espacio y se encuentran con la Tierra. Llegan a ser más pequeños que un grano de arena, pero al entrar en nuestra atmósfera y por causa del rozamiento, se calientan, desintegrándose, produciendo un trazo luminoso, que es a lo que llamamos estrella fugaz.

Pero ay, esos trazos son muy débiles. Algunos sí son brillantes. Pero la mayoría no. Cuando hablamos de Perseidas, nos referimos concretamente a un enjambre de polvo que parece provenir de la constelación de Perseo y que realmente es polvo producido por el paso del cometa 109P/Swift-Tuttle.

Su máximo suele ser alrededor del 11-12 de agosto, pero se pueden ver antes y después. Este año tenemos suerte, porque coincide con la Luna Nueva, y no estará nuestro satélite estorbando con su luz.

Se podrían ver unas cien por hora. Pero esto va a ser muy difícil por la contaminación lumínica que sufrimos en la Península Ibérica.

Desde la ciudad no veremos nada. De hecho, apenas vemos más de diez estrellas con tanta farola alumbrando al cielo en vez de a las aceras (piensen en la Avenida del Colesterol de Jerez y sus farolas globo) y tanto cartel luminoso.

Luego hay una obsesión, será por el verano, de irse a la playa para verlas. Error. Nuestras playas están superiluminadas y si nos quedamos por la Bahía de Cádiz será imposible.

Vale, Alfonso, no jodas. Nos vamos al campo. ¿Al campo? ¿Qué campo? También los cielos de nuestros campos y la Sierra de Cádiz están llenos de contaminación lumínica. Cada ciudad nuestra, cada pueblo es como una enorme farola que borra nuestros cielos.

¿Entonces a dónde vamos para no desilusionarnos y decir al otro día que vaya desengaño? Habría que irse a sitios muy apartados. En Cádiz sólo se me ocurren los parques naturales, pero ojo, aquí hay que pedir autorización, porque además estamos en alerta en verano por incendios.

Si conseguimos por fin un sitio oscuro, lo ideal es que cuanto menos gente mejor. Con más gente, aumenta la probabilidad de que haya  fumadores. ¿Y eso que tiene que ver? Aparte del riesgo de incendio, a la pupila humana le cuesta adaptarse. A partir de una media hora, ya podemos  ver mejor de noche. Algo que se puede ir al garete si un fumador enciende un mechero. A tomar por saco todo. Y a empezar la adaptación de nuevo con el consiguiente mosqueo. Digo menos gente también porque siempre aparece el que llega tarde, con su coche, normalmente con la luz larga. Todos ciegos. Más mosqueo. A empezar de nuevo. Y las leyes de Murphy dicen que la estrella fugaz más grande pasa cuando tú estás cegato perdido por un deslumbramiento.

Y suponiendo que ya nos hemos librado de estos indeseables, entonces podemos mirar al cielo, a partir de la medianoche. Vendrán por todos lados, especialmente desde el Noroeste, que es por donde estará la constelación de Perseo. Hay aplicaciones móviles como SkyMap de Google que ayudarán a encontrar Perseo. Pero ojo, el móvil también alumbra. Hazlo antes, prepara la visión nocturna de tu móvil (se pone rojo y no molesta) o de nuevo te quedarás sin ver nada durante media hora.

Si todo va bien, disfruten, pidan deseos, jueguen con la mitología de las constelaciones, busquen planetas, satélites artificiales, adivinen las rutas de los aviones. Y si ven algún OVNI, no griten, pregunten antes. Será cualquiera cosa menos un OVNI. En 52 años no he visto ninguno, y mira que miro. Pero nada.

¡Buenos cielos y buen avistamiento de Perseidas!

(Aquí tenéis la normativa andaluza sobre contaminación lumínica)

#Perseidas2018

 

La Estación Espacial Internacional sobrevolará Jerez

Estación Espacial Internacion

Estación Espacial Internaciona

De NASA/Crew of STS-132 – http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/shuttle/sts-132/hires/s132e012208.jpg(http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/shuttle/sts-132/html/s132e012208.html), Dominio público, Enlace

Vivimos a golpe de titular. Por desgracia, la mayoría de la gente no lee. Se nota en las faltas de ortografía. Se nota quien no lee nada. Pero sí leen los titulares. Los comparten. No contrastan. Se dejan llevar por la primera intuición.

