Periodismo digno para un derecho digno a saber qué se lee.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Ha pasado el tiempo en que en Jerez lo único importante que ocurría era lo que salía en el periódico. En el periódico, porque sólo había uno. Y nos acostumbramos a creer que todo lo que viene en letra de molde es verdad.

Porque es así, en un periódico en papel todo lo que viene es verdad cuando nos referimos a las noticias y los sucesos. Ya luego, dependiendo de la línea editorial del periódico, las columnas y opiniones pues son eso, opiniones.

Pero sabíamos entonces quién escribía y quién estaba detrás. Una opinión del ABC o de El País, era leída por los seguidores de unos y otros.

Pero hoy, con el mundo digital, cualquiera hace ‘un periódico’. No hace falta una imprenta ni papel. Montas un blog y dices que ya tienes un periódico.

Mentira. Los periódicos los hacen los licenciados/as en  periodismo. Los blogs los hacemos los bloggers y las paellas la hacen los profesionales en cocina. Si un blogger como yo hace una paella, posiblemente me salga muy mal. Lo mismo que cuando un oficinista hace un periódico le saldrá fatal.

Pero lo peor es que se le parece. La paella del blogger y la paella del cocinero/a pueden tener la misma pinta, pero en el sabor y en el estado del arroz veremos si hay calidad o es una mera imitación.

En periodismo pasa igual. Cada vez aparecen más ‘periódicos’ digitales en nuestra ciudad que no lo son. Y hacen un doble daño.

Primer daño: buscan publicidad y Jerez es como una tarta que proporciona ingresos por publicidad.. Si hay tres medios de comunicación, se divide entre tres. Si hay diez medios, se divide entre diez. Y más de la mitad se irán al garete por no poder sobrevivir.

Segundo daño: A quien lee. Porque le están dando un producto que dice ser un periódico cuando no lo es. Te crees lo que te ponen y no es verdad. Son pseudopublicaciones siempre con un grupo de presión que quieren mover la opinión de quien lee de un sitio a otro.

Los que estamos en el ajo, sabemos distinguir la paja del trigo y sabemos quién está detrás de cada tabloide. Pero la gente común, no. Y en las redes sociales le dan a compartir sin pensar a noticias con un titular llamativo hecho expresamente para dar a conocer a ese tabloide. Y entonces, ya tenemos la contaminación hecha.

El pueblo ajeno a las tripas del periodismo no sabe si lo que lee es cierto o no, si está manipulado o no, y lo peor es que no es consciente de ello.

Las Asociaciones de Periodistas y los colegios de Periodistas deben ponerse las pilas. O espabilan o la profesión está muerta.

Yo como lector me gustaría que cada publicación que leo esté garantizada por un colegio profesional. Yo quiero saber que quien escribe es un periodista de verdad. Que no vale ya eso de ‘Redacción’. ¿Quién cuenta la noticia? ¿un periodista, un torero, un bombero? por poner sólo ejemplos.

El periodismo tiene que certificarse con sellos de calidad, al estilo ISO 9001, hecho por los colegios y asociaciones. Si no quienes leemos la prensa digital estamos perdidos. Y el periodismo, también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: