Este invierno con caminos sin agua, ni viento ni frío #cambioclimático #Jerez

Nubes jerezanas que no llueven

En aquel 2007, mucha gente nos quedamos perplejas al oír hablar a Mariano Rajoy de que el cambio climático no era tal, ya que tenía un primo que le había dicho que si no era posible predecir el clima de Sevilla a tres días vista, cómo se iba a saber lo que podría suceder en cien o trescientos años.
Pues muy pocos años han pasado desde entonces y ya muchas personas no relacionadas con el tema del medio ambiente y que vivían en su mundo particular sin importarle el mundo general, se están dando cuenta que algo está pasando.
Son esos mismos ignorantes que criticaban la investigación espacial porque hay que ver, gastarse el dinero en cohetes mientras los negritos de Africa se mueren de hambre. Negritos que nunca recibieron de los ignorantes un duro, que todo hay que decirlo. Cohetes, que ponían en órbita satélites que nos informan que el clima de la Tierra está cambiando por nuestra culpa. Satélites que nos sirven para hacer más productivas las cosechas controlando los efectos del clima y las plagas, por ejemplo.
Sí, algo está pasando y es que los ignorantes, sobre todo, se están dando cuenta que en este invierno jerezano, donde antiguamente los caminos se hacían con agua, viento y frío,  no hace frío, no llueve apenas y sólo nos queda el viento de Levante.
Al clima lo hemos vuelto locos con nuestros humos y nuestras políticas de energías no renovables, que hacen ganar dinero a los de siempre.
Posiblemente, tengamos una primavera alocada, que lleva incluida una Semana Santa temprana (el Domingo de Ramos  coincide este año 2016 con el equinoccio de primavera por esa manía de usar un calendario lunar mientras el civil es solar (y otra cosa – oh Dios – con la que el papa Francisco quiere acabar). Una Semana Santa posiblemente con agua, viento y frío, que causará el mayor desasosiego a los cofrades, aunque ya mucho menos, porque realmente hoy se saca un paso a la calle cuando da la gana, y la Semana Santa ya no es algo novedoso por ser anual.
El único consuelo para la salvación del clima es que me atrevo a predecir que cualquier día, las hermandades nos ‘sorprenderán’ con la salida de la patrona o alguna advocación climática parecida en una procesión, (aquí la Virgen de la Cueva se lleva la palma, aunque en Jerez creo que no hay) para pedir que cese la sequía o que paren las lluvias.
Exactamente lo mismo que hacen esos negritos de África cuando tienen alimentos en el estómago para poder pensar, pedir a sus dioses que intervengan para arreglar los problemas del planeta, porque nuestros gobernantes y nuestras multinacionales, después de haberlos creado, ya no quieren saben hacerlo.

Porvenir, novela de ciencia ficción de @pa_pagarcia ¡Astrónomos, tenéis que leerla!

