San Oscar Romero de América

Hoy día de San Óscar, la Iglesia Católica se reconcilia con su pueblo más débil: los pobres, las víctimas de la guerra. El papa Francisco ha aprobado el proceso de beatificación de Óscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador, asesinado por la derecha de su país.

Óscar Romero es protagonista indirecto de uno de los puntos más oscuros del papa Juan Pablo II, su desprecio a su martirio, a su testimonio. Muchos hoy, lo sé, están escandalizados por esta decisión del papa Francisco, porque la entienden como un reconocimiento a la Teología de la liberación, que tan bien nos viene hoy para luchar contra el neoliberalismo que nos está ahogando y que el papa polaco intentó aplastar.

Hoy, es un día alegre sin duda para los cristianos de base.

El 23 de marzo de 2010, fecha cercana al aniversario de su muerte escribía yo muy indignado sobre este tema. Quién me iba a decir que cuatro años después el papado se iba a volver del revés. Al final va a ser verdad eso del Espíritu, aunque tarde en venir.

23 de marzo de 2010

Huelo a Romero. Es marzo y huelo a Romero.
El pan está en la mesa.
El vino dispuesto a beberse.
Huelo a Romero.
¡No matarás! Gritó el hombre vestido de blanco.
Y le mataron a él,
cayendo muerto sobre el altar,
Le mataron los de siempre.
Se hizo viernes santo de golpe
Y el vino de nuevo se convirtió en sangre.
Huelo a Romero, a Santo Romero,
mientras en Roma, huele a estiércol.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: