Ciudadanos digitales anónimos

anónimo

Anónimo

Hace unos días, a la una y media de la mañana, suena mi móvil avisándome que ‘uno de mis contactos’ estaba en twitter, para que lo siguiera. Le hice caso al aviso y miré que contacto era, con cara de huevo, o sea, recién nacido en twitter y con el nombre de un político jerezano con un adjetivo descalificativo detrás.

Es lo que se conoce como un ‘fake’, un perfil falso, que o bien se puede utilizar para hacer una parodia de un personaje en el mejor de los casos, o en el peor, para insultar, trolear cuentas, calumniar, etc…

Así que le dije al individuo: ‘Twitter me avisa que eres uno de mis contactos’. Sorpresa mayúscula que se llevó el sudodicho, porque quién le iba a decir a él, creyéndose el más anónimo de los mortales, que su identidad había sido desvelada. Puse un tweet general diciendo que el anonimato en twitter era muy difícil. El individuo se puso en contacto conmigo a través de privado y me preguntó si salía en el aviso su identidad.

No respondí, porque realmente lo que hace twitter es que te avisa de que un contacto tuyo, ya sea por correo electrónico o por teléfono, de tu agenda, está en la red del pájaro azul.

Minutos después, la cuenta estaba suspendida y nunca más se supo del individuo.

A lo que voy es a la ignorancia supina que existe en cuanto al anonimato en la red.

Hoy día, en la red no es anónimo nadie. Por mucho que te pongas seudónimos. Por mucho que te creas protegido en la soledad de tu habitación o encerrado en tu coche. En la red hoy nadie, repito, es anónimo, porque todos vamos dejando nuestra IP como rastro. También están tu huella personal, tu manera de escribir, tus expresiones hechas, tarde o temprano te delatarán. Hay expertos en Ingeniería Social que no somos capaces de imaginar lo que pueden llegar a hacer. O seguramente un mal día, confundirás tu cuenta falsa con tu cuenta verdadera, y ahí te hemos pillao.  Bueno, también hay maneras para confundir al personal, para ocultarse, pero siempre, la policía va a ser mucho más lista que tú, salvo excepciones que escapan al común de los mortales.

Pero todo esto me hace llegar a una reflexión. ¿Qué ocurre en Jerez para que tengamos tanto ciudadano digital anónimo que trabajan en facebook, en twitter, en los comentarios de los periódicos digitales? Supongo que es extensible a otras ciudades, pero ¿por qué pasa en la nuestra? ¿no tenemos libertad de expresión? ¿A qué tememos? ¿Por qué no podemos hablar libremente y la gente prefiere esconderse antes que dar la cara? 

Por último, recordar que calumniar, acosar, etc… a través de las redes es delito. No hace mucho hablaba con un profesional de la abogacía jerezano y me contaba que los casos por insultos, acosos, a través de la red (incluidos whatsapp y demás mensajerías) estaban aumentando mucho.

Anuncios

1 comentario

  1. Luego, demostrado: si es político es que es un torpe.
    Saludos guapo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: