Pudimos, podremos, pero así no Podemos.

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

De Asqueladd, CC BY-SA 3.0, Enlace

Lo del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero no es cuestión de que la gente de izquierdas se pueda comprar lo que quiere si se lo puede permitir. Mucha derecha tiene en España la idea de que para ser progresista se tiene que ir en babuchas. No. El problema es distinto.

Y utilizo el mismo adjetivo otra vez. Distinto. Todo el potencial de Podemos y que generó ilusión que luego se convirtieron en votos, fue eso: que eran distintos al resto.

Pero ni Pablo Iglesias ni Irene Montero, con lo capacidad política que se les supone, no fueron capaces de verlo. No sé si ha sido por ignorancia o por egoísmo.

De todos es sabido que la gente de izquierda tenemos una piel muy sensible. La derecha no. No tienen piel, tienen coraza. Una mujer que presuntamente falsifica un máster. Un tesorero que presuntamente se lleva el dinero. Un consejero de gobierno autónomo que también presuntamente se lleva dinero. No tengo aquí espacio para seguir todos los presuntos casos de corrupción que pesan sobre la derecha. Todo esto, a la derecha, le afecta como si un mosquito le picara en su piel. Se rascan un poco y a lo mucho se ponen una pomada y asunto terminado, aunque sea hasta mañana.

Sin embargo, en la izquierda, un acto como el de Pablo Iglesias e Irene, reconozcámoslo, es totalmente incohorente con lo que han estado diciendo continuamente. Estas cosas, que son ‘tonterías’ si las comparamos con las cosas que suceden en el PP e incluso en el PSOE, a la izquierda y en concreto, a los votantes de Podemos (ojo, los votantes de Podemos no son los inscritos en Podemos, pueden volar a otro partido en un pis pas) es como si les picara un escorpión. Sí, duele mucho, porque se han puesto tantas ilusiones, tantas ganas en todo para terminar viendo que sus líderes sufren una especie de psoesización, pues les duele y deprime. Y la depresión en la izquierda es sinónimo de abstención.

Sí. los votantes de Podemos tienen una vara muy alta de medir. Exigen mucho. No pasan ni una. Que es injusto… puede parecerlo. Pero es que esencial que eso se mantenga así para conservar la genuinidad, la originalidad y la distinción del resto.

Pablo e Irene no han hecho nada malo a nivel personal, pero les ha destrozado cualquier campaña, cualquier debate a Podemos, donde sus militantes en vez de explicar qué va a hacer el partido con las pensiones, con la sanidad, con la educación, con la gente joven, tendrán que perder el tiempo hablando