Un torero no me representa #Jerez

antitaurino-
Se ha levantado una polémica – y es buena – por la siguiente petición en change.org a la presidenta de la Diputación de Cádiz y Secretaria General Provincial del PSOE, Dª Irene García Macías  hecha por el Colectivo Antitaurino de Jerez, que dicho sea de paso, no tenía ni idea de que existía, lo cual me ha dado una alegría inmensa el conocer de su existencia.
La he firmado. ¿Por qué? Porque es verdad. A mí, como jerezano que habita en la provincia de Cádiz, como gaditano, como terrícola, no me puede representar JAMÁS un torero.
Porque estoy en contra del maltrato animal . Y no crean que esta postura de estar en contra me viene por ningún ideal político. No. Miren. No. A los que quieren confundir a la opinión pública que el estar a favor o en contra de la tortura y muerte de los toros tiene que ver con orientaciones políticas hay que decirles que no.
Puedes ser de derechas, de izquierdas, de arriba o de abajo y estar en contra del maltrato a los animales.
Yo tengo mis razones personales:
El sentido común que es el más común de los sentidos. No me cabe en la cabeza que alguien pueda disfrutar con el sufrimiento de un animal tal como los vemos mientras son correteados por algunos pueblos de Cádiz o como son torturados en las plazas de toros de nuestra provincia.
El ser cristiano. Me parece terrible que haya cristianos que estén de acuerdo con esta ‘fiesta’. ¿No conocen los mensajes de Francisco de Asís al hermano lobo? ¿Maltrató Jesús alguna vez a un animal? ¡Si precisamente arremetió contra los mercaderes del templo donde sacrificaban corderos y palomas al más estilo judío de la época! Para un católico es indecente e incoherente con su fe el apoyar el maltrato, la tortura y la muerte de animales por pura diversión. Ser católico y apoyar el toreo (y mucho más, torear) va contra la ley de Dios – ¡NO MATARÁS! –  Siento vergüenza ajena con la mezcla de religión y toreo que se hace por partes interesadas. Vergüenza ajena, repito.
– Practico reiki y uno de los principios del reiki es respetar a todo ser viviente.
Pero la principal razón de todas es el sentido común y la humanidad. Quien maltrata a un animal carece de humanidad.
Por eso, me adhiero a esta campaña. Y voy más allá, yo ya es que no quiera que el señor Padilla me represente porque un torero JAMÁS me puede representar. Yo lo que quiero es que el maltrato, la tortura y la muerte a los toros desaparezca de la provincia de Cádiz y de todo el planeta.
Ojalá que a todos estos políticos y políticas que toman decisiones sin consultarlas con el pueblo sean consecuentes con la democracia que dicen defender y hagan un referéndum entre la población gaditana para saber con qué apoyos cuenta la dichosa ‘fiesta’. A lo mejor nos llevamos una sorpresa y el fin del maltrato animal en Cádiz se pueda solucionar rápidamente con educación en las escuelas.
Cádiz es una provincia muy bonita, pero tiene este defecto. En muchos de sus pueblos se maltratan a los animales.

Sigue leyendo