No. Carmena, no. Es la derecha quien está descristianizando España.

Rey negro en la Cabalgata de Madrid - Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Rey negro en la Cabalgata de Madrid – Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Yo lo sabía, que fuera como fuera la cabalgata de reyes de Madrid, Carmena iba a ser criticada. Era la orden. Lo que pasa es que ¡han hecho tan burdas estas críticas! Desde hace muchos años, más de quince, en mi ciudad, Jerez, siempre hay una reina maga. Y no pasa nada. Además, como bien dice mi amigo Regino Mateo ¿Quién ha dicho que no fueran magas? Los evangelios se refieren a ‘magos’, masculino plural, y la derecha siempre defiende que utilicemos esto para englobar a los dos géneros.

Pero el tema realmente no es la cabalgata. Ni la gran novedad de que un rey negro, negro de verdad y no con la cara pintada, encarne a Baltasar. El tema no es el vestuario, porque se les parece mucho a los que se hace en los barrios de las ciudades, en los pueblos pequeños, donde a los niños y niñas de hoy – más listos que usted y que yo cuando éramos pequeños- no les pasa nada.

El caso es Carmena. Criticar a Carmena. Hundir a Carmena. Quitar de enmedio a esa mujer que nos sacó  del poder y que a pasos agigantados se está ganando la simpatía de la gente corriente. Y no de Madrid sola, sino de España entera.

La acusan de descristianizar España. Y no hay una mentira más gorda que esa. Todo surge del intento perpetuo de la derecha de manipularnos a los que nos consideramos cristianos para que pensemos, que nosotros, somos de los suyos, que ellos están de nuestra parte.

Falso. No hay nada más descristianizador que las políticas de derechas que hemos estado sufriendo en España.

Los desahucios. La corrupción. Los recortes en educación. Los recortes en Sanidad. Los apoyos a las guerras. El ponerse del lado de los bancos y no de los pobres. La inmigración juvenil española en plena diáspora por el mundo. El sufrimiento de las personas dependientes que llegan a morir sin ni siquiera haber recibido los servicios a los que tenía derecho. La homofobia contínua de ciertos sectores. La justificación de la violencia contra la mujer de los mismos ciertos sectores. Y podría seguir escribiendo. Todo esto sí que es descristianizar. Porque las políticas de derechas van contra la propia esencia del cristianismo: amar a tu prójimo.

Y paradójicamente, es lo que hace Carmena. No amar a su prójimo, que no lo sé porque no estoy dentro de ella, pero se le parece. Porque por sus actuaciones en solidaridad, respeto al débil, al inmigrante, su transparencia en la gestión, su interés en hacer las cosas con sentido de la igualdad y la justicia, etc, etc… están mucho más cerca de lo que el cristianismo pregona que de lo que la derecha hace.

¿Que quiere hacer una sociedad laica? me parece estupendo. Los cristianos tenemos nuestros sitios que son nuestra mente, nuestra casas y nuestros templos.

Si te encuentras a un cristiano que no es capaz de valerse con eso, y necesita de montarla en el exterior, es que es un cristiano incapacitado, débil, que necesita justificar públicamente cada movimiento que hace. Exactamente como lo hacían los fariseos.

Bravo por Carmena. Somos muchos los cristianos que apludimos su gestión y nos quedamos ojipláticos cuando leemos de personas que se suponen que tienen fe cristiana ‘No te lo perdonaré jamás’, cuando el perdón, es la moneda de cambio del cristiano. Se ve que la derecha  o no ha entendido nada o sencillamente, nos están tomando el pelo a los cristianos, porque ellos sí que no siguen en nada ni a Cristo ni a su tradición.