Si tú no quieres mis aceitunas, yo no quiero tus hamburguesas

TIO SAM

TIO SAM

Si no quieres mis aceitunas, yo no quiero tus hamburguesas. Eso es lo que me pide el cuerpo hacia la política de aranceles que contra los productos extranjeros, y en este caso, a la aceituna negra de Andalucía. Pero claro, si yo boicoteo los célebres restaurantes de cómida rápida made in USA, también estaría boicoteando a los trabajadores y trabajadoras españolas de dichos establecimientos. El boicot no sería justo. Más bien sería una medida de orgullo patrio, pero que se vuelve en contra.

Todo esto me lleva a pensar que estamos absolutamente cogidos por nuestras partes más débiles. Vivimos presos de los productos USA, y hay muy pocas alternativas a ellos. Hay cosas en las que sí, en Europa, vamos a dejar de depender de USA. Con el programa Galileo, prevista su implantación para 2020, podremos dejar de depender del sistema de señalización por satélite que utilizamos en nuestros móviles, Tom Tom, etc… conocido como GPS, para tener uno propio europeo. Supongo que esto es muy importante en caso de guerra. Europa no puede dejar su logística y sus manos en satélites guiados exclusivamente por los Estados Unidos.

Pero ¿y en el resto de cosas? ¿Tenemos alternativa? Servidor, el que escribe esto, está más que harto de la política de datos y de las puñeteras normas comunitarias de Facebook. La opción es no utilizar Facebook, pero claro, yo también me aprovecho de la visibilidad que me da. ¿Qué opciones tengo? Ninguna. No hay red que le haga sombra ahora a Facebook, Instagram y Whatsapp que son todas de USA. Quizás Telegram haga un poquito de pupa a Whatsapp. Telegram de origen ruso, pero que sólo crece cuando Whatsapp cae, para luego quedar en el olvido. Y de Google +, ese gran desierto, también USA, para qué vamos a hablar.

Pienso que Europa tendría que lanzar una alternativa a todas las redes sociales y los gigantes de los datos que son USA. Tenemos Facebook y sus satélites, Google o Microsoft con su Windows y su Office. En Andalucía se han dado pasos pequeños, al no utilizar la suite ofimática de Bill Gates en la Junta de Andalucía, ya que se usa la suite Libre Office, de código abierto y libre compartir. Sin embargo, la misma Junta andaluza abandonó su proyecto estrella del uso de software libre, Guadalinex, basado en Linux, por razones que yo aún desconozco.

O bien sea Europa quien lidere la alternativa, o bien podría ser España. Qué arrepentida debe estar Movistar cuando convirtió la red Tuenti, que era un Facebook en español, en operadora. Pudo haber sido la gran competencia y alternativa a Facebook, una red social para gente que hablara español.

Como digo yo ahora me siento preso. No puedo dejar las redes privativas porque no tengo alternativas libres. Ojalá nacieran. Sé que es cuestión de dinero y tiempo. Pero también es cuestión de libertad. ¿No defienden eso los liberales que admiran la economía de mercado? Pues ahora no hay libertad que valga. Somos presos de las grandes multinacionales que comercian con nuestros datos y se hacen ricos a costa nuestra y nosotros, los usuarios no tenemos derecho alguno. O lo tomas o lo dejas. No sé ustedes, pero yo me siento viviendo en una auténtica dictadura digital, donde crees que hay libertad de opinión, pero realmente no tienes libertad de movimientos y sólo se va a ver lo que ‘ellos’ te dejen enseñar.

Reiki: verdades y mentiras.

Reiki

Reiki – Foto Pixabay

 

En los últimos años, y debido sobre todo a la bajada en la calidad en la sanidad pública por un lado y a la falta de educación crítica en la ciudadanía, han experimentado un gran auge las llamadas medicinas alternativas y complementarias.
Dejemos claro estos dos conceptos, que aunque parecidos, son muy distintos.
La medicina alternativa es aquella que se postula para sustituir a la medicina oficial; esto es muy peligroso ya que implica el abandono de tratamientos médicos que pueden ocasionar hasta la muerte de las personas.
La medicina complementaria es aquella, que siguiendo lo que dice la medicina oficial, ‘complementa’ a ésta con otras terapias. Aquí podemos encontrar desde ‘medicinas’ que no sirven para absolutamente nada, como la homeopatía o prácticas que sí se ha demostrado que tiene beneficios, como por ejemplo, tomar una infusión de valeriana por la noche para dormir mejor.
Entre toda estas terapias que han surgido ahora, el reiki es una de las que más ha llamado la atención del público y está teniendo un gran crecimiento entre los seguidores de esta práctica. Pero como no podía ser menos, el reiki está rodeado de mucha mentira y mucho fraude. A eso voy.
El reiki es una práctica japonesa basada en la imposición de manos por la que, según su inventor, Mikao Usui, se transmite energía del universo a la persona para que fortalezca su energía vital y así mejorar la salud.
Aunque los efectos del reiki no han sido comprobados científicamente, sí puedo decir como practicante y maestro de esta disciplina, que el reiki puede producir (no siempre) efectos positivos en el estado de ánimo del paciente que le ayudará a superar una enfermedad. Es cosa de lógica. Para vencer una enfermedad, tendremos más posibilidades de hacerlo con un espíritu optimista que con un espíritu triste.
Eso es reiki. No es más. Una práctica que en muchos aspectos se parece bastante a la meditación (cuyos beneficios está suficientemente comprobados).
Sin embargo, son muchas las personas que se han aprovechado de este auge de la practica de reiki para hacer su agosto, y lo que es peor, a costa de personas enfermas. Se están cobrando cantidades excesivas por dar sesiones de reiki. Cantidades que llegan a ser muy altas cuando es para aprender a dar reiki. Hay varios niveles de aprendizaje, y por cada uno , se te cobra una cantidad, que en los niveles de maestría pueden llegar a los 600 ó 1000 euros.
Estas cantidades se suelen cobrar ‘en negro’, ya que nadie emite factura. No sean incautos. Si alguien os ofrece servicios de reiki y os pretende cobrar, exijan factura. Que paguen sus impuestos como hacemos todos.
Por último, hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias, que últimamente lo están haciendo muy bien aunque hay casos que se escapan al control, y es avisar de que nunca se deje practicar el reiki en hospitales por parte de personas que se ‘autocalifiquen’ practicantes o terapeutas de reiki. Una cosa es que yo, que sé dar reiki, me lo dé a mí mismo en un hospital o a un familiar, a lo que se pretende por parte de algunos practicantes de reiki, que es ‘introducirse’ en los hospitales con el afán de ganar dinero a costa de gente que sufre.
Además, es muy peligroso porque estos terapeutas de reiki no son personal sanitario y no tienen ni idea de cómo actuar en un centro hospitalario.
Resumiendo, no se dejen engañar. Practicar reiki como terapia personal es una buena idea y muy saludable para nuestro físico y nuestra mente. Pero hacer del reiki  un negocio, es entrar en el mundo de los timos, los engaños y las mentiras.

Un Cero para @dentix_es #RoquetasDeMar #Almería – Nada recomendable

Dolor de muelas

Dolor de muelas

Soy paciente de Dentix en Jerez, donde me he gastado una buena pasta (siete mil euros) en arreglarme mi boca destrozada por el bruxismo que se me disparó por las muertes de mi madre y hermana y luego por el posterior Alzheimer de mi padre. Pero la verdad es que han hecho un buen trabajo. No me quejo.

Una de las cosas que me hizo elegir a Dentix fue, la facilidad del aparcamiento en un centro comercial y también que tuviera clínicas por toda España y que no fueran franquicia. A mí, que viajo bastante por Andalucía, me viene muy bien, por si me sale alguna funda o puente andando.

Ya que a mí me fue bien en Jerez se lo recomendé a mi pareja que se hizo en Jerez varios empastes. Pues bien, ahora está destinado en Roquetas de Mar, en Almería, y ha tenido un problema con la muela de juicio. Fue a la clínica recién inaugurada de Dentix en Roquetas y le dijeron que fuera al médico porque tenía infección. El médico le recetó antiinflamatorios y antibióticos y le dijeron que cuando pasara el tratamiento fuera otra vez para extraerle la muela. Pues bien va hoy, y después de tenerle más de media hora esperando a pesar de tener cita, le dicen que no pueden atenderle porque no tienen comunicación con la clínica de Jerez y que sin el historial no le pueden tocar. A ver. En la época del correo electrónico, del whatsapp, del móvil, yo no me puedo creer que en Roquetas sean incapaces de ponerse en contacto con la clínica de Jerez ‘porque no le cogen el teléfono’. ¿No tienen email, el móvil del director, etc? Increíble. Y otra cosa. ¿Para qué quieren el Historial? ¿Pues no le está diciendo el paciente lo que tiene y ellos no lo ven?  Resultado, que mi pareja se ha ido porque no lo atienden a otra clínica, no de Dentix, claro, donde lo han atendido como nuevo y mañana le extraen la muela.

¿Tan difícil era hacerlo? Es increíble como una campaña tan agresiva como es la de Dentix, con continuos folletos en tu buzón de correos, con animarte a hacerte rebaja si llevas a amigos a la clínica, una clínica lo echa todo por tierra por no saber gestionar un problema, y encima, no con una persona nueva, sino con un cliente de años, que por supuesto ha perdido y que no dirá una palabra buena sobre Dentix jamás a nadie.

Ascensores y comunidades de vecinos y vecinas

En estos días he estado acompañando a un familiar mayor en la reunión de su comunidad con el motivo de solicitar las ayudas que la Junta de Andalucía da a las comunidades de vecinos y vecinas para la instalación de un ascensor en viviendas antiguas, como es el caso, por ejemplo, de las de la Barriada de La Granja.

El plazo está abierto hasta el 19 de septiembre y pueden ver la información correspondiente en la web de la Consejería de Fomento y Obras Públicas.

Pero me corrija alguien si me equivoco. Creo que esta Orden de la Junta de Andalucía, aunque en el fondo tiene buen propósito (el ayudar a las comunidades a tener unas viviendas más accesibles y evitar que personas con limitaciones queden secuestradas sin salir a la calle), no la veo justa.

Y me explico. La Administración se relaciona con la comunidad y ésta es la que se compromete a pagar la parte que no está subvencionada.

Siempre surge la picaresca del ‘el de piso de abajo’ que no quiere pagar ascensor porque no lo necesita, que es similar al ‘el del segundo’ que no quiere pagar el arreglo del techo, porque eso está encima del quinto. O del local comercial que no quiere pagar ascensor ni arreglo de fachada, pero que sí que se beneficia de la revalorización del edificio y lo que esto aporta a su negocio.

Pero yo voy a otra cuestión. Yo me refiero a la particularidad, porque una comunidad de vecinos y vecinas está compuestas por muchos casos particulares. Sigue leyendo

