La falta de seguridad en @NetflixES : me hackearon la cuenta

Hacker

Hacker

El pasado puente del Pilar recibo con sorpresa un mensaje en mi correo eléctronico de que ‘yo’ había cambiado la clave de acceso a mi cuenta de Netflix. Efectivamente, intento entrar en Netflix y no puedo. Me pongo nervioso y llamo a Netflix por teléfono y la verdad que en muy poco tiempo, dimos de baja la cuenta y creamos otra con otra dirección electrónica. Ahí me di cuenta de la falta de seguridad que tiene Netflix con las cuentas de sus clientes. Mi clave no es que fuera una clave superdifícil pero tampoco era fácil, ocho caracteres con números y letras, pero el caso es que alguien me la descubrió y me la quitó. Pues ahí quedo la cosa, hasta que hace unos días recibo un correo en inglés, que pego más abajo, en el que ‘alguien’ me dice que hace unos meses hackeó mi cuenta de Netflix, lo cuál es verdad y que tuvo acceso a mi correo electrónico. Me indica cuál es mi clave de Netflix. Me cuenta que hizo una copia de todos mis correos y mis contactos y que tiene información confidencial sobre mí y que si en el plazo de 48 horas no le pago 1036 dólares a través de la moneda virtual bitcoin que toda esa información la distribuirá entre mis contactos. Vamos, lo que es un chantaje en toda la regla.

Menos mal que tuve la precaución y os aviso a quienes me leéis, que la clave de mi cuenta de Netflix no era la misma que la de mi correo. Si llego a tener la misma, ahora estaría perdido, con lo cual, informándome también por la red de casos parecidos al mío, que los hay a montones, el correo que me enviaron, miente puesto que no han entrado en mi correo. Solo me piden el dinero a ver si cuela.

Mi cuenta está en Google que es mucho más seguro que Netflix por dos cuestiones. Una, que Google no deja acceder a mi correo si me conecto desde un sitio no habitual, como por ejemplo, los Estados Unidos o Rusia. Y el otro es que el tengo el doble check con el teléfono móvil. Cada vez que quiera cambiar la clave de mi correo o cualquier otra gestión importante, yo recibo un SMS con un número a mi móvil con un código que sirve para verificar que soy yo. Al igual que Google, otros servicios disponen ya de esta seguridad, como por ejemplo, Dropbox, Twitter o Facebook.

La cuestión es por qué Netflix no lo tiene y nos deja a los usuarios literalmente vendidos.

Os pego el correo recibido de parte del hacker desde una dirección imposible para contestar.

He‌llo‌ the‌re‌ 

I a‌m a‌ ha‌cke‌r who‌ bro‌ke‌ yo‌u‌r e‌ma‌i‌l a‌nd de‌vi‌ce‌ a‌ fe‌w mo‌nths a‌go‌. 

Yo‌u‌ e‌nte‌re‌d yo‌u‌r pa‌ssco‌de‌ o‌n o‌ne‌ o‌f the‌ si‌te‌s yo‌u‌ vi‌si‌te‌d, a‌nd I i‌nte‌rce‌pte‌d thi‌s. 

He‌re‌’s yo‌u‌r se‌cu‌ri‌ty pa‌sswo‌rd fro‌m (aquí viene mi correo @gmail.com u‌po‌n ti‌me‌ o‌f co‌mpro‌mi‌se‌: (Aquí viene mi clave) 

Cle‌a‌rly o‌ne‌ ca‌n ca‌n cha‌nge‌ i‌t, o‌r e‌ve‌n a‌lre‌a‌dy cha‌nge‌d i‌t. 

Ne‌ve‌rthe‌le‌ss thi‌s wo‌n’t ma‌tte‌r mu‌ch, my pe‌rso‌na‌l ma‌li‌ci‌o‌u‌s so‌ftwa‌re‌ u‌pda‌te‌d i‌t e‌ve‌ry ti‌me‌. 

Do‌ no‌t try to‌ ma‌ke‌ co‌nta‌ct wi‌th me‌ o‌r e‌ve‌n fi‌nd me‌, i‌t i‌s i‌mpo‌ssi‌ble‌, si‌nce‌ I se‌nt thi‌s ma‌i‌l fro‌m yo‌u‌r e‌ma‌i‌l a‌cco‌u‌nt o‌nly. 

By me‌a‌ns o‌f yo‌u‌r e‌ma‌i‌l, I u‌plo‌a‌de‌d ma‌li‌ci‌o‌u‌s pro‌gra‌m co‌de‌ to‌ yo‌u‌r Ope‌ra‌ti‌o‌n Syste‌m. 

I sa‌ve‌d a‌ll yo‌u‌r co‌nta‌cts wi‌th bu‌ddi‌e‌s, fe‌llo‌w wo‌rke‌rs, fa‌mi‌ly me‌mbe‌rs a‌lo‌ng wi‌th the‌ fu‌ll hi‌story o‌f vi‌si‌ts to‌ the‌ Wo‌rld wi‌de‌ we‌b re‌so‌u‌rce‌s. 

Addi‌ti‌o‌na‌lly I se‌t u‌p a‌ Tro‌ja‌n o‌n yo‌u‌r syste‌m. 

Yo‌u‌ a‌re‌n’t my o‌nly pre‌y, I ge‌ne‌ra‌lly lo‌ck pcs a‌nd a‌sk fo‌r the‌ ra‌nso‌m. 

Bu‌t I wa‌s stru‌ck by the‌ i‌nte‌rne‌t si‌te‌s o‌f ro‌ma‌nti‌c ma‌te‌ri‌a‌l tha‌t yo‌u‌ fre‌qu‌e‌ntly ta‌ke‌ a‌ lo‌o‌k a‌t. 

I a‌m i‌n i‌mpa‌ct o‌f yo‌u‌r fa‌nta‌si‌e‌s! I’ve‌ by no‌ me‌a‌ns se‌e‌n a‌nythi‌ng a‌t a‌ll li‌ke‌ thi‌s! 

The‌re‌fo‌re‌, whe‌n yo‌u‌ ha‌d fu‌n o‌n pi‌qu‌a‌nt we‌b si‌te‌s (yo‌u‌ kno‌w wha‌t I a‌m ta‌lki‌ng a‌bo‌u‌t!) I ma‌de‌ scre‌e‌n sho‌t wi‌th u‌ti‌li‌zi‌ng my pro‌gra‌m fro‌m yo‌u‌r ca‌me‌ra‌ o‌f yo‌u‌rs de‌vi‌ce‌.

Su‌bse‌qu‌e‌ntly, I pu‌t to‌ge‌the‌r the‌m to‌ the‌ co‌nte‌nt o‌f the‌ pa‌rti‌cu‌la‌r cu‌rre‌ntly se‌e‌n we‌bsi‌te‌. 

No‌w the‌re‌ i‌s go‌i‌ng to‌ be‌ gi‌ggli‌ng whe‌n I se‌nd the‌se‌ pho‌to‌gra‌phs to‌ yo‌u‌r a‌cqu‌a‌i‌nta‌nce‌s! 

Ne‌ve‌rthe‌le‌ss I’m ce‌rta‌i‌n yo‌u‌ wo‌u‌ldn’t li‌ke‌ thi‌s. 

Thu‌s, I e‌xpe‌ct to‌ ha‌ve‌ pa‌yme‌nt fro‌m yo‌u‌ wi‌th re‌ga‌rd to‌ my qu‌i‌e‌t. 

I fe‌e‌l $1035 i‌s a‌n sa‌ti‌sfa‌cto‌ry pri‌ce‌ wi‌th re‌ga‌rd to‌ i‌t! 

Pa‌y wi‌th Bi‌tco‌i‌ns. 

My BTC wa‌lle‌t: 16qF28UnJuKKbsa8jBY2uAF31vdJooMoLc 

In ca‌se‌ yo‌u‌ do‌ no‌t kno‌w ho‌w to‌ do‌ thi‌s – e‌nte‌r i‌nto‌ Go‌o‌gle‌ ‘ho‌w to‌ se‌nd mo‌ne‌y to‌ a‌ bi‌tco‌i‌n wa‌lle‌t’. It i‌sn’t di‌ffi‌cu‌lt. 

Ri‌ght a‌fte‌r ge‌tti‌ng the‌ spe‌ci‌fi‌e‌d a‌mo‌u‌nt, a‌ll yo‌u‌r fi‌le‌s wi‌ll be‌ stra‌i‌ght a‌wa‌y e‌li‌mi‌na‌te‌d a‌u‌to‌ma‌ti‌ca‌lly. My vi‌ru‌s wi‌ll a‌d di‌ti‌o‌na‌lly cle‌a‌r a‌wa‌y i‌tse‌lf fro‌m yo‌u‌r o‌s. 

My Tro‌ja‌n vi‌ru‌s ha‌ve‌ a‌u‌to‌ a‌le‌rt, so‌ I kno‌w whe‌n thi‌s pa‌rti‌cu‌la‌r e‌ ma‌i‌l i‌s o‌pe‌ne‌d. 

I gi‌ve‌ yo‌u‌ 2 da‌ys (Fo‌rty e‌i‌ght hrs) to‌ ma‌ke‌ the‌ pa‌yme‌nt. 

If thi‌s do‌e‌s no‌t o‌ccu‌r – ju‌st a‌bo‌u‌t a‌ll yo‌u‌r co‌nta‌cts wi‌ll ge‌t o‌u‌tra‌ge‌o‌u‌s sho‌ts fro‌m yo‌u‌r da‌rk se‌cre‌t li‌fe‌ a‌nd yo‌u‌r syste‌m wi‌ll be‌ blo‌cke‌d a‌s we‌ll a‌fte‌r two‌ da‌ys. 

Do‌n’t e‌nd u‌p be‌i‌ng si‌lly! 

Po‌li‌ce‌ o‌r pa‌ls wo‌n’t a‌ssi‌st yo‌u‌ fo‌r ce‌rta‌i‌n … 

P.S I ca‌n pre‌se‌nt yo‌u‌ wi‌th re‌co‌mme‌nda‌ti‌o‌n fo‌r the‌ fu‌tu‌re‌. Do‌ no‌t ke‌y i‌n yo‌u‌r pa‌sswo‌rds o‌n u‌nsa‌fe‌ we‌b pa‌ge‌s. 

I ho‌pe‌ fo‌r yo‌u‌r wi‌sdo‌m. 

Go‌o‌d-bye‌.

Presos y católicos: la pastoral penitenciaria.

Cárcel

Cárcel

En estos tiempos oscuros por los que pasa la Iglesia Católica, con tanta pederastia, tanto machismo, tanta homofobia, tanta idolatría y tanta corrupción moral que la han alejado del camino del Evangelio propuesto por Jesús de Nazaret, al que ya cuesta mucho reconocer en ella, hay algunas luces dentro de la Iglesia que siguen alumbrado porque van al paso de lo que Jesús pedía.

Una de estas luces son las pastorales penitenciarias. Cristianos comprometidos con una de las grandes indicaciones de Jesús. Estuve preso y me visitasteis. Sí, queridos católicos. Una de las acciones que deberíamos hacer los cristianos es visitar a los presos. También a los enfermos, a los desnudos, a los extranjeros y emigrantes que por la mala política también se convierten en presos.

Jesús de Nazaret no se pregunta por qué la persona está presa. Se queda en la persona y en que está cumpliendo su condena. Jesus es compasivo. Jesús es misericordioso. Incluso a un ladrón, arrepentido, que le pidió perdón, le garantizó que estaría con Él en el cielo. No le preguntó qué hizo.

Si hay arrepentimiento hay perdón. Porque además ¿quién está libre de no ser preso alguna vez? Desde una mala acción o la mala suerte de un accidente de tráfico nos puede llevar a la prisión. Cualquiera puede ser preso.

Lo que está claro es que en nuestro prójimo está Jesús. Si no somos capaces de verlos, no somos cristianos. Aunque adoremos imágenes. Aunque nos arrodillemos. Aunque salgamos en procesiones.  Aunque recemos a un dios invisible. No seríamos cristianos si hacemos esto.

Los presos. Cuánto molestan. Hagan la prueba. Métanse en la redes sociales o en la barra del bar y pida ayuda para los presos. Pida ropa o el poco material que se le puede aportar y que permite la ley. Pida algo para los presos. En la gran mayoría, le darán con la puerta en las narices. Mucha gente, y por desgracia, bautizada, detestan al preso. Los quieren ver como al conde de Montecristo: en un penal con un traje a rayas y una bola de hierro amarrada con  una cadena al pie.

Hace una publicación que yo consideraba ética titulaba una ‘noticia’ sobre las buenas condiciones en las que estaba la asesina confesa del chiquillo de Almería. Las hordas de la caverna contestaron como se les esperaba. No quieren que tenga derecho a tener televisión o una cama cómoda. No entro en la barbaridad tan horrible del delito que cometió. Lo cometió y tiene que pagarlo. Para eso está la Justicia. Pero ¿y la humanidad? Ya, no hablo de la humanidad de quien mata, hablo de la humanidad de los inocentes. ¿Se es humano si estamos sedientos de venganza y no tenemos capacidad de compasión con los que sufren? ¿Dónde queda esa misión de la prisión de reinsertar en la sociedad al que ha cometido un delito?