Posiblemente te haya sorprendido el titular de este post y lo hayas compartido. Pero si te ha dado por leerlo, ya te digo que has caído en la trampa. Porque es un titular tendencioso. Ojo, no miente el titular como otros titulares que tienen miles de clikcs, pero no digo toda la verdad. Porque la verdad es que la Estación Espacial Internacional pasa por encima de Jerez casi todos los días. No en vano, da una vuelta al planeta cada hora y media. He puesto una cosa como noticia cuando no lo es.

Sin embargo, te he cogido de conejillo de indias, amable lector o lectora. Tienes que tener precaución. Cuando leas un titular llamativo, lee el contenido. Si lo consideras interesante, compártelo. Pero si tienes dudas, contrástalo porque puede ser mentira. Puede que te esté utilizando una empresa para hacerse publicidad a tu costa. O puede que sea un partido político que quiere hacerse famoso gracias a ti. O simplemente alguien que trabaja para hacer daño excusándose de que es una publicación ‘satírica’.

Todo el mundo no es bueno, querida gente que me leéis. Que nos manipulen, es lo más fácil del mundo. Fiaros de publicaciones que estén firmadas por periodistas. Esta misma columna, es filtrada por periodistas antes de ser publicada en La Voz del Sur. Ellos son los que se han preparado para esto. Son la garantía entre una información veraz y la opinión de un blogger. Y ojo, que hay blogger buenísimos. Pero ahí la garantía la tienes que descubrir tú.

En cuestión de contar lo que pasa, fíate antes de un periódico y un periodista de lo que te puede contar cualquiera.

Y por cierto, hay unas cuántas apps en tu móvil con lo que podrás calcular el paso de la Estación Espacial por donde quieras. Pero eso ya lo contaré otro día cuando se me ocurra un titular interesante.

¿Sabemos la ciudadanía relacionarnos con la Administración?

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Leía hace poco un meme en el que una alumna se quejaba de que no tenía ni idea de cómo pedir una hipoteca, como solicitar una subvención, cómo poner una reclamación o cómo presentar una documento a la Administración, y sin embargo, se jactaba de conocer perfectamente qué es una mitocondria.
En efecto, el saber no ocupa lugar y conocer lo que es una mitocondria es tan importante como el saber relacionarse con la Administración, ya sea del Estado, Autonómica o Local.  Un pueblo de incultos es fácilmente manipulable, por eso hay que tener una amplia cultura general tanto en ciencias como en letras.
Pero con la relación con la Administración no ocurre lo mismo y es algo esencial ya que esta relación ciudadanía – administración es la puesta en práctica de nuestros derechos y deberes establecidos en la Constitución.
Con las últimas leyes de Procedimiento Administrativo, se ha construido una administración cercana, participativa y garantista, muy lejana de aquella Administración a la que tuvo que enfrentarse Mariano José de Larra con su ‘vuelva usted mañana’.
La realidad es que la mayoría de la ciudadanía no tiene ni idea de cómo relacionarse con la Administración y la sigue viendo como una máquina mastodóntica innaccesible.
Todo se solucionaría si se enseñara en los colegios. No es que el el alumnado tenga que salir licenciado en Derecho, pero sí con los mínimos requisitos para sobrevivir entre el entramado burocrático: conocer como presentar un documento en un registro oficial, hacer una instancia, conocer que son los recursos de alzada o reposición, saber cuáles son los plazos existentes para solicitar algo o para la resolución por parte de la Administración de cualquier cuestión, saber a quién dirigirse, conocer las distintas Administraciones y sus estructuras… esto es básico.
Claro que para que el alumnado aprenda esto necesita un profesorado que les enseñe y no deja de sorprenderme que en los temarios de las oposiciones de los docentes no aparezcan ningún tema dedicado al Procedimiento Administrativo y a la Organización de la Administración en España, cuanto más el profesorado va a ser personal funcionario y es lo mínimo que deben conocer, sobre todo si alguna vez van a ocupar cargos directivos donde van a estar mucho más relacionados con la Administración General. Como en el caso del alumno, el profesor además de saber explicar las partes de la mitocondria, debe conocer lo que anteriormente menciono sobre la Administración.
Dura realidad que cada dos años demuestran los aspirantes a docentes y los docentes interinos cuando se enfrentan a rellenar telemáticamente o a la manera antigua, en papel, sus solicitudes para las oposiciones, que parece la peor de las batallas para ellos. Mucho más que el examen al que se van a enfrentar. Y cuando hablo de docentes, es solo un ejemplo. La falta de formación básica administrativa alcanza a la gran mayoría de la ciudadanía.

Reiki: verdades y mentiras.