Porvenir novela de ciencia ficción

Porvenir novela de ciencia ficción

Pocas estrellas pueden convertirse en estrellas protagonistas de novelas. Fue el caso de la estrella Vega en la novela ‘Contact’ de Carl Sagan, que luego se convirtió en película.
Ahora le llega el turno a otra estrella ser protagonista de otra novela de ciencia ficción. Me refiero a Procyon, esa estrella cercana a Orión que podemos ver todas estas mañanas de septiembre, al salir el Sol, en en hemisferio Norte.
Esta novela se llama ‘Porvenir’, del escritor gallego P.A. García. Porvernir – además de ser el nombre de una de las principales calles de mi ciudad, Jerez – es el nombre de una cosmonave que tiene como destino el sistema de la estrella Procyon, donde encuentra una luna con posibilidad de ser habitada.
Obviamente no voy a desvelar el contenido de la obra.  No es una obra larga. Yo la definiría como corta, o más bien, que se me hizo corta. Con un lenguaje sencillo, hace que sea entendida por la mayoría de la gente que no tenga unos conocimientos profundos de la ciencia, pero tampoco deja mal sabor de boca a quienes sí sabemos un poco de astronomía y viajes espaciales. Quizás eché de menos una explicación con detalle de cómo se podía llegar a Procyon en el año 2059 y con qué tipo de tecnología, pero luego me di cuenta que tampoco era necesario saberlo. La novela apunta a otros sitios.
Por un lado nos acecha de los peligros que tiene un viaje espacial. No voy a decir cuáles porque reviento la novela ni voy a decir a qué novela también famosa en la ciencia ficción me ha recordado. Por otro lado, hace hincapié en una cosa que como estudiante de psicología por hobby en la UNED (en stand by mientras mis oposiciones del trabajo que me da de comer me dejen) me interesa mucho y que son las relaciones humanas en un ambiente de enclaustramiento en una nave espacial durante mucho tiempo. Es algo que supongo se ha ensayado en laboratorios, en las mismas estaciones espaciales como la actual o la difunta MIR,  pero no hemos probado nunca en una misión relativamente larga. ¿Cómo aguanta el ser humano la presión psicológica? ¿cómo se sobrevellevan las relaciones entre hombres y mujeres? ¿y si alguien se enamora de alguien? ¿y si alguien se encela de alguien? ¿Cómo afectaría a una misión? No es que en la novela se dé un caso de estos, pero como digo, trata sobre las reacciones psicólogicas humanas ante situaciones extremas, algo como digo muy intersante.
Porvenir es el título de la novela. Que bien puede ser por el nombre de la cosmonave o por el futuro que nos depará el futuro a los terrícolas. ¿Cuál será nuestro porvenir, el de la Tierra? ¿Lo haremos nosotros? ¿lo destruiremos nosotros mismos? ¿ocurrirán cosas ajenas a la Humanidad que nos destruyan o nos hagan sobrevivir?
Porvenir no es sólo una novela entretenida. Quizás un poco liosa al principio para cuadrar quien es cada personaje, pero conforme avanzas vas viendo y conociendo la personalidad de cada cual. Porvenir es también una reflexión sobre nuestro ahora y sobre nuestro futuro. Un saber que la salvación de la humanidad viene a través de la ciencia. Pero no de una sola ciencia. Si no todas las ciencias a la vez. De todos los países a la vez. La humanidad solo se podrá salvar a si misma si toda la humanidad se quiere salvar a si misma. Mientras no tengamos conciencia de especie, nuestro porvenir será muy oscuro.
No cuento más porque tenéis que leerla. Se lee rápido y espero que os guste como a mí. Aparte de gustos, es una buena novela. Eso no tiene discusión.

Luna Apogeo de @rubenazorin ¡Astrónomos del mundo, tenéis que leerla!

luna apogeo

Luna apogeo

Sigo devorando libros, y después de la desilusión de El marciano de Andy Weir, cae por casualidad en mis manos Luna Apogeo, de Rubén Azorín.

La Luna ha marcado la vida de cualquier aficionado a la astronomía. Desde pequeño, al vivir en el campo ha sido mi compañera cuando se dejaba ver y me desconcertaba. Siempre encontré en las sombras de su superficie el rostro de una mujer asombrada. Cosas de la imaginación humana. Sin embargo, también es la enemiga número uno del astrónomo aficionado. Su presencia en la fase de llena, nos quita del cielo a muchísimas estrellas.

Además, ese halo de misterio, esas leyendas, esos fenónemos en torno a ella, que tanto me gustan, como las mareas, los eclipses… hace que la Luna siempre, sea atrayente.

Fenómeno de las mareas tomadas por mi mismo en Puerto Real (Cádiz)

Además como locutor no solamente del programa sobre astronomía Un Punto Azul, si no cuando estoy haciendo programación generalista – los locutores tenemos un defecto y es que siempre ponemos lo que nos gusta – musical, siempre he tendido a poner canciones sobre la Luna.

No en vano, Moonlight Shadow de Mike Olfield, es la sintonía de cabecera de Un Punto Azul.

Así que cuando empecé con Luna Apogeo ya iba con muchas ideas preconcebidas. La primera, tener que repasar los conceptos de apogeo y perigeo. Me pasa como con Cástor y Póllux, que nunca recuerdo quién es una y quién es otra. Pues con esto igual.