Reflexionen. Antes de dar dinero para comprar velas o flores piensen en dar dinero o material para los presos. Ahí está Jesús mucho más que en cualquier figura o en cualquier estampa. Es tan fácil como llamar a los voluntarios de la pastoral penitenciaria. Pregunten en su diócesis y le indicarán. Y hable con ellos. Le contaran cosas y usted será más buena persona sólo por escucharles. Se sentirán muy pequeñitos porque lo que hacen es muy grande. No todo el mundo es capaz de hacerlo. Por ejemplo, yo. Yo no me encuentro con fuerzas para meterme en una cárcel y escuchar cerrarse las puertas.  Pero con que sepamos lo que hacen, lo reconozcamos y les ayudemos ya estaremos haciendo algo que es más que nada.

Educación para la igualdad y contraeducación religiosa

Pixabay

Pixabay

Hoy no escribo para opinar. Escribo para preguntar porque no sé cómo se está llevando a cabo (si se lleva) lo que planteo.

La violencia machista, ese terrorismo que vivimos por desgracia en España (y en el mundo) que mata a mujeres a diario por el hecho de serlo o que mata a sus hijos e hijas por el mero hecho de hacerle daño a la mujer, es una de las peores lacras que está soportando nuestra sociedad sin haber conseguido erradicarla aún.

Todo lo que se haga es poco para combatir esta violencia. Por un lado, necesitamos una justicia con unas leyes más justas, mucho más claras, que como ocurre con la experimentación en el método científico, haga que ante un mismo caso, las sentencias sean idénticas.

Por el otro, es la educación nuestra principal aliada para evitar lo que está ocurriendo. Muchos adultos hombres, no todos,  ya son un caso perdido: no van a cambiar su personalidad machista, pero sí podemos acorralarlos, controlarlos, alejarlos de la mujer. Pero con las generaciones venideras sí podemos hacer mucho. Nuestra gente joven serán quienes luchen y venzan al terrorismo machista.

Hoy día se invierte mucho desde el Estado para educar en valores ciudadanos que enseñen que matar o maltratar a una mujer por el hecho de serlo es un crimen y un delito. Todo el profesorado debe  implicarse en llevar estos valores a nuestros jóvenes. Pero dentro de los claustros de los colegios e institutos públicos hay un grupo de personas que tienen una peculiaridad especial: los maestros y maestras de religión, muchos de ellos también a su vez, pastores evangélicos, sacerdotes católicos o imanes islámicos.

¿Se tiene constancia de qué están haciendo desde las clases de las distintas religiones que se dan en los colegios e institutos públicos para combatir la violencia contra la mujer?

Lo pregunto por desconocimiento. Me preocupa mucho esto porque la visión que tienen las distintas religiones sobre la mujer deja mucho que desear en asuntos relativos a los derechos humanos. Un ejemplo sería que la mujer, en la Iglesia Católica no puede acceder a los puestos de responsabilidad (sacerdocio, obispos, etc.) por el simple hecho de ser mujer. La concepción en este caso la podemos considerar de machista. Lo mismo ocurre con las distintas partes de la religión  musulmana. Las más extremas llegan a tener a la mujer tapada con un burka.

¿Qué ofrecen estas religiones como solución, insisto, para combatir los asesinatos de tantísimas mujeres? ¿Qué se habla en estos días sobre la violencia contra la mujer en las clases de religión pagadas por el dinero de todos?

Lo pregunto porque temo la cuestión. Que nadie me mal entienda. Sé perfectamente que nadie va a justificar la violencia contra la mujer, pero sería una contradicción total que mientras el Estado por un lado invierte en educación en valores para luchar contra la violencia machista, por otro, desde instituciones del mismo Estado, las escuelas o institutos, haya personas que den al alumnado una visión no feminista de cómo tiene que ser el comportamiento humano.

Porque una cosa está clara: es con feminismo transversal en cada política cómo se podrá vencer el terrorismo contra la mujer. Y no podemos tolerar que nadie, amparado en una ideología de género, dónde un género predomine sobre el otro por el mero hecho de ser hombres, no aplique el feminismo en sus enseñanzas. A ver qué hacemos con las religiones machistas en las instituciones públicas de un Estado que debe ser feminista para ser justo.

La historia de Pepe el gitano de Jerez

Gitanos italianos

Gitanos italianos protestando por el racismo del Gobierno de Italia – Foto RTVE

Pepe el gitano no era gitano. Le decían gitano porque era moreno y era de Jerez. Cantaba bien flamenco, no era una estrella. Pero bueno. Le decían el gitano y a él no le importaba. Porque ser gitano de Jerez, es un orgullo.

Pepe no terminó de estudiar. No porque sus padres no quisieran. No estudió por vago y prefirió irse a trabajar de peón de albañil. Así estuvo toda su vida. Destrozándose las espaldas y las manos, pero ganó dinero. Su felicidad no era plena. Su mujer tuvo un problema de salud y quedó descapacitada. Aunque llevaba bien su casa, porque el trabajo de casa era de ella.

Su único hijo era gay. Aunque Pepe nunca lo quiso ver. Es más, nadie se atrevía a sacar el tema de la soltería de su hijo con 30 años ni que siempre estuviera con amigos en vez de amigas. Salvo el asunto del niño, al que no le gustaba la albañilería y sí estudiar filosofía, Pepe era feliz.

También Pepe, el gitano que no era gitano, era muy religioso. No había leído el Evangelio en su vida. No iba a misa tampoco, salvo a a entierros, bodas y bautizos, pero entonces se quedaba en la puerta fumando.

Pepe también era muy patriota. No tenía ni idea de la Historia de España. No sabía quién era Isabel la Católica ni con quién se casó. Porque él era patriota de la selección. Por el fútbol. Yo zoy ezpañó, ezpañó, ezpañó. Aunque no supiera por qué.

Llegó la crisis y Pepe el gitano que no era gitano tuve que emigrar a Mallorca de camarero. Otra región, otro idioma. Allí veía la tele y se quedaba en las noticias de tele trece viendo como los hijo putas inmigrantes venían a quitarle su trabajo. No le gustaban los negros ni que entraran en España, pensaba mientras el patrón en catalán le gritaba que fregara los platos más rápido.

En las elecciones de 2025 votó, como las tres cuartas partes de Europa a un partido fascista que prometía echar a los inmigrantes de nuestras tierras y recuperar el trabajo que era nuestro.

Ahí empezaron las sorpresas. De pronto, se dió cuenta que el inmigrante era él y fue discriminado, insultado y tuvo que volverse a Jerez de nuevo. Pero no pudo llegar. Porque estalló el conflicto. El conflicto muchos años después sería llamado guerra. Pero en 2025 era el conflicto. Los países con partidos fascistas atacaron a los que no eran. Y se formó una buena.

Uno de los líderes de los partidos fascitas, el holandés, tenía un gran carisma. El holandés era rubio y decidió que los morenos no eramos la raza escogida, no eramos los mejores. Había que buscarles una solución final. Primero cayeron negros y gitanos. Y Pepe, el gitano que no era gitano, huyó como pudo y estuvo escondido en Valencia por un rubio, que éste sí, era misericordioso. Estuvo sin contacto mucho tiempo con su familia hasta que pudo volver a Jerez después del conflicto. Porque con el conflicto y el fascismo, se acabó internet, el teléfono y las señales de humo que había era la de los incendios de las casas de gente no pura.

Buscó a su familia. No la encontró. Su hijo gay había desaparecido en el ‘campo de acogida para homosexuales’ de Cantabria. Había muerto gaseado después de haber sido torturado. Su mujer, discapacitada, también había desaparecido. La mandaron a curarse un hospital de Portugal, le dijeron. La realidad es que fue eliminada en un campo de concentración a las afueras de Lisboa.

En Jerez, quedó menos de la mitad de la población de 2018. La gran mayoría, rubia. Y no sabían ni cantar flamenco. Sólo quedó Pepe, triste, que lloraba por peteneras. Pepe, el único gitano que quedó en Jerez después del segundo fascismo de nuestra Historia. Pepe, el gitano que no era gitano.

NOTA DEL AUTOR. Es un cuento. Pero no es ciencia ficción. Podría pasar. En ti está que no pase.

Reiki: verdades y mentiras.

