¿Beneficia a la izquierda pactar con el independentismo?

President Puigdemont, "Ciutadans de Catalunya, vénen hores en què a tots ens pertocarà de mantenir el pols del nostre país" 02
Decía Pascal que el corazón tiene razones que la razón no entiende. La izquierda es más de usar la razón. De la reflexión y de aplicar una moral social a las cosas basadas en la igualdad, el respeto, etc… Por eso, el sentido común hace llevar a preferir el diálogo como método para solucionar los problemas como es el caso que se está viviendo con los independentistas catalanes.

La derecha es más de moverse por el corazón, por instintos, por pasiones, dejando a un lado la reflexión y el sosiego, terminando todo con un golpe de su autoridad.

La razón por tanto nos dice que el Presidente del Gobierno hace bien con hablar con los partidos independentistas.

Pero ¿realmente estos partidos independentistas merecen este esfuerzo del Gobierno si dar nada a cambio? Están demostrando ser unos egoístas, no tener empatía ninguna con España, mucho más grave en ERC que se hacen llamar de izquierdas. ¿Qué piensan cuando cantan la internacional? Me pregunto si la cantan…

El independentismo no se lo merece. Prefieren echar abajo un presupuesto social antes que renunciar a sus posturas egoístas.

La izquierda no debe caer más en la trampa y debe romper lazos con quienes no los benefician en nada. Al revés, sólo les perjudica.

Es también actuar con el corazón. Ya está bien de aguantar la arrogancia separatista.

También es hora de que la izquierda piense en modo marketing electoral. Queremos una izquierda transformadora de la sociedad y no una izquierda utópica que sólo sirve para mantener una casta política acomodada que sólo sirve para estar en la oposición.

La izquierda, por las conversaciones con el separatismo catalán, va a perder todas las elecciones que vienen, las generales y las municipales porque la gente vota en clave nacional. Por el acercamiento a estos independentistas insaciables y egoístas, muchos colectivos vamos a perder derechos que la derecha va a quitar. Mujeres, pensionistas, parados, trabajadores en general, clase media, colectivos LGTBI, enfermos, personas mayores, estudiantes, trabajadores públicos, inmigrantes, etc… Vamos a sufrir un gobierno de extrema derecha por haber intentado dialogar con quien plantea cuestiones egoístas sin importarle el bien común de España.

¡Izquierda, espabila! . El nacionalismo nunca es amigo. Sólo piensan en sí mismo. Que es legítimo, pero incompatible con lo que es ser izquierda y no trae ningún beneficio. Al revés, beneficia a la derecha que también es nacionalista y excluyente, y exactamente lo mismo de intolerantes que los independentistas catalanes solo que con banderas distintas y mira por dónde, con los mismos colores.

El pozo más grande del mundo

Gemma Almagro

11

Había una vez un pozo
muy grande
que no tenía arena
sino agua
y cientos de niños
se caían en él
y se morían
pero no había cámaras
y a las máquinas
y a los barcos gigantes
no les dejaban
salvar niños ni grandes
pero no era importante
porque las personas en su sofá
no podían verlo
y los señores que mandan
miraban hacia tierra firme
para no tener que ver
el mar,
y si de algo se enteraban
hacían como si nada
y así todo el mundo
podía ser feliz
porque los niños muertos
no entraban en sus casas
ni en sus oídos
y se morían discretos,
sin hacer ruido,
solitos
en el agua.
Entre las olas.
Entre los gritos papá y mamá.
Con la ropa mojada.
Se morían los niños.
Se morían despacio.
Porque no sabían nadar.
Porque eran invisibles.
Pero no pasaba nada.

Ver la entrada original

Jesús liberador

Este domingo, si algún cristiano de los costumbres y tradiciones, lee o escucha lo que Jesús dice en el evangelio se va a quedar sorprendido. ¿De qué va este Jesús que en nada se parece al humillado que vemos el Jueves Santo o al muerto que vemos el Viernes Santo o a ese Jesús desfigurado que nos lo muestran como un príncipe con un corazón ensangrentado antes que un humano que dio la vida por los demás?