Reiki

Reiki – Foto Pixabay

 

En los últimos años, y debido sobre todo a la bajada en la calidad en la sanidad pública por un lado y a la falta de educación crítica en la ciudadanía, han experimentado un gran auge las llamadas medicinas alternativas y complementarias.
Dejemos claro estos dos conceptos, que aunque parecidos, son muy distintos.
La medicina alternativa es aquella que se postula para sustituir a la medicina oficial; esto es muy peligroso ya que implica el abandono de tratamientos médicos que pueden ocasionar hasta la muerte de las personas.
La medicina complementaria es aquella, que siguiendo lo que dice la medicina oficial, ‘complementa’ a ésta con otras terapias. Aquí podemos encontrar desde ‘medicinas’ que no sirven para absolutamente nada, como la homeopatía o prácticas que sí se ha demostrado que tiene beneficios, como por ejemplo, tomar una infusión de valeriana por la noche para dormir mejor.
Entre toda estas terapias que han surgido ahora, el reiki es una de las que más ha llamado la atención del público y está teniendo un gran crecimiento entre los seguidores de esta práctica. Pero como no podía ser menos, el reiki está rodeado de mucha mentira y mucho fraude. A eso voy.
El reiki es una práctica japonesa basada en la imposición de manos por la que, según su inventor, Mikao Usui, se transmite energía del universo a la persona para que fortalezca su energía vital y así mejorar la salud.
Aunque los efectos del reiki no han sido comprobados científicamente, sí puedo decir como practicante y maestro de esta disciplina, que el reiki puede producir (no siempre) efectos positivos en el estado de ánimo del paciente que le ayudará a superar una enfermedad. Es cosa de lógica. Para vencer una enfermedad, tendremos más posibilidades de hacerlo con un espíritu optimista que con un espíritu triste.
Eso es reiki. No es más. Una práctica que en muchos aspectos se parece bastante a la meditación (cuyos beneficios está suficientemente comprobados).
Sin embargo, son muchas las personas que se han aprovechado de este auge de la practica de reiki para hacer su agosto, y lo que es peor, a costa de personas enfermas. Se están cobrando cantidades excesivas por dar sesiones de reiki. Cantidades que llegan a ser muy altas cuando es para aprender a dar reiki. Hay varios niveles de aprendizaje, y por cada uno , se te cobra una cantidad, que en los niveles de maestría pueden llegar a los 600 ó 1000 euros.
Estas cantidades se suelen cobrar ‘en negro’, ya que nadie emite factura. No sean incautos. Si alguien os ofrece servicios de reiki y os pretende cobrar, exijan factura. Que paguen sus impuestos como hacemos todos.
Por último, hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias, que últimamente lo están haciendo muy bien aunque hay casos que se escapan al control, y es avisar de que nunca se deje practicar el reiki en hospitales por parte de personas que se ‘autocalifiquen’ practicantes o terapeutas de reiki. Una cosa es que yo, que sé dar reiki, me lo dé a mí mismo en un hospital o a un familiar, a lo que se pretende por parte de algunos practicantes de reiki, que es ‘introducirse’ en los hospitales con el afán de ganar dinero a costa de gente que sufre.
Además, es muy peligroso porque estos terapeutas de reiki no son personal sanitario y no tienen ni idea de cómo actuar en un centro hospitalario.
Resumiendo, no se dejen engañar. Practicar reiki como terapia personal es una buena idea y muy saludable para nuestro físico y nuestra mente. Pero hacer del reiki  un negocio, es entrar en el mundo de los timos, los engaños y las mentiras.

#Cádiz y #Huelva: un monstruo sísmico puede venir a vernos.

TERREMOTO DE LISBOA DE 1755
Lisbon 1755 tsunami travel times
By NOAA’s National Geophysical Data Center (NGDC) [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons

Casi todos mis pánicos infantiles vienen de los cuentos o de las películas de Hollywood. Uno de los miedos más grandes que tenía de pequeño eran los terremotos. Cuando tuve uso de razón, me di cuenta, con gran desazón, que ese miedo no era tan irracional. Aunque los terremotos siempre ocurrían en países lejanos, el riesgo de un terremoto en Jerez y por ende, en la provincia de Cádiz, no es tan improblable.

Nos lo cuenta la Historia. El 1 de noviembre de 1755 hubo un gran terremoto en Portugal, que destruyó su capital, Lisboa. Pero el terremoto tenía su epicentro en el mar y produjo el consiguiente maremoto que llegó a nuestras costas. En Cádiz, el mar alcanzó una altura de doce metros. La costa gaditana y onubense y pueblos como Conil o Isla Cristina fueron parcialmente borrados del mapa. De ahí que el Conil de hoy, se encuentre tan lejos de la playa.
El causante de todo esto es una falla geológica. Nos cuenta la wikipedia:

La falla de Azores-Gibraltar o falla transformante de Azores-Gibraltar, llamada también Zona de falla de Azores-Gibraltar, es una gran falla geológica que se extiende hacia el este desde el final del “rift” de Terceira en las Azores, prolongándose hacia el estrecho de Gibraltar hacia el mar Mediterráneo. Esta forma parte del límite de placas entre la placa Euroasiática y la placa Africana. El tramo situado al este del estrecho de Gibraltar está pobremente estudiado y es habitual considerarlo un límite “difuso”. En algunos puntos cerca de la península itálica algunos geólogos creen que la falla conecta con una zona de subducción donde la placa africana está subduciendo lentamente por debajo de la placa euroasiática.

La falla se mueve de forma lateral aproximadamente a un ritmo de 4 mm anuales, pero en los segmentos orientales aparecen puntos en compresión.

Resumiendo: el monstruo está ahí escondido, agazapado, moviéndose de vez en cuando, dándonos algún sobresalto frente al Cabo de San Vicente. Que parece que está lejos. Pero en la esfera terrestre no hay nada lejos y no existen las fronteras humanas.

Todo esta introducción viene a colación de lo que quieren hacer con el gas en Doñana.
Según la organización ecologista WWF la empresa Petroleum Oil & Gas España, filial de Gas Natural-Fenosa, quiere convertir el subsuelo de Doñana en un almacén de gas. Además, pretende abrir de 14 pozos de extracción y 20 kilómetros de nuevos gasoductos, transformando para siempre el espacio natural más emblemático de nuestro país en un complejo industrial.
Según otra organización ecologista de prestigio, como es Greenpeace nos dice que Doñana es una de las joyas de nuestro país. Protegida desde 1969 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, alberga especies como el amenazado lince ibérico, el águila imperial o la cigüeña negra. Además, seis millones de aves paran en Doñana cada año en sus épicas migraciones entre Europa y África. Dunas, marismas y grandes extensiones de bosque y matorral conforman un conjunto de ecosistemas único.

El proyecto de Gas Natural autorizado por el Gobierno central dentro del Espacio Natural de Doñana pone en riesgo la biodiversidad y el futuro de este espacio protegido. Y viene precedido por casos como el de la Plataforma Castor, creada también para almacenar gas y que produjo más de 500 terremotos y una indemnización con dinero público a la compañía de casi 1.400 millones de euros. Además, supone seguir apostando por un modelo energético basado en combustibles fósiles que alimentan el cambio climático.
El mismo Defensor del Pueblo Andaluz pide una evaluación de los riesgos de estas instalaciones en Doñana, tanto para el mismo parque como los posibles efectos sísmicos que pudiera producir.
Ya entre Castellón y Tarragona, fue paralizado el Proyecto Castor por la aparición de sismicidad.
A mí como habitante de la zona que quieren que les diga. No quiero alarmar a nadie, pero me asusta y me retrae a mis miedos infantiles.
¿Y si con estas operaciones en Doñana – aparte del posible daño ambiental al Parque que ya es grave – ‘despertamos’ al monstruo de San Vicente? ¿Y si se provoca un terremoto de las dimensiones del de Lisboa? ¿Alguien puede garantizar que no va a ocurrir? ¿Cómo podríamos creerle?
Y voy a entrar en la segunda parte de todo esto. ¿Conoce usted, amable lector o lectora, cuáles son las medidas que tomará el Gobierno de la Nación en caso de un terremoto? ¿Están los servicios sanitarios y de protección civil preparados para un evento de esta magnitud? Y lo peor ¿le ha explicado a usted alguna vez alguna autoridad gubernamental, ya sea en los colegios, anuncios de tv u otro medio de comunicación cómo debemos actuar los gaditanos en la provincia de Cádiz en caso de terremoto o maremoto?
Y ahora, la tercera parte. ¿Está nuestro parque de viviendas para aguantar un terremoto mediano? Seguro que hay que hay hoy una legislación para ello, pero pienso en ciudades como Jerez o Sanlúcar donde existen viviendas apuntaladas o en Arcos de la Frontera dónde hay muchas viviendas con problemas por los deslizamientos de terrenos.
Ojalá que este artículo sirva para tomar conciencia y que no tengamos que decir nunca – si podemos – lo dijimos en su día.