Reiki

Reiki – Foto Pixabay

 

En los últimos años, y debido sobre todo a la bajada en la calidad en la sanidad pública por un lado y a la falta de educación crítica en la ciudadanía, han experimentado un gran auge las llamadas medicinas alternativas y complementarias.
Dejemos claro estos dos conceptos, que aunque parecidos, son muy distintos.
La medicina alternativa es aquella que se postula para sustituir a la medicina oficial; esto es muy peligroso ya que implica el abandono de tratamientos médicos que pueden ocasionar hasta la muerte de las personas.
La medicina complementaria es aquella, que siguiendo lo que dice la medicina oficial, ‘complementa’ a ésta con otras terapias. Aquí podemos encontrar desde ‘medicinas’ que no sirven para absolutamente nada, como la homeopatía o prácticas que sí se ha demostrado que tiene beneficios, como por ejemplo, tomar una infusión de valeriana por la noche para dormir mejor.
Entre toda estas terapias que han surgido ahora, el reiki es una de las que más ha llamado la atención del público y está teniendo un gran crecimiento entre los seguidores de esta práctica. Pero como no podía ser menos, el reiki está rodeado de mucha mentira y mucho fraude. A eso voy.
El reiki es una práctica japonesa basada en la imposición de manos por la que, según su inventor, Mikao Usui, se transmite energía del universo a la persona para que fortalezca su energía vital y así mejorar la salud.
Aunque los efectos del reiki no han sido comprobados científicamente, sí puedo decir como practicante y maestro de esta disciplina, que el reiki puede producir (no siempre) efectos positivos en el estado de ánimo del paciente que le ayudará a superar una enfermedad. Es cosa de lógica. Para vencer una enfermedad, tendremos más posibilidades de hacerlo con un espíritu optimista que con un espíritu triste.
Eso es reiki. No es más. Una práctica que en muchos aspectos se parece bastante a la meditación (cuyos beneficios está suficientemente comprobados).
Sin embargo, son muchas las personas que se han aprovechado de este auge de la practica de reiki para hacer su agosto, y lo que es peor, a costa de personas enfermas. Se están cobrando cantidades excesivas por dar sesiones de reiki. Cantidades que llegan a ser muy altas cuando es para aprender a dar reiki. Hay varios niveles de aprendizaje, y por cada uno , se te cobra una cantidad, que en los niveles de maestría pueden llegar a los 600 ó 1000 euros.
Estas cantidades se suelen cobrar ‘en negro’, ya que nadie emite factura. No sean incautos. Si alguien os ofrece servicios de reiki y os pretende cobrar, exijan factura. Que paguen sus impuestos como hacemos todos.
Por último, hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias, que últimamente lo están haciendo muy bien aunque hay casos que se escapan al control, y es avisar de que nunca se deje practicar el reiki en hospitales por parte de personas que se ‘autocalifiquen’ practicantes o terapeutas de reiki. Una cosa es que yo, que sé dar reiki, me lo dé a mí mismo en un hospital o a un familiar, a lo que se pretende por parte de algunos practicantes de reiki, que es ‘introducirse’ en los hospitales con el afán de ganar dinero a costa de gente que sufre.
Además, es muy peligroso porque estos terapeutas de reiki no son personal sanitario y no tienen ni idea de cómo actuar en un centro hospitalario.
Resumiendo, no se dejen engañar. Practicar reiki como terapia personal es una buena idea y muy saludable para nuestro físico y nuestra mente. Pero hacer del reiki  un negocio, es entrar en el mundo de los timos, los engaños y las mentiras.

Es derecho de los andaluces y andaluzas que nos protejan del cáncer de colon

Cáncer de colon

Cáncer de colon

Según fuentes de la Asociación Española Contra el Cáncer cerca de dos millones de personas en Andalucía, los que están entre los 50 y 69 años, no están protegidas contra el cáncer de colon por el Gobierno que preside la socialista Susana Díaz, sustentada por el partido de Albert Rivera, Ciudadanos.

El cáncer de colon se puede curar en el 90% de los casos que se detectan a tiempo, con una simple muestra de heces.

Esta prueba forma parte de un programa de prevención que todas las comunidades autónomas están obligadas a poner en práctica.

En Andalucía está poco implantado. Si tienes entre 50 y 69 años tienes derecho a participar en este programa de prevención. ¡RECLÁMALO!

Para reclamar tu derecho a este programa, rellena el siguiente formulario con:

Asunto: Derecho “Programa de Cribado de Cáncer de Colon”
Texto:  Yo …… con D.N.I ….
Solicito a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que garantice mi derecho a participar en el programa de cribado de cáncer de colon, extendiendo y acelerando la implantación en todo el territorio de Andalucía.
¡Comparte esta información, por favor, nos va la vida en ello!

En este enlace accedes al formulario y puedes hacer tu reclamación. Pincha en él para acceder.