Jesús anuncia su plan de gobierno. Este plan que es una buena noticia y que tiene unas promesas que asustan al poder establecido: al del estado romano y al de los sacerdotes de la época. También sigue asustando este mensaje hoy. Por eso nunca encontrarás a una figura de Jesús subida en un paso anunciando para qué vino a la tierra.

Porque no vino para ser el protagonista de nacimientos o ser la estrella del folklore. Vino para ¡escuchen! dar la buena noticia a los pobres. para proclamar a los cautivos, la libertad. A los ciegos, la vista, la libertad a los oprimidos.

Es un mensaje totalmente revolucionario. Hoy, piensen, si algún partido proclamara esto en su ideario de nuevo, les aseguro, sería condenado por el estado, el poder sacerdotal y el mismo pueblo si cabe, que siempre da la espalda a quien pretende salvarle. Somos así, que le vamos a hacer.

Esto lo hace Jesús porque tiene una idea de Dios distinta al Dios judío que nos han enseñado. Al Dios vengativo y violento: el mismo Jesús evita referirse a él en esta lectura del párrafo de Isaías que lee en la sinagoga de su pequeño pueblo de Nazaret.

El Dios que nos enseña Jesús está en el prójimo, no en la imaginación ni en las alturas. Por eso, quiere lilberar a ese Dios que sufre dentro del pobre, del explotado, del marginado, del discriminado, del… de los nadies, como decía Eduardo Galeano.

Ese Jesús del domingo que viene será callado, sólo harán notar de él el valor espiritual, que si el espíritu de Dios está sobre Él, que si Dios le ha enviado, que si se cumple el tiempo. Pero te callarán para lo que vino a hacer. Una tarea sumamente peligrosa porque hace tambalear los poderes de la tierra. Esa es la razón por la que nos han secuestrado al Jesús humano y nos lo han convertido en un ser angélical, edulcorado, que sólo sirve para pedirle milagros y no para que cambiemos nuestro modo de vida, ese modo de vida que dejó tan triste al joven rico.

Eliminemos los Centros de Salud

Sanidad Franquista

Sanidad Franquista

‘Los centros de salud deben desaparecer porque son un gran gasto. Debemos tener un solo ambulatorio como así fue en los años 70. Hemos acostumbrado a la gente a estar enferma. Que vaya sólo el que esté malo de verdad. Si te duele la espalda te curas con una pastilla de Okal. Cuando la gente vea que tiene que esperar y no le llega el turno, los que no están malos, se irán. Y oye chica, si quieres lujos, págatelo tú, que hay muchas consultas privadas y así movemos la economía.’
Del libro ‘Camino de la Patria’ de mi #TiaPuchita.

 

La formación de nuestros políticos

Opositor

Opositor

Los políticos son más que esos señores y señoras que salen en la tele y hablan por la radio. Son las personas que nos gobiernan y las que hacen las leyes que rigen la convivencia en nuestra sociedad.

Estaba escuchando la radio cuando di un respingo al oír a un político que estaba declarando en un juzgado que decía más o menos que él no se leía las cuentas anuales, ni tenía conocimiento de contabilidad pública ni tenía tiempo.

Ahí entré en modo pánico porque si un gobernante no se lee las cuentas y no tiene conocimiento de contabilidad pública ¿cómo gobierna? Les voy a contar una cosa que les va a resultar pesada. Es parte de las materias que se tienen que estudiar un cuerpo de funcionarios de la Junta, de los más normales, los Administrativos, que para un puesto base pueden rondar en los 1200 euros en mano.  Como digo será pesado leerlo. Imaginen desarrollarlo, memorizarlo y gastarse 65 euros al mes que vale una academia para que te preparen. Miren ustedes qué tienen que estudiar y aprender de memoria estos vulgares funcionarios sobre contabilidad pública: Los contratos del sector público. Órganos de contratación de la la Administración de la Junta de Andalucía y sus entes instrumentales. Responsabilidad patrimonial de la Administración. Responsabilidad de las autoridades, el personal de la Administración y los contratistas. El Presupuesto de la Junta de Andalucía. El ciclo presupuestario: elaboración, aprobación y rendición de cuentas. Estructura. Los créditos presupuestarios. La ejecución del presupuesto. Los pagos. Retribuciones del personal al servicio de la Administración. Subvenciones de la CA de Andalucía. Tesorería de Andalucía. Cuentas generales y autorizadas. Cuentas de gastos de funcionamiento. Control de la actividad financiera. La función interventora, el control financiero, la Cámaras de Cuentas.

No sigo. No quiero aburrirles. Pero es mucho más largo. Cientos de páginas. Y el político dice que no tiene conocimientos de contabilidad pública. El pobre currito administrativo mil doscientos eurista, sí.  Que se lee los Presupuestos Generales anuales de la A a la Z porque le puede caer alguna pregunta en el examen.

Surge la pregunta: ¿Cuál es la formación que se le exige a un político para ejercer sus funciones? Y no digo la titulación que tenga, porque a la ciudadanía la titulación que tenemos sólo sirve para acceder a hacer una oposición. Luego tenemos que pasar pruebas muy duras. ¿Qué pruebas tiene que pasar un político para acceder al cargo? ¿Las elecciones? ¿Eso les debe dar patente de corso? Unas elecciones, al igual que no son una ‘amnistía’ a la gestión anterior que hayan tenido y que tendrá que ser controlada por las autoridades competentes, no deben ser el único requisito. Deben demostrar que saben, que están preparados, que son competentes en la materia que van a gobernar. Si me permiten, como mínimo, lo mismo que un administrativo. Así nos encontramos como por ejemplo, un psicólogo que hoy te gobierna Agricultura, mañana te gobierna  Turismo, y pasado mañana, cae en desgracia y coge la Dirección General de vaya usted a saber qué o eurodiputado sin tener el B1 de cualquier idioma europeo.

Aunque yo, si fuera consejero, director general, ministro, etc, me preocuparía de saber como mínimo lo que sabe un grupo A del funcionariado de la Administración General. Y recalco Administración General, porque hay muchos docentes, por ejemplo, que acceden a cargos de gobierno sin tener ni idea de Administración General. Por mucho grupo A que sean.  No es por nada, pero qué de líos se evitarían los políticos al hacer cosas que no deben (o no hacerlas) si supieran las consecuencias.

Por eso, entré en modo pánico y creo que ustedes también. ¿Cómo puede gobernar y llevar un organismo una autoridad que desconoce la contabilidad pública? ¿Fiándose de los funcionarios? ¿Y cuándo el funcionario te dice que eso no se puede hacer y tú te empeñas – como no tienes ni idea – en que sí? ¿Confiando en los asesores que tú mismo nombras o ten nombran, que tienen menos idea que tú y lo único que sirven es para complacer cuotas de partido? ¿Oyendo a gente que no es funcionaria pero que trabaja para la administración a través de empresas externas?  Esto lo traslado a todas las administraciones, desde la central a la local. ¡En manos de quiénes estamos!

 

Mi novela: El andaluz que viajó a las estrellas.

Estoy tan cansado de la política y de la vida diaria, que he vuelto a escribir. Sí, pero no de lo que ocurre. ME HARTA. Mejor la imaginación. Mejor la poesía. Mejor la prosa.

Por eso, he comenzado a publicar una novela escrita desde hace años en formato blog.

La puedes seguir en El andaluz que viajó a las estrellas.

Una novela de ciencia ficción con ambiente gaditano y …

bueno, sigue leyendo 🙂