Pero ha sido coger el libro y engancharme. Ah, que placer. Sólo es comparable a una droga. Eso de querer leer y leer y leer. Y ver que son las tres de la mañana y que te levantas a las seis y acordarte del autor del libro en todos los sentidos.

Luna Apogeo – en su web tienes todo tipo de información que no voy a repetir yo aquí – es una novela excelente para un astrónomo aficionado. La historia es fantástica pero creíble. A mí me recuerda a mi infancia cuando aquél niño de nueve años veía aterrorizado como la Luna se salía de su órbita por una explosión, en la serie Espacio 1999.

La trama es excelente, tiene intriga, quizás te lias un poco con los personajes y las fechas, pero tampoco es para tanto, porque como mantienes la atención, te vas dando cuenta de quién es cada cual. Le coges hasta cariño a los personajes. Yo me enamoré de Ken y de Francisco, porque he conocido personas en mi vida, que bien hubieran sido uno de ellos.

También la novela es una buena herramienta para el conocimiento científico de la Luna, que en mi Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes, reconozcámoslo, es la gran olvidada.

Forma parte de una trilogía. O sea que quedan dos. Pero el final de libro a mí no me ha dejado con mal sabor de boca. Quieres más, pero tampoco es que te quedes con el alma en un puño. A mucha gente les molesta eso de las partes y prefieren leerlo todo del tirón. A mí me da igual en ese aspecto. Eso sí. Tiene un riesgo, que el autor ha puesto el listón muy alto en esta primera parte. A ver cómo sigue con las demás. Espero que bien. Se nota que tiene recuerdos e inteligencia para escribir.

Resumiendo, Luna Apogeo no es simplemente una novela. Es una de las MEJORES novelas de ciencia ficción que he leído y no es que sea recomendable leer. Es absolutamente obligatorio que los astrónomos del mundo la lean. Porque no sólo de ciencia vive el hombre (y la mujer). También es necesario el arte. Y Luna Apogeo mezcla las dos: la ciencia y el arte de la literatura. Mucho para ser – oigan – una novela autoeditada. Top de ventas en Amazon. Palabra de un servidor que es lector empedernido y astrónomo aficionado.

Y aquí en Youtube, un bonito spot sobre la novela

Banda municipal de música de Jerez. Que Orfeo les acompañe.

Constelación de Lyra

Constelación de Lyra

Llegan  unas noches bonitas al  hemisferio norte. Se acerca el verano y empezará a brillar una estrella azul que nos marcará uno de los vértices del triángulo de verano. Estrella celeste (de cielo) y estrella de cine: Vega, protagonista del libro y la película Contact de Carl Sagan.

Pero hay algo  más importante en la estrella Vega y es formar parte de la constelación de Lyra. Una Lyra, instrumento musical, que no es de cualquiera. Está en el cielo, la puso Zeus, y pertenecía a Orfeo, uno de los argonautas.

Orfeo

Orfeo

Cuentan que Orfeo tenía la capacidad de calmar con su música a los animales y también a las personas. Fue, quizás, el primer músico terapeuta de la salud física y psíquica de los humanos.

Por eso, desde entonces, la música es algo elemental, esencial y vital para el ser humano. Algo que hay que cuidar tanto que hasta los dioses colocan a los instrumentos musicales, como la lira, en el cielo.

Un pueblo que se precie y que quiera seguir manteniendo su cordura como comunidad necesita de la música para vivir. Sin música, los pueblos se mueren.

En Jerez de la Frontera, está ocurriendo algo inaudito. Jamás pensé yo que tuviera que manifestarme para defender la música y a sus constructores, los músicos. Pero cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras.

La banda municipal de música de Jerez puede desaparecer por la gestión del Ayuntamiento gobernador por el Partido Popular.

Los músicos de la banda municipal de música de Jerez están viviendo una verdadera bajada a los infiernos como Orfeo, buscando a una Eurídice que no es si no, para ellos, la música.

Obertura de Orfeo en los Infiernos de Jacques Offenbach

Ojalá los hombres, las mujeres y el Olimpo entero se rebelen contra quienes nos quieren quitar la música – el arte de las musas -. Y capaces son, porque con sus luces para alumbrar no sabemos qué, ya han conseguido que desde nuestra ciudad no podamos ver las estrellas, y entre ellas, a la Lyra de Orfeo.

Venzamos a los tristes, a los turbios, a los grises. Venzamos de nuevo, como Orfeo, al Can Cerbero.  Que vivan los colores. Que viva la música. Y que viva la banda municipal de música de Jerez. Aquí tenéis el vídeo que hice durante la manifestación del pasado tres de mayo de 2015 de la banda municipal de música de Jerez luchando con sus instrumentos por su supervivencia.

 

Quien escribe esto, no hace falta que justifique que ama tanto la astronomía como la música. Todos los sábados hace, o más bien, pone, todo lo que la audiencia de Frontera Radio en Jerez pide de música clásica, zarzuela y ópera. Lo podéís escuchar en el podcast. ¿Por qué funciona el programa desde hace quince años? Porque Jerez necesita y ama la  música.

http://www.ivoox.com/player_es_podcast_40515_1.html

Amazonas guerreras (mitologia) : sin derecho a estar entre las estrellas. #Poema.

amazonas guerreras mitología

Amazonas Guerreras Mitología

Las Amazonas. Esas criaturas mitológicas. Esas mujeres de pecho cortado, para poder utilizar el arco como arma, descencientes del dios Ares y de la ninfa Harmonía. No necesitaban de hombres para gobernar. Tenían una reina. Sólo procreaban con extranjeros y se quedaba únicamente con las niñas.

Francisco de Orellana descubrió tribus de mujeres guerreras en Brasil. Las llamó en su recuerdo, Amazonas. Y éstas, le dieron el nombre al río más caudaloso del mundo.

Pero no consiguieron que en la Historia le dieran su nombre a las estrellas como sí consiguieron las Pléyades o las Híades.

Yo creo que se lo merecen. Por eso nació este poema.

AMAZONAS

Tu pecho cortado me desconcierta,
porque no es enfermedad lo que demuestra,
es fortaleza y certeza de una puntería
afilada en tus ojos de espuma bravura.
Sin embargo, no es voluntad de la fortuna,
amputación que en tu infancia te hicieron,
para ser arquera en defensa
de una vida aplastada por el acero.
Invisible te has como todas las mujeres,
ni derechos en el cielo tuviste.
Ninguna estrella lleva tu nombre,
ninguna forma en el firmamento
te indican, te aparentan, te viven.
Sólo el nombre confundido del gran río
recuerda lo que fuiste y no exististe
salvo en las mentes de los seres soñadores.
En tu lanza me clavo cuando quiero morir.
A las estrellas te llevaré sin permiso.

Feria de la Ciencia en la Calle Jerez – III edición #Jerez #FeriaCienciaJerez 15/16/17 abril 2015

cartel-feria-calle-2015

Feria de la Ciencia en la Calle Jerez 2015 – III edición

 

Buenas noticias para la Ciencia en Jerez, una ciudad donde la ciencia en los últimos años ha pasado con más pena que gloria. Lejos quedan aquellos días en que nos visitaban personajes como el astronauta Pedro Duque o el paleontólogo Juan Luis Arsuaga.

Desde el Centro del Profesorado de Jerez, el CEP, se organiza la III Feria de la Ciencia en la calle, en pleno centro de Jerez, en la Plaza del Arenal, los días 15, 16 y 17 de abril  de 2015

Tal como explican en su página web

La Feria de la Ciencia en la Calle es una actividad organizada por el Centro del Profesorado de Jerez dependiente de la Consejería de Educación, con la colaboración del Ayuntamiento de Jerez, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y la Fundación Andaluza Descubre.

Este evento de carácter lúdico y educativo pretende comunicar a la ciudadanía la ciencia que se realiza en los centros educativos, centros de investigación, universidades y empresas a la vez que fomentar las relaciones entre todos los sectores implicados.

La Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes estará presente en la Feria de la Ciencia en la calle participando en las ponencias y también con la presencia de nuestros telescopios en la plaza.

En Frontera Radio hemos tratado este evento en dos programas distintos:

TODOS EDUCAMOS (Programa sobre el mundo de la educación)

http://www.ivoox.com/player_ej_4336901_4_1.html?c1=ff6600

DSC_0271IMG-20150409-WA0007
UN PUNTO AZUL (Programa sobre astronomía, astronáutica y ciencias del espacio)

http://www.ivoox.com/player_ej_4336891_4_1.html?c1=ff6600

 

DSC_0280Participa y diviérte en la Feria de la Ciencia en la calle en Jerez.

PUEDES DESCARGAR EL DÍPTICO INFORMATIVO AQUÍ

OVNIS en Cádiz

Obama's Mars Attack! Roberto Rizzato via Compfight

Les puedo asegurar que pocas personas encontrarán en el mundo que tengan tantas ganas de ver un OVNI (objeto volador no identificado) como yo. Desde los diez años ya empecé a leer cosas sobre OVNIS en las noticias de los periódicos o revistas que compraban mis padres. Más mayorcito empecé con los libros. No sé ni cuántos libros he leído sobre ovnis en mi adolescencia. O sea, que casi soy un experto teórico. El tema OVNI me llevó a estudiar la astronomía y la astronáutica para saber más de dónde vienen los OVNIS, cómo podía detectar un OVNI y no confundirlo por ejemplo, con un planeta.

Ya, el conocimiento de la astronomía y la astronáutica de una manera básica me enseñó que nada de lo que yo veía y que creía que eran OVNIS no lo eran. Es más, en algunas cosas me di cuenta que me estaban engañando. Las naves Voyager I y II me dijeron que en Ganímedes no había vida. Por lo tanto,  mucho menos extraterrestres, rubios, altos, de ojos achinados, que nos visitaban. Menudo disgusto me llevé. ¡Y yo intentando hacer escritura automática para comunicarme con los comandantes de las naves que venían a visitarnos! (No se asusten, tenía entonces 13 años)

Aprendí a distinguir qué era un planeta, qué era un satélite artificial, qué era una nube brillante, qué era un globo, qué era un avión o un helicóptero,etc… y así, claro, cada vez veía menos OVNIS, hasta darme cuenta con pesadumbre, que jamás había visto uno. Que esos Objetos Volantes No Identificados, ya había perdido el NO, y mis OVNIS eran ya simplemente OVIAS, Objetos Volantes Identificados por Alfonso.

De todas formas, ojo, no quiero decir categóricamente que no haya OVNIS. Hay personas que, como pilotos de aviación o meteorólogos, han visto cosas raras. No soy quién yo para juzgar a gente que sí está preparada y sabe mucho más que yo de objetos que vuelan en nuestros cielos. Sólo puedo decir que yo NUNCA he visto ninguno. Y no será porque no miro al cielo. Es lo que más hago al día. Más de un tropiezo me he llevado por no ir mirando para abajo por la calle.

Escribo esto porque me sorprendió la noticia de un diario digital hace unos días: Oleada de OVNIS en Cádiz. Eso lo llego a leer yo de chico y me da una taquicardia. Pero hoy, con 49 años, pensé, a ver, a ver qué han visto ahora.

Y está claro, lo he consultado con mis compañeros de la agrupación de astronomía Magallanes y parecen velas chinas, farolillos tailandeses, o para que nos entendamos, esas velas que se sueltan en eventos como bodas, fiestas, etc… y que por el calor que da la llama, ésta calienta el aire, éste se eleva y se va hacia arriba movido lateralmente por las corrientes de aire.

Antes de dar  una noticia así, hay que consultar con la agrupación astronómica más cercana al lugar de los hechos. Aquí están las de España. 

Seguro que ahí darán una buena explicación científica a lo que se ha visto. Y entonces, sólo entonces, se publica.

Y el título podría ser: Velas chinas son confundidas con OVNIS en Cádiz capital. Fijense la diferencia.


Alfonso Saborido es director del programa de radio sobre astronomía Un Punto Azul y miembro de la Agrupación Astronómica Jerezana Magallanes de Jerez de la Frontera, España.

Aquí está el vídeo en cuestión de lo que se vió.