El gran error de los maestros/as de la enseñanza concertada.

boy-160168_960_720

Pixabay

Muchos maestros y maestras de la enseñanza concertada han cometido un gran error: acomodarse. Deberían haberse preparado durante los años de bonanza unas oposiciones y hoy estarían trabajando en la pública. Pero no lo hicieron. Mientras muchos maestros o maestras aprobaban sin plaza o estaban como emigrantes de una punta a otra de Andalucía, ellos estaban en la comodidad de sus casas.
Algunos llegaron a pensar incluso que era el Partido Popular quien defendía la enseñanza concertada. Pero la crisis hoy les ha mordido como nos ha mordido a todos. Y lo peor es que tienen la reforma laboral del PP como una guillotina sobre sus cabezas. Porque el Partido Popular defiende ese tipo de enseñanza exclusiva, pero no a sus trabajadores/as. (La foto es de Pixabay).

¿Cuánto nos costará el hipotético pacto tripartito en Jerez?

Foto Pixabay

Foto Pixabay

El gobierno del PSOE jerezano de la alcaldesa Mamén Sánchez, te podrá gustar mucho, más, regular, menos o nada, pero lo que sí ha demostrado sin dejar duda ninguna es que con sólo seis concejales se puede gobernar una ciudad tan compleja como es Jerez de la Frontera, con más de 200.000 personas.

Por eso, y por el previsible pacto de gobierno municipal y la entrada en éste de IU y Ganemos Jerez, una de las cosas que tiene que quedar meridianamente clara es cuánto nos va a costar a cada jerezana y cada jerezano este pacto.

Y como al espantado, la sombra le espanta y ya venimos de vuelta, espero y deseo que el pacto consista en seguir con el mismo número de concejales y que los nuevos cambien a los antiguos y sigamos teniendo las mismas delegaciones y pagando los mismos sueldos. No vaya a ser que con la nueva reestructuración aparezcan delegaciones con nombres como aquella del pacto IU y Pacheco hace quince años,  llamada Delegación de Cohesión Social y Solidaridad Territorial  y nos encontremos con una nueva serie de Delegaciones extras como pudieran ser (y no estoy dando ideas) : Delegación de Igualdad, Delegación de las Personas Mayores, Delegación de Asuntos Sociales Ciudadanos, Delegación de Asuntos Sociales Rurales, Delegación de Educación, Delegación de Cultura, Delegación de Fiestas, Delegación del Conocimiento Digital, Delegación de Economía, Delegación de Hacienda, Delegación de Ecología y defensa del Medio Ambiente, Delegación de Transparencia del Erario Público, Delegación de Relaciones Interdelegacionales entre Delegaciones, etc. con su correspondiente Delegado/a al frente, con su buen sueldo, su buen despacho en su buen edificio, sumados a los asesores/as que necesiten, más un/una periodista para cada cuál, un despacho, un funcionario/a, y etc., que ya como digo, nos vamos conociendo.

Confío en la seriedad y el compromiso de IU y Ganemos Jerez en un pacto con el no estoy de acuerdo (aunque es mi sola opinión, y es eso, una opinión en la nada) y que no multipliquemos los gastos de una ciudad ya endeudada hasta las cejas para que no seamos la gente de Jerez quienes paguemos el pacto al final.

 

Cuando la señora de derechas lloró.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Estaba ella cómoda en su sillón tomando el postre, cuando éste se le atragantó al enterarse que en la costa de Cádiz había aparecido el cadáver de un niño que había intentado cruzar el Estrecho de Gibraltar. El que fuera una señora de derechas y como Dios manda no implica que no tuviera corazón ni sentimientos, ni que fuera dura como el acero.

La imagen del pequeño sirio en la playa volvió a su cabeza, aunque en esta ocasión no hubo fotos. Es más, la noticia llegó como tarde. Y poco a poco, llegó su nombre: Samuel. Luego, el de su madre: Verónica. Nombres muy poco musulmanes, por cierto.

Y lloró. No pudo reprimir las lágrimas por saber que en la misma playa que ella se baña en verano y pasea con su velero, se ha convertido en un cementerio donde adultos y niños se dejan la vida.

No, no es justo. Recordaba la última misa del domingo y las últimas de navidades. Cuando la sagrada familia huía de Egipto para que no mataran a Jesús. En el fondo es lo mismo, pensó. Huyen de la muerte y a la muerte encuentran sea en el mar o el desierto.

Dejó de comer y apagó la televisión. Estaba impactada pensando en por qué le dolía la muerte tanto y en que injusta era ella misma al quedarse en estado de schock sólo porque la muerte infantil había sido a pocos kilómetros de casa.

Se fue a su oratorio y rezó y pidió perdón por el alma de Samuel, de sus padres, de todos los muertos que cruzan el Estrecho de Gibraltar. De todas las víctimas de la guerra. Se acostó también rezando hasta que se quedó dormida.

Al otro día, se levantó y volvió a hacer sus tareas cotidianas. Leer la información del día y repartir a diestro y siniestro los whatsapp que le mandaban sus amigas. Siguió criticando a la izquierda poniendo su típica cara de escandalizada, siguió defendiendo la reforma laboral y las políticas que han traído esta crisis económica, negando con la cabeza cada vez que escuchaba a los familiares de las víctimas del Yakolev, siguió mandando mensajes contra el lobby gay,  siguió apoyando la construcción de un muro metálico en Ceuta y Melilla con sus concertinas, siguió dando publicidad a las bonanzas de las políticas restrictivas para acoger inmigrantes, siguió criticando a la religión musulmana y la construcción de mezquitas, siguió olvidando al pueblo saharahui, siguió boicoteando a los catalanes, siguió yendo a misa… y en resumen, siguió siendo una señora de derechas. Eso sí, una vez lloró.

Vencedor de la nada #Poema

Nuevo poema en mi blog El Poeta Tristón

 

El tratamiento de las noticias relacionadas con el cáncer en los medios.

Asociación Española Contra el Cáncer

                                              Asociación Española Contra el Cáncer

Yo tengo que reconocer que después de haber vivido el proceso de cáncer de mi hermana y su posterior fallecimiento, me he quedado herido y demasiado sensible, percibiendo matices en las noticias y las maneras de informar de los medios de comunicación sobre todo aquello que tiene que ver con el cáncer, especialmente, cuando muere alguien famoso; no ocurre con las noticias relacionadas con las investigaciones en torno al cáncer.

Pero cuando alguien famoso muere de cáncer, creo que no lo hacen bien los medios de comunicación.

Ha vuelto a ocurrir con la muerte de Bimba Bosé (caso para estudiar también por cómo cierto sector de la sociedad española a linchado en las redes sociales a la familia Bosé estando aún de cuerpo presente Bimba).

Los medios tienen que tener muy claro a quién va dirigido ese mensaje que ellos lanzan con la información del fallecimiento por cáncer. Posiblemente, lo hagan con buena intención hacia el público en general. Pero es que entre ese ‘publico en general’ está también la población enferma de cáncer y sus familiares.

No se pueden ustedes ni imaginar el golpe psicológico tan duro que es ver en los telediarios, escuchar en la radio, internet, etc… continúamente que Bimba Bosé ha muerto de cáncer. La misma enfermedad que tengo yo. La misma enfermedad que tiene mi familiar. Recuerdo que durante el proceso de enfermedad de mi hermana murieron las dos Rocíos: Rocío Jurado y Rocío Dúrcal. Ni que decir que mi hermana lo pasó falta, porque sin poder salir de casa, de las pocas distracciones que tenía para su cabeza era la televisión.

Digo yo que no costaría mucho decir y explicar después de cada muerte por cáncer de alguien famoso, que el cáncer hoy es una enfermedad que se cura. Que se cura con prevención y con sanidad pública. Que si dan el número – uno – de una persona famosa que ha muerto de cáncer, que a continuación digan cuántas personas – no famosas – se han salvado este año y se han curado de cáncer gracias como digo, a una buena labor de prevención, seguimiento en hospitales y una sanidad públicas sin recortes.

Piénsenlo. No cuesta trabajo y no hundirán a las personas enfermas de cáncer en un pozo. Al revés, les alumbraréis con un toque de esperanza. Una esperanza que no es ficticia, que es cierta al cien por cien: que el cáncer en muchas ocasiones, se cura.

Pagar el pacto #Jerez

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Según el linguista Anicet de Pagés, la expresión pagar el pato lo define cómo ‘Padecer o llevar pena o castigo no merecido, o que ha merecido otro’.

El pato o el pacto; ya sabemos de nuestra manera de hablar y comernos algunos fonemas. Una expresión que viene del antiguo antisemitismo que había en la península ibérica.

Hago esta introducción para situarnos. En nuestro sistema político electoral, a los partidos que se presentan le pueden ocurrir varias cosas según sus resultados.

Que ganen con mayoría absoluta. Hecho ansiado por todos. Da tranquilidad y estabilidad al gobierno además de saberse con el apoyo de más de la mitad – ojo – de las personas que han votado (que no de la ciudad entera, si nos referimos a unas elecciones municipales).

Que saque la mayoría de votos pero sin mayoría absoluta. Normalmente, a quien le ocurre esto, se da a presentar como el ‘ganador’ de las elecciones, cuando realmente no es así. La realidad es que la mayoría de la gente que ha votado, no les quieren.

Y entonces, cuando no hay mayoría absoluta viene la cuestión. En nuestra legislación y en los mundos de Yupi, prima el interés general de la ciudadanía, por lo cual pueden darse dos opciones: o que surja un gobierno en solitario, con el apoyo puntual de la mayoría de las personas elegidas como representantes (como ocurre en Jerez ahora) o un gobierno de coalición donde diferentes partidos forman un gobierno y se reparten las responsabilidades. Si uno lo piensa, esto es lo mejor. Todo el mundo dialoga, negocian y consiguen lo mejor para la ciudad.

Sigue leyendo

La Virgen de la Rotonda #Jerez : una polémica artificial utilizando a los cristianos

Opinión en vídeo en mi canal de Youtube sobre algo de lo que ya escribí hace unos días: la polémica de poner una estatua de una Virgen en Jerez, la conocida ya como ‘Virgen de la Rotonda’.

Welcome to Ruidosa de la Frontera

Restos de petardos en la barriada de la Granja (La Voz del Sur)

Restos de petardos en la barriada de la Granja (La Voz del Sur)

Llega Navidad y llegan los petardos. Algún gen valenciano debemos tener por aquí, pero el caso es que Jerez es una ciudad que no aprende del daño que hacen los petardos.

Es de todos conocidos la tragedia que vivió una mujer de Los Albarizones cuando un petardo le hizo perder un ojo.

Tampoco podemos olvidar como en éste año 2016 una compañera de Radio Jerez pudo sufrir una desgracia similar en la calle Consistorio cuando un petardo surgido de la nada le explotó cerca.

Son muchas las zonas de Jerez donde se quejan por el lanzamiento de estas pequeñas bombas que no sé si pretenden divertir o asustar. Aun recuerdo el estruendo que un gracioso chiquillo produjo en una casapuerta de la barriada de La Granja.

También es sabido del gran daño que hacen los petardos a los perros, que  no pueden soportar el ruido de estas pequeñas bombas.

Pero también habemos otros afectados. En mi caso, un petardo me hace doble daño. Primero, porque padezco de la enfermedad de Ménière, un transtorno auditivo que produce vértigos y sordera. El ruido a mí me ocasiona mareos y hace que no entienda nada de lo que se habla. Y es suficiente el ruido de la gente de un restaurante con gente comiendo o en más demasía, una caseta de feria, para que yo  no me entere de nada y pueda tener una crisis de vértigo, que toco madera, hace ya tiempo que no las sufro.

Pero también padezco del corazón. No es grave. Taquicardia paroxística supraventricular. Me ocurre con situaciones de estrés. Puedo llegar a las 160 pulsaciones por minuto. Y el estallido de un petardo sin esperarlo, me la puede provocar.

A lo que voy es a dejar constancia de que la pirotecnia no controlada como es la que se produce en Jerez en Navidad es un peligro para la integridad y la salud de las personas.

Ya el año pasado por estas fechas me quejaba de lo mismo, pero en Jerez parece que algunas normas o no existen o no existen quienes las hagan respetar.

Posiblemente hará falta alguna desgracia más para que nuestros políticos se rasguen las vestiduras y se pongan manos a la obra.

Miren: los petardos son peligrosos. Prohíbanlos totalmente como se prohíbe fumar en un Hospital. No pasará nada y todos viviremos en paz.

Y ya aviso que si algún día sufro daño en mi salud auditiva o cardíaca debido a un petardo voy a ir legalmente contra quien lo haya hecho estallar como una agresión hacia mi persona. Y si es un menor, iré contra sus padres, madres o tutores. Y por supuesto, contra una administración que no sabe controlar todavía el peligro que son los petardos en esta nuestra ciudad de Jerez de la Frontera, capital del ruido y la contaminación acústica en Navidad.

Y después de esto, sólo me queda desear a quienes tienen la paciencia de leerme un año nuevo, bueno de verdad, con salud, es lo que importa. Y no es un copia y pega. Os deseo salud, porque sé lo que se sufre cuando no se tiene. Desearos una ciudad y un mundo sin ruidos, donde podamos hablar sin gritar. Y también una ciudad donde las farolas alumbren hacia la tierra y no hacia el cielo, impidiéndonos en general a la ciudadanía ver las estrellas, y a los astrónomos en particular, observar y estudiar el cielo, pero eso, la contaminación lumínica de Jerez será tema para el año nuevo.

¡Salud, justicia social y felicidad para todo el mundo en 2017!

 

Cuando la Iglesia Católica te da una patada en el trasero.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

La entrevista que ha publicado la Voz del Sur a quien fue sacerdote y nunca obispo de la ciudad de Jerez es una entrevista penosa. No, no por quién la ha realizado, que me parece excelente, sino por el contenido.

Sólo le doy la razón en lo de sacar los santos a ventilar. Lleva razón. Lo de las procesiones en Jerez es un puro pitorreo. Pero lo es porque ellos, el clero, así lo dejan y así lo ha querido.

Nadie niega tampoco la labor histórica que este hombre ha hecho por nuestra ciudad y es digna de reconocerse, pero como cristiano, lo que dice, lo que desprende, deja mucho de desear.

Cito:

Pregunta: El pasado mes de abril, Francisco, a través del documento Amoris laetitiaLa alegría del amor, en latín- hacía una llamada a los sacerdotes de todo el mundo para que acepten y reciban a divorciados, familias monoparentales, homosexuales y parejas heterosexuales que viven juntas, pero no están casadas.

Respuesta: Pero aceptar no significa darle la comunión a un homosexual o a un heterosexual si por la noche ha estado con su pareja. O a un divorciado que se junte con otra mujer, porque viven en público pecado mortal.… Eso no lo ha dicho el Papa ni lo va a decir.

Se le olvidó al  periodista preguntar si los curas gays o los curas heterosexuales podían dar de comulgar también si por la noche habían estado con su pareja. Y lo digo porque lo sé. Y ya no me refiero a parejas con amor (que por cierto, donde hay amor está Dios y el amor es lo más importante de todo. Ya lo decía San Pablo en su carta a los corintios: Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor. (Corintios, 13); me refiero a esas parejas sin amor – ojo, que nos la crítico – a ese polvo nocturno de algunos curas en clubs de hombres  o a esos otros curas que tienen su amiguita para cuando les hace falta. Esos curas que me dieron por saco bastante tiempo en mi blog y luego te enteras que se salen porque se han casado. ¡Y ahora siguen dando lecciones de moral! U otros curas, gays, que por ser yo como soy, cristiano, me acosaban por teléfono para hablar u otras cosas conmigo y nunca consiguieron nada de mí, salvo mi compasión. 

No por ello desprecio a toda la Iglesia Católica. Hay muchas personas buenas que hacen una labor encomiable. Y muchos curas gays buenos que son todo un ejemplo de ser cristianos.

Pero miren. Yo estoy harto de que cada día la Iglesia Católica te despierte con un insulto, un desprecio, un ataque. Mientras tú estás con los laudes, ellos, los de siempre, amanecen insultándote. Son sus buenos días. Como a Jesús en la Cruz. Ellos se reían de Él porque no reconocían al Dios hecho hombre. Ahora se ríen de las personas homosexuales o divorciadas porque no reconocen al Dios que está en el prójimo, sea homosexual o sea una persona divorciada.

Yo estoy harto. Me siento humillado, insultado, vilipendiado, discriminado. Siento que me tratan como un apestado. Me siento expulsado cada día de la Iglesia Católica. Expulsado a patadas. Golpeándote donde más te duele. Comparando a tu pareja – a la que quieres, a la que amas, a la que Dios está presente en ella en forma de amor – como si fuera una unión entre dos perros. Y se conoce que tampoco saben apreciar el amor que es capaz de dar un animal.

No, yo no puedo más. Yo tiro la toalla, lo siento. No volveré a pisar mi parroquia, la que me toca por mi barrio, porque es donde este señor da misa. Lo siento. Yo no voy a donde se me echa. No puedo ir a dónde tengo que romper con mi pareja que es lo que más quiero y tengo en este mundo, para estar en comunión con su Dios. Y digo su Dios, porque ese Dios que discrimina a las personas por ser como son o porque el matrimonio les falló, no puede castigar con el desprecio de esa manera. Parece que siguen creyendo en el Dios del Antiguo Testamento, y no en el mensaje que trajo Jesús de Nazaret, con ese Dios nuevo, misericordioso y hecho persona.

No, no puedo más. Les digo adiós y que se queden ahí: solos, con sus rezos que nadie escucha, con sus misas repletas de niños y niñas de primera comunión que  nunca harán la segunda; con sus figuras por las calles que son más espectáculo que acto de fe y con sus puertas cerradas, porque así están casi todos los templos de Jerez salvo en horario de misa: cerrados.

Y a pesar de los insultos, de los desprecios, de sentir cada día que te llaman enfermo, de que gasten sus energías en querer curarte de los que ellos llaman enfermedad, a pesar de todo, a pesar de todo ello, no van a poder con mi fe.

Me levantaré cada día dando gracias a Dios por estar vivo. Y a las doce aunque el trabajo no me permita pararme siempre tendré un momento para María de Nazaret, la que estaba a favor de los oprimidos y derribaba del trono a los poderosos. La que es mi Madre y no me rechaza. Intentaré ser buena persona, a pesar de todos mis errores y fallos que tendré, porque soy humano y estoy hecho de barro.

No, no podrán con mi fe, aunque ya no vaya a la casa que de la que me han echado. Jesús está en todos sitios: en cada persona que sufre, en cada campo, en cada mar, en cada estrella. Y hasta en los malos, también está en los malos. Que son dignos también de perdón y les perdono, aunque como Jesús, no puedo ni debo callarme.

No, no podrán con mi fe. Cada noche me acostaré diciendo lo mismo: Dios mío, ven en mi auxilio. Señor, date prisa en socorrerme. En paz me acuesto y en seguida me duermo, porque tú sólo, Señor, me haces vivir tranquilo.

La Virgen de la Rotonda

Virgen de Lourdes

Virgen de Lourdes (Francia) – Wikipedia

Ya estamos. Por si nos faltara poco para ahogarnos, tenemos una nueva cortina de humo. Sí, de esas que nos nublan la vista, nos hacen toser y sobre todo nos hace no ver lo que tendríamos que ver.

Resulta que de nuevo sale a la palestra ese monumento que quieren poner a la Virgen María en una rotonda en la antigua nacional IV por Montealto.

Perdonen mis lectores/as pero ahora me voy a poner en plan místico y cristiano, aunque en algunas cosas coincida con los defensores del laicismo, como es la no presencia de cuestiones religiosas en ambientes públicos.

A ver. Y hablo como cristiano y es sólo una opinión personal. La Virgen María para los cristianos es una figura importantísima. También para los musulmanes. Y para algunos cristianos es la madre de Dios y la sienten de la misma manera que a su madre carnal.

No sé que les pasa a algunos católicos de Jerez (ojo, se puede ser cristiano sin ser católico) que están empeñados en sacar las imágenes de los templos. Es como si huyeran, como si les diera miedo la casa de Dios. Sólo tenemos que ver el maratón de procesiones que hemos vivido en Jerez durante este año que va a terminar.

Poner una figura de la Virgen María en una rotonda es por lo pronto, ponerla al nivel del Michelín de Caulina, del toro mohoso del Pelirón o de los caballitos de colores (los que quedan) de la Avenida de Europa. Eso por lo pronto: una auténtica falta de respeto. ¿En una rotonda? Si fuese en una plaza… pero ni eso. Es que el sitio de una imagen de la Virgen María no es ni una plaza ni mucho menos una rotonda: es el templo o la casa particular de cada cristiano/a.

Exponer una imagen religiosa de tal manera es exponerla al vandalismo. Ya tenemos experiencia hace tiempo con la imitación de la gruta de Lourdes al lado del zoobotánico.

Tampoco entiendo muy bien lo de los monumentos en las rotondas. ¿No atentan contra la seguridad del tráfico? ¿Qué pasa cuando alguien que no es de aquí llega a una rotonda (tenemos cientos) y se pone a mirar el toro, la moto, el número, los olivos o el minotauro? Que pierde atención y se la pega. Porque no hay cosa más fácil que darse un golpe en una rotonda en Jerez. Ya saben, las hacemos rectas, nada de girar, para qué. Tenemos mucha prisa. Hacer una rotonda en Jerez es actividad de alto riesgo.

A lo que voy. La Virgen, al templo que es su casa, que es donde se la respeta y se la quiere. Pero dejarla ahí sola, en medio de una avenida… lo único que sirve es para hacer política. Sí, política. Poner a la gente en contra y a favor de la Virgen de la rotonda. A dividirnos. A enfrentarnos. A echarnos a pelear a unos contra otros y a ahogarnos en una cortina de humo intencionada para cuando se revuelva el río, recoger peces.

Señores y señoras responsables religiosos de Jerez: menos imágenes y preocupénse de que los sagrarios (que ahí es dónde está Jesús de verdad, o eso me contaron desde siempre) están vacíos. A rezar, al sagrario o en casa. Y menos imágenes de una Virgen María muda que dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos cuando habla.