La Estación Espacial Internacional sobrevolará Jerez

Estación Espacial Internacion

Estación Espacial Internaciona

De NASA/Crew of STS-132 – http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/shuttle/sts-132/hires/s132e012208.jpg(http://spaceflight.nasa.gov/gallery/images/shuttle/sts-132/html/s132e012208.html), Dominio público, Enlace

Vivimos a golpe de titular. Por desgracia, la mayoría de la gente no lee. Se nota en las faltas de ortografía. Se nota quien no lee nada. Pero sí leen los titulares. Los comparten. No contrastan. Se dejan llevar por la primera intuición.

Posiblemente te haya sorprendido el titular de este post y lo hayas compartido. Pero si te ha dado por leerlo, ya te digo que has caído en la trampa. Porque es un titular tendencioso. Ojo, no miente el titular como otros titulares que tienen miles de clikcs, pero no digo toda la verdad. Porque la verdad es que la Estación Espacial Internacional pasa por encima de Jerez casi todos los días. No en vano, da una vuelta al planeta cada hora y media. He puesto una cosa como noticia cuando no lo es.

Sin embargo, te he cogido de conejillo de indias, amable lector o lectora. Tienes que tener precaución. Cuando leas un titular llamativo, lee el contenido. Si lo consideras interesante, compártelo. Pero si tienes dudas, contrástalo porque puede ser mentira. Puede que te esté utilizando una empresa para hacerse publicidad a tu costa. O puede que sea un partido político que quiere hacerse famoso gracias a ti. O simplemente alguien que trabaja para hacer daño excusándose de que es una publicación ‘satírica’.

Todo el mundo no es bueno, querida gente que me leéis. Que nos manipulen, es lo más fácil del mundo. Fiaros de publicaciones que estén firmadas por periodistas. Esta misma columna, es filtrada por periodistas antes de ser publicada en La Voz del Sur. Ellos son los que se han preparado para esto. Son la garantía entre una información veraz y la opinión de un blogger. Y ojo, que hay blogger buenísimos. Pero ahí la garantía la tienes que descubrir tú.

En cuestión de contar lo que pasa, fíate antes de un periódico y un periodista de lo que te puede contar cualquiera.

Y por cierto, hay unas cuántas apps en tu móvil con lo que podrás calcular el paso de la Estación Espacial por donde quieras. Pero eso ya lo contaré otro día cuando se me ocurra un titular interesante.

Anuncios

Si tú no quieres mis aceitunas, yo no quiero tus hamburguesas

TIO SAM

TIO SAM

Si no quieres mis aceitunas, yo no quiero tus hamburguesas. Eso es lo que me pide el cuerpo hacia la política de aranceles que contra los productos extranjeros, y en este caso, a la aceituna negra de Andalucía. Pero claro, si yo boicoteo los célebres restaurantes de cómida rápida made in USA, también estaría boicoteando a los trabajadores y trabajadoras españolas de dichos establecimientos. El boicot no sería justo. Más bien sería una medida de orgullo patrio, pero que se vuelve en contra.

Todo esto me lleva a pensar que estamos absolutamente cogidos por nuestras partes más débiles. Vivimos presos de los productos USA, y hay muy pocas alternativas a ellos. Hay cosas en las que sí, en Europa, vamos a dejar de depender de USA. Con el programa Galileo, prevista su implantación para 2020, podremos dejar de depender del sistema de señalización por satélite que utilizamos en nuestros móviles, Tom Tom, etc… conocido como GPS, para tener uno propio europeo. Supongo que esto es muy importante en caso de guerra. Europa no puede dejar su logística y sus manos en satélites guiados exclusivamente por los Estados Unidos.

Pero ¿y en el resto de cosas? ¿Tenemos alternativa? Servidor, el que escribe esto, está más que harto de la política de datos y de las puñeteras normas comunitarias de Facebook. La opción es no utilizar Facebook, pero claro, yo también me aprovecho de la visibilidad que me da. ¿Qué opciones tengo? Ninguna. No hay red que le haga sombra ahora a Facebook, Instagram y Whatsapp que son todas de USA. Quizás Telegram haga un poquito de pupa a Whatsapp. Telegram de origen ruso, pero que sólo crece cuando Whatsapp cae, para luego quedar en el olvido. Y de Google +, ese gran desierto, también USA, para qué vamos a hablar.

Pienso que Europa tendría que lanzar una alternativa a todas las redes sociales y los gigantes de los datos que son USA. Tenemos Facebook y sus satélites, Google o Microsoft con su Windows y su Office. En Andalucía se han dado pasos pequeños, al no utilizar la suite ofimática de Bill Gates en la Junta de Andalucía, ya que se usa la suite Libre Office, de código abierto y libre compartir. Sin embargo, la misma Junta andaluza abandonó su proyecto estrella del uso de software libre, Guadalinex, basado en Linux, por razones que yo aún desconozco.

O bien sea Europa quien lidere la alternativa, o bien podría ser España. Qué arrepentida debe estar Movistar cuando convirtió la red Tuenti, que era un Facebook en español, en operadora. Pudo haber sido la gran competencia y alternativa a Facebook, una red social para gente que hablara español.

Como digo yo ahora me siento preso. No puedo dejar las redes privativas porque no tengo alternativas libres. Ojalá nacieran. Sé que es cuestión de dinero y tiempo. Pero también es cuestión de libertad. ¿No defienden eso los liberales que admiran la economía de mercado? Pues ahora no hay libertad que valga. Somos presos de las grandes multinacionales que comercian con nuestros datos y se hacen ricos a costa nuestra y nosotros, los usuarios no tenemos derecho alguno. O lo tomas o lo dejas. No sé ustedes, pero yo me siento viviendo en una auténtica dictadura digital, donde crees que hay libertad de opinión, pero realmente no tienes libertad de movimientos y sólo se va a ver lo que ‘ellos’ te dejen enseñar.

Devoluciones de becas concedidas

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Esto es muy importante a tener en cuenta pero mucha gente no cae en el asunto. Las becas al estudio se conceden cuando se cumplen las bases de una convocatoria, que normalmente tiene que ver con la capacidad económica del alumno, su expediente, etc. Pero si dejan de cumplirse esos requisitos, el alumno está obligado a comunicárselo a la Administración, como por ejemplo, si va a dejar de estudiar. En este caso perdería la beca y tendría que devolver el dinero, cosa que algunos no se esperan. Pero que es justo ¿no? Si no aprovechas el dinero público para lo que te han dado, pues devuélvelo.

Pero la Administración también actúa de oficio e inspecciona todas las becas concedidas y comprueba si se han cumplido los requisitos. Por lo general, estas actuaciones prescriben a los cuatro años. Es decir, si estamos en 2018 cuando escribo esto, no te extrañe que te llegue un requerimiento para que devuelvas el dinero que te dieron en una beca de 2014 si no has cumplido con lo exigido.

Entonces llega el problema si te gastaste el dinero y no lo tienes ahora, porque lo tienes que devolver. Como mucho la Administración te facilitará pagarlo a plazos, pero pagarlo lo vas a pagar.

Así que mucho cuidado con esto. Ser beneficiario de una beca comporta una serie de obligaciones. Si no la cumples, la pierdes.

Y atención a otra cosa y me dirijo especialmente a las madres (porque a los padres en estas cuestiones casi no se les ve). Muchas madres van a la Administración con lágrimas en los ojos para ver como resolver el problema del pago de su ‘niño’. Cuando el funcionario / a le pregunta por la edad del ‘niño’ o la ‘niña’ resulta tener 21 años. Señores. Señoras. Aprendan a hacer de sus hijos personas responsables que se enfrenten a los hechos que hayan causado. Ustedes no van a durar siempre y cuando falten, estos jóvenes no van a estar preparados para la vida si ustedes le resolvéis los problemas. Entiendo el amor de una madre a un hijo, pero hay que saberlos educar. Que afrenten las consecuencias de los hechos que han cometido es otra manera de educar. No dejarlos solos claro está. Pero no sacarles las castañas del fuego. Que se la saquen ellos. Si fueron listos para pedir el dinero, que también sean listos para devolverlo por no haber querido usarlo bien.

Visibilidad homosexual en los cargos oficiales #LGTBI

Gobierno Pedro Sánchez - (c) La Moncloa

Gobierno Pedro Sánchez – (c) La Moncloa

El que una persona sea homosexual, bisexual, transexual, no le da más capacidad o menos para hacer lo que hace todo el mundo. La sexualidad no influye en tus habilidades. Por lo tanto, no es un dato importante a la hora de realizar un trabajo.
Hago esta reflexión al caso de que nos hemos encontrado en el nuevo gobierno socialista con dos ministros abiertamente gays.
¿Y a mí que me importa? Dirá más de uno. Es algo que irrelevante, que no tendrían ni que contar, dirán otros.
Pues bien, es verdad, no debería nadie en su profesión tener quedar explicaciones de su sexualidad, pero en el caso de los ministros, yo pienso que no está mal que lo hagan.
La visibilidad de la homosexualidad es muy importante para todas las personas que son homosexuales y tienen que asumir que lamentablemente y a pesar de todo lo que se ha avanzado en España, son ‘distintos’ al resto de la población y serán víctimas del rechazo y la homofobia por una parte de la población, cada vez más pequeña, pero que hace mucho ruido. Recuerden el autobús naranjito.
Frente a los casos de crítica, el ver que otras personas llegan a puestos tan altos, anima al homosexual a salir del armario ante su familia, compañeros de trabajos, etc…
Un ministro homosexual era impensable en los años 50. Hoy, ya se puede. Es un gran paso y hay que agradecerles su visibilidad porque abren camino.
Pero queda mucho por andar. ¿Para cuándo ministras lesbianas? La mujer lesbiana se enfrenta a una doble discriminación. La que ya lleva implícita por ser mujer y de regalo, la que lleva por ser lesbiana.
El caso de la diputada madrileña Carla Antonelli ha llevado también la dignidad de las personas transexuales muy alto.
Tenemos que agradecer, insisto, esta visibilidad para ayudar al resto, Ser un personaje público tiene esas.
No os podéis imaginar lo mal que se pasa en el armario. Hace poco me encontraba con la ex concejala jerezana Antonia Asencio. Siempre que la veo se lo recuerdo. Cuando yo tenía 20 años (año 1985) estaba en el armario. Una de las consecuencias de estar en el armario es que no conoces a gente como tú. Me ayudó mucho llamar a aquél teléfono de información sexual y que ella me atendiera. Me puso en contacto con asociaciones. Pude conocer gente y pude darme cuenta de que ni era el único ni que era un bicho raro.
Hemos adelantado mucho desde aquellos años hasta hoy. Pero aún queda mucho por avanzar.
Por ejemplo, es labor del nuevo gobierno el ilegalizar – qué iluso soy – o por lo menos, quitar todo tipo de ayudas públicas a las organizaciones que no admiten a personas homosexuales en su seno y en sus áreas de gobierno por el mero hecho de serlo.
La gente LGTBI siempre vamos de la mano de las mujeres, que nos abren el camino con su feminismo. De hecho, el origen de la homofobia a los gays, es que ‘nos parecemos a las mujeres’. También el gobierno debe ir contra las organizaciones que impiden acceder a su entidad a mujeres u otras organizaciones similares, que sí aceptan mujeres pero le impiden llegar a los órganos de gobierno. Eso pasa hoy en España en 2018 y nadie mete mano a este asunto. Si, todos y todas estamos pensando en las mismas organizaciones: las religiosas. Pero no ha habido todavía valentía para que se nos respete la igualdad de derechos para todas las personas. Espero que algún día la haya.

¿Sabemos la ciudadanía relacionarnos con la Administración?

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Leía hace poco un meme en el que una alumna se quejaba de que no tenía ni idea de cómo pedir una hipoteca, como solicitar una subvención, cómo poner una reclamación o cómo presentar una documento a la Administración, y sin embargo, se jactaba de conocer perfectamente qué es una mitocondria.
En efecto, el saber no ocupa lugar y conocer lo que es una mitocondria es tan importante como el saber relacionarse con la Administración, ya sea del Estado, Autonómica o Local.  Un pueblo de incultos es fácilmente manipulable, por eso hay que tener una amplia cultura general tanto en ciencias como en letras.
Pero con la relación con la Administración no ocurre lo mismo y es algo esencial ya que esta relación ciudadanía – administración es la puesta en práctica de nuestros derechos y deberes establecidos en la Constitución.
Con las últimas leyes de Procedimiento Administrativo, se ha construido una administración cercana, participativa y garantista, muy lejana de aquella Administración a la que tuvo que enfrentarse Mariano José de Larra con su ‘vuelva usted mañana’.
La realidad es que la mayoría de la ciudadanía no tiene ni idea de cómo relacionarse con la Administración y la sigue viendo como una máquina mastodóntica innaccesible.
Todo se solucionaría si se enseñara en los colegios. No es que el el alumnado tenga que salir licenciado en Derecho, pero sí con los mínimos requisitos para sobrevivir entre el entramado burocrático: conocer como presentar un documento en un registro oficial, hacer una instancia, conocer que son los recursos de alzada o reposición, saber cuáles son los plazos existentes para solicitar algo o para la resolución por parte de la Administración de cualquier cuestión, saber a quién dirigirse, conocer las distintas Administraciones y sus estructuras… esto es básico.
Claro que para que el alumnado aprenda esto necesita un profesorado que les enseñe y no deja de sorprenderme que en los temarios de las oposiciones de los docentes no aparezcan ningún tema dedicado al Procedimiento Administrativo y a la Organización de la Administración en España, cuanto más el profesorado va a ser personal funcionario y es lo mínimo que deben conocer, sobre todo si alguna vez van a ocupar cargos directivos donde van a estar mucho más relacionados con la Administración General. Como en el caso del alumno, el profesor además de saber explicar las partes de la mitocondria, debe conocer lo que anteriormente menciono sobre la Administración.
Dura realidad que cada dos años demuestran los aspirantes a docentes y los docentes interinos cuando se enfrentan a rellenar telemáticamente o a la manera antigua, en papel, sus solicitudes para las oposiciones, que parece la peor de las batallas para ellos. Mucho más que el examen al que se van a enfrentar. Y cuando hablo de docentes, es solo un ejemplo. La falta de formación básica administrativa alcanza a la gran mayoría de la ciudadanía.

Pudimos, podremos, pero así no Podemos.

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

De Asqueladd, CC BY-SA 3.0, Enlace

Lo del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero no es cuestión de que la gente de izquierdas se pueda comprar lo que quiere si se lo puede permitir. Mucha derecha tiene en España la idea de que para ser progresista se tiene que ir en babuchas. No. El problema es distinto.

Y utilizo el mismo adjetivo otra vez. Distinto. Todo el potencial de Podemos y que generó ilusión que luego se convirtieron en votos, fue eso: que eran distintos al resto.

Pero ni Pablo Iglesias ni Irene Montero, con lo capacidad política que se les supone, no fueron capaces de verlo. No sé si ha sido por ignorancia o por egoísmo.

De todos es sabido que la gente de izquierda tenemos una piel muy sensible. La derecha no. No tienen piel, tienen coraza. Una mujer que presuntamente falsifica un máster. Un tesorero que presuntamente se lleva el dinero. Un consejero de gobierno autónomo que también presuntamente se lleva dinero. No tengo aquí espacio para seguir todos los presuntos casos de corrupción que pesan sobre la derecha. Todo esto, a la derecha, le afecta como si un mosquito le picara en su piel. Se rascan un poco y a lo mucho se ponen una pomada y asunto terminado, aunque sea hasta mañana.

Sin embargo, en la izquierda, un acto como el de Pablo Iglesias e Irene, reconozcámoslo, es totalmente incohorente con lo que han estado diciendo continuamente. Estas cosas, que son ‘tonterías’ si las comparamos con las cosas que suceden en el PP e incluso en el PSOE, a la izquierda y en concreto, a los votantes de Podemos (ojo, los votantes de Podemos no son los inscritos en Podemos, pueden volar a otro partido en un pis pas) es como si les picara un escorpión. Sí, duele mucho, porque se han puesto tantas ilusiones, tantas ganas en todo para terminar viendo que sus líderes sufren una especie de psoesización, pues les duele y deprime. Y la depresión en la izquierda es sinónimo de abstención.

Sí. los votantes de Podemos tienen una vara muy alta de medir. Exigen mucho. No pasan ni una. Que es injusto… puede parecerlo. Pero es que esencial que eso se mantenga así para conservar la genuinidad, la originalidad y la distinción del resto.

Pablo e Irene no han hecho nada malo a nivel personal, pero les ha destrozado cualquier campaña, cualquier debate a Podemos, donde sus militantes en vez de explicar qué va a hacer el partido con las pensiones, con la sanidad, con la educación, con la gente joven, tendrán que perder el tiempo hablando del famoso chalet y de las cosas que vengan después. Es triste ver como muchos militantes de Podemos están intentando defender lo indefendible, a sabiendas de que no llevan razón (bienvenidos a la ‘vieja política’, hay cursos en comunicación política que te enseñan precisamente a eso, a defender lo contrario de lo que piensas). Y aún es más triste ver como otros militantes de Podemos, totalmente dignos, como la gran mayoría, callan porque saben que no pueden decir nada.

Por eso yo pienso, que Pablo e Irene deberían dimitir y dejar Podemos. Podemos no puede mantener a personas que generan incoherencias a esas alturas y dañan al partido. Con personas incoherentes, Podemos no podrá. El 15 M no nació para terminar discutiendo del chalet de unos líderes. Y es muy importante que dimitan y regeneren Podemos. Porque sin Podemos ¿quién nos queda ya?

Jerez Capital

Bandera de Jerez

Bandera de Jerez

Si algo hemos aprendido en estos días es que el nacionalismo procura votos porque remueve nuestros instintos más básicos, esos que hacen que nos sintamos orgullosos de pertenecer a una tribu. En ello parece haber pensado el PP jerezano. Hemos pasado del M’encanta Jeré al Jerez Cappital. Pero obras son amores y no buenas razones. La realidad es que el Partido Popular poco ha hecho por la capitalidad de Jerez. Por lo pronto nunca ha planteado, que yo sepa,  cambiar esta distribución administrativa de tipo provincial que no responde a la realidad actual de las comarcas españolas y que en unas elecciones generales hace que el voto de un jerezano valga menos que el voto de un vasco. Recordemos que con este tipo de reparto administrativo, 300.000 votos del extinto (una de las razones por la que se extinguió) partido andalucista no valían nada, y 300.000 votos de Herri Batasuna eran cinco diputados.
Es más, la política del gobierno del PP reafirmó la capitalidad de Cádiz construyendo un mega puente, que tenemos que reconocer, no hubiera hecho falta si se hubiera desconcentrado administrativamente las delegaciones de los gobiernos andaluces y estatal y haberlas traído a Jerez, ciudad más accesible que esa isla geográfica que es Cádiz. El gran tráfico que soporta Cádiz proviene en mayoría de su puerto y del funcionariado y ciudadanía que van y vienen a hacer trámites.
En otro asunto en el que el PP nos podría haber tratado como capital es en construirnos una vía de tren de alta velocidad. Pero hasta en eso nos tratan como al peor de los pueblos. Invito a todo el PP jerezano que visiten a sus compañeros de Almería y vayan en tren. O no hace falta que vayan: se lo cuento yo que hago esa tortura de viaje de vez en cuando. Ocho horas con tres transbordos incluyendo un trozo en autobús porque no hay vías entre Antequera Santa Ana y Granada. O eso, o pagas peaje en las autopistas. Que mira, para eso, si nos tratan como a una capital.
A lo que voy. Que nos conocemos ya. Este que escribe es un enamorado de Cádiz.  No nos enfrenten con nuestros hermanos gaditas. Propongan cosas creíbles que no se contradigan con su currículum pepero. Queremos soluciones , no más problemas. Y no caigan en los populismos de los enfrentamientos Cádiz – Jerez y viceversa,  que de tanto acusar de populismo a una oposición que no es populista, se les ha metido el ‘bicho’ populista dentro. Y es que de popular a populista solo hay un sufijo.

Esa España de mierda

Mapa de España

Mapa de España

Debo reconocer que no me gusta el título del libro de Albert Pla ‘La España de Mierda’ famoso entre otras cosas, porque es el que le ha regalado el representante de España en Eurovisión, Alfred, a su novia, Amaia, también representante de España en el Festival de la Canción de Eurovisión este año.

Quien me conoce sabe que no soy precisamente un nacionalista al uso, aunque respete el derecho de la gente a serlo, faltaría más. No lo soy por varias razones: porque mi afición a la astronomía me ha hecho aprender que las naciones son solo inventos humanos. Desde el espacio exterior es imposible ver las fronteras: las ponemos nosotros.

Por otro lado, me considero una persona de izquierdas y me sorprende que personas de izquierdas se autodenominen nacionalistas cuando precisamente la izquierda tiene ese himno tan bonito que es ‘La Internacional.’: Parias de la Tierra, Pobres del Mundo, porque ni para cantar se pone la izquierda de acuerdo, pero sí hay un denominador común, que el género humano es La Internacional y que no hay fronteras, solo entre la clase trabajadora y la clase dominante.

Por otro lado, me siento muy andaluz y coincido con otro himno que expresa muy bien ese nacionalismo andaluz no excluyente en la voz de Blas Infante: Sea por Andalucía, Libre, España y la Humanidad.

De todas formas creo, que con el ‘España de mierda’ no se intenta ofender a la población española. Porque España no es solo el Estado Español. España es la gente normal que vive en Soria, Pontevedra, Murcia o Ceuta. Pienso que el ‘España de mierda’ es una protesta contra los distintos gobiernos del Estado, que en esta época de crisis, han llevado a una parte de la población al límite de sus recursos. A los gobiernos que son intransigentes y no escuchan a la gente de la calle o que gobiernan primando sus intereses políticos o religiosos al del interés general.

¿España de mierda, gobiernos de mierda? No es lo mismo. Sin embargo el apellido ‘ de mierda’ no es bonito. No justifica nada. Un apellido que hace perder la razón aunque se la tenga, especialmente si se utiliza en comunicaciones con difusión pública.

Crisis de Estado

Montesquieu

Montesquieu, creador de la separación de poderes.

En las últimas elecciones generales, el pueblo español decidió cambiar. Lo hizo dándole voz a dos nuevas fuerzas políticas llamadas a romper lo que se había llamado el bipartidismo.

A día de hoy, la ilusión de aquellos días se ha convertido en un fracaso del cambio y en una verdadera crisis, además de la económica que ya padecíamos, de Estado.

La izquierda, con un PSOE partido en dos, no fue o no quiso o no pudo ser capaz de conformar un gobierno de izquierdas alternativo al Partido Popular. El Partido Ciudadanos, decidió con sus votos apuntalar al Gobierno del Partido Popular. El resultado: que se votó para que nada cambiara. Y eso que votamos dos veces.

Hoy presenciamos la crisis de Estado más grande que mi memoria recuerda. Absolutamente todas las instituciones del país están entredicho y cuestionadas por la ciudadanía.

La unidad de España y la política hecha desde Cataluña y desde Madrid, ha partido a la sociedad catalana en dos y a la española también. Ni el gobierno de España ni el Parlamento de Cataluña han sido capaces de resolver una situación de la que todavía no conocemos el final. De rebote, también le han dado pábulo a quienes cuestionan la eficacia del Estado de las Autonomías – café para todos – que surgió de la Constitución del 78.

Sigue leyendo

Reiki: verdades y mentiras.

Reiki

Reiki – Foto Pixabay

 

En los últimos años, y debido sobre todo a la bajada en la calidad en la sanidad pública por un lado y a la falta de educación crítica en la ciudadanía, han experimentado un gran auge las llamadas medicinas alternativas y complementarias.
Dejemos claro estos dos conceptos, que aunque parecidos, son muy distintos.
La medicina alternativa es aquella que se postula para sustituir a la medicina oficial; esto es muy peligroso ya que implica el abandono de tratamientos médicos que pueden ocasionar hasta la muerte de las personas.
La medicina complementaria es aquella, que siguiendo lo que dice la medicina oficial, ‘complementa’ a ésta con otras terapias. Aquí podemos encontrar desde ‘medicinas’ que no sirven para absolutamente nada, como la homeopatía o prácticas que sí se ha demostrado que tiene beneficios, como por ejemplo, tomar una infusión de valeriana por la noche para dormir mejor.
Entre toda estas terapias que han surgido ahora, el reiki es una de las que más ha llamado la atención del público y está teniendo un gran crecimiento entre los seguidores de esta práctica. Pero como no podía ser menos, el reiki está rodeado de mucha mentira y mucho fraude. A eso voy.
El reiki es una práctica japonesa basada en la imposición de manos por la que, según su inventor, Mikao Usui, se transmite energía del universo a la persona para que fortalezca su energía vital y así mejorar la salud.
Aunque los efectos del reiki no han sido comprobados científicamente, sí puedo decir como practicante y maestro de esta disciplina, que el reiki puede producir (no siempre) efectos positivos en el estado de ánimo del paciente que le ayudará a superar una enfermedad. Es cosa de lógica. Para vencer una enfermedad, tendremos más posibilidades de hacerlo con un espíritu optimista que con un espíritu triste.
Eso es reiki. No es más. Una práctica que en muchos aspectos se parece bastante a la meditación (cuyos beneficios está suficientemente comprobados).
Sin embargo, son muchas las personas que se han aprovechado de este auge de la practica de reiki para hacer su agosto, y lo que es peor, a costa de personas enfermas. Se están cobrando cantidades excesivas por dar sesiones de reiki. Cantidades que llegan a ser muy altas cuando es para aprender a dar reiki. Hay varios niveles de aprendizaje, y por cada uno , se te cobra una cantidad, que en los niveles de maestría pueden llegar a los 600 ó 1000 euros.
Estas cantidades se suelen cobrar ‘en negro’, ya que nadie emite factura. No sean incautos. Si alguien os ofrece servicios de reiki y os pretende cobrar, exijan factura. Que paguen sus impuestos como hacemos todos.
Por último, hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias, que últimamente lo están haciendo muy bien aunque hay casos que se escapan al control, y es avisar de que nunca se deje practicar el reiki en hospitales por parte de personas que se ‘autocalifiquen’ practicantes o terapeutas de reiki. Una cosa es que yo, que sé dar reiki, me lo dé a mí mismo en un hospital o a un familiar, a lo que se pretende por parte de algunos practicantes de reiki, que es ‘introducirse’ en los hospitales con el afán de ganar dinero a costa de gente que sufre.
Además, es muy peligroso porque estos terapeutas de reiki no son personal sanitario y no tienen ni idea de cómo actuar en un centro hospitalario.
Resumiendo, no se dejen engañar. Practicar reiki como terapia personal es una buena idea y muy saludable para nuestro físico y nuestra mente. Pero hacer del reiki  un negocio, es entrar en el mundo de los timos, los engaños y las mentiras.