Jerez sin tabaco

tabaco o salud
El 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco organizado por la OMS. Muchas personas piensan que los ‘días de‘ no sirven para nada. Pues están equivocadas. En mi caso, sí sirvió.
Era fumador desde los 17 años. Paquete y medio de Ducados. A 32 pesetas me costaba en 1983, cuando comencé a fumar en el servicio militar. Ya saben, hacerse un hombre y esas cosas.
En aquél tiempo, fumar era cosa de machotes, de hacerte el mayor y no había la información que tenemos hoy sobre las maldades del tabaco. Aunque un dato ya tenía yo: mi hermana me regaló un cenicero que decía: ‘Fumar hace pupa’. 
Tuve la suerte de encontrar una pandilla de amigos donde el tabaco estaba mal visto y así el fumar cada vez se convertía en una acción más incómoda.
Un sábado por la noche de 1992, escuché decir por la radio mientras volvía a casa: ‘Mañana es el Día mundial sin tabaco’. Y pensé. Pues a partir de mañana, no fumaré. Realmente, ya tenía en mente quitarme del tabaco, pero no me había puesto una fecha. Así que aproveché la circunstancia. Dejé de fumar radical.
Engordé 11 kilos. Me comía los chupachups Kojak por decenas. De hecho me puse la lengua mala porque me comía hasta el palo de tanto mascar con los nervios. Tuve un humor insoportable los primeros meses, pero recuperé el sabor y los olores, y con el dinero que me ahorré en los primeros meses, me compré una guía de estrellas que me costó 5000 pesetas. Escribí a lápiz en su primera hoja: Esto me lo compré con mi dinero por dejar de fumar.
Y así seguí, todo feliz sin humos.
Hasta 2001. Donde aprendí que la carne es débil y donde descubrí que yo no era un exfumador: yo sólo era un fumador que no fumaba. Por una ruptura amorosa, volví a fumar. Coincidió con una feria. Había bebido. No tanto para perder la voluntad, pero si lo suficiente como para no ser responsable. Me ofrecieron tabaco y dije: total, por uno. A los tres días, estaba en el paquete y medio otra vez. Nueve años perdidos. Caí. Ahora era peor, porque el sentimiento de culpa era horrible. Estaba enfadado conmigo mismo. De nuevo enganchado. De nuevo la tos por la mañana. De nuevo la peste en la ropa y en el aliento. De nuevo quemar dinero.
El amor llamó a mi puerta otra vez en persona no fumadora. El motivo perfecto. Un no fumador no tiene porqué aguantar el aliento de quien fuma. ‘Tu boca huele como un cenicero’ me dijeron una vez y me hundieron en la miseria. Dejé de fumar por amor. Qué bonito. Qué quieren ¡tenía que motivarme aunque suene cursi! El desamor me trajo el tabaco y el amor se lo llevó. La mancha de la mora con otra mora se quita. 
Hoy sigo sin fumar. Son ya once años. He aprendido una cosa. Lo dije antes: que soy un fumador que no fumo. De la caída se aprende. He soportado la muerte de mi madre sin fumar. Soporté los tres años de cáncer – y viendo lo que veía en el hospital a cuenta del tabaco – de mi hermana y su fallecimiento (aunque ella nunca fumó, salvo el humo que le echaba yo indirectamente. No crean que no me arrepiento y me siento culpable por eso). Con el Alzheimer de mi padre, tampoco. Con oposiciones y nervios tampoco he vuelto. Pero tengo que estar alerta. El bicho que pide nicotina sigue dentro. Pero reconozco que aquella caída me hizo más fuerte.
Y ahora me dirijo a ti que me lees, que quieres dejar de fumar y no sabes cómo. Que no tienes fuerza. No te agobies. ¡SE PUEDE! Si yo pude, puede cualquiera, de verdad. Si no puedes sólo, busca ayuda. Entre exfumadores, entre tu familia, entre tus amigos. Los centros de salud ponen a tu disposición programas antitabaco. Yo los utilicé pero los dejé: demasiado caro pagarse los medicamentos y parches que te mandan. Así que lo conseguí con mi fuerza de voluntad. Pero hay técnicas. Muchos trucos. En la asociación contra el cáncer también te pueden ayudar.
He tenido una idea que comparto gracias a La Voz del Sur, este periódico digital que va más allá de la información para convertirse en una verdadera plataforma de blogs ciudadanos y es referencia de la comunicación social digital en Jerez. Crear un grupo en facebook para fumadores y exfumadores de Jerez y cercanías, para que nos contemos nuestras experiencias, como dejé de fumar yo, tú, aquél. Para animar a quien quiera dejarlo, para ayudarlos en las recaídas. En definitiva, para defender nuestro derecho a la salud y no caer en la esclavitud del tabaco. ¿Os parece? Pues estaremos en dicho grupo ¡únete, por tu salud, porque te quieres y por la gente que te quiere!

Por qué jamás voy a volver a comprar un producto de CANON @Facua #Drivers

Canon escáner lide 35

Canon escáner lide 35

 

Resulta que tengo un escáner Canon modelo CanoScan Lide 35. Es un buen escáner y hace tiempo que lo tengo. No es yo que escanee mucho, pero a veces lo necesito. Ya hacía tiempo que no lo cogía y hoy me ha hecho falta escanear una cosa urgente y he tenido que instalarlo porque cambié de ordenador y …. ¡SORPRESA! No hay drivers para windows 10 ni windows 8.

¿Cómo una empresa seria como Canon puede dejar a sus clientes tirados de esta manera con sus productos?

¿Qué hago ahora con el escáner? ¿lo utilizo de plancha?

Por supuesto esto hace que no vuelva a pensar ni loco en comprarme otro producto de Canon. Tengo este escáner y una cámara de fotografía digital ya un poco antigua, pero que hace buenas fotos.

¿Estamos ante un caso de obsolescencia programada? ¿A qué espera Canon a actualizar los drivers de sus productos? ¿Tengo yo que esperar? ¿O me tengo que comprar un escáner nuevo?

Menos mal que tengo cabeza para pensar y he podido utilizarlo aunque no con todos los recursos que podría en Ubuntu. O sea, para quien lea esto, en Ubuntu con la utilidad Simple Scan , podéis seguir aprovechando vuestro scan. Y supongo que sí investigo más, incluso podré cambiar la resolución. Ahora mismo, con Ubuntu la resolución para un documento es aceptable.

Lo dicho. Defraudado total con el servicio de mantenimiento de dispositivos de Canon.

El mal servicio de los cajeros (y comisiones) del Banco Santander en #Jerez

Cajero automático del Banco Santander

Cajero automático del Banco Santander sucio. Avda. Puertas del Sur – Jerez

Soy cliente del Santander y saco sacaba dinero en el cajero 4B de Carrefour Sur. Precisamente en mi calle, hay una sucursal del Santander, en la Avenida Puertas del Sur (el de la foto) pero siempre está sucio y me da asco tocarlo. Y no es la primera vez que me lo encuentro así. Da una imagen fatal de la sucursal. Es como cuando entras en un restaurante muy limpio, pero el servicio hecho un asco.  Te preguntas que a saber cómo estará lo de dentro. Pues lo mismo.

El caso es que ayer fui al cajero de Carrefour Sur y oh sorpresa, me avisa que me quieren cobrar una comisión de un euro con cincuenta céntimos. Pues no. Ni mijita eso de pagar comisiones.

Así que como hoy iba a casa de mi padre decido entrar en Carrefour Norte y sacar dinero del cajero del propio banco de Santander que tiene una oficina propia allí. Meto la tarjeta y tirirí: por dificultades técnicas no podemos atenderles en este momento. En ese momento y muchos momentos, porque ese cajero falla más que una escopeta de caña. Le pregunto a la empleada que si sabe cuando puede volver a funcionar y me pone el mismo gesto que pongo yo cuando me preguntan que dónde está el Bosón de Higgs. Por supuesto, ella no tiene la culpa. Los trabajadores del banco de Santander siempre han sido muy amables conmigo, salvo uno de otra sucursal que se negó a darme una hoja de reclamaciones y tuve que llamar a la policía. Pero eso forma parte de mis memorias para cuando las edite.

El caso es que tuve que jocicar en el cajero sucio de la Avenida Puertas del Sur. Porque el más cercano que yo sepa, sin que me cobren comisión, está en la plaza del Arenal, y miren como que no tenía yo ganas de subir la cuesta de González Byass ni mucho menos pagar el aparcamiento subterráneo. Son veinte minutos andando cuesta arriba. Que de día está bien. Pero a las nueve de la noche como que no.

Como digo, no culpo a los trabajadores y trabajadoras del Banco de Santander. Pero sí me quejo de la dejadez que existe en el tema de los cajeros en la ciudad de Jerez de la Frontera.

Y no me digan que me queje a atención al cliente. Uno se queja de problemas puntuales y personales. Pero no se puede quejar de cosas que saltan a la vista.

Santander. Queremos ser tu banco. Pues no se os ve muy enamorados de vuestros clientes. Qué pena de dinero tirado en publicidad, que luego una mala gestión se la carga en sólo una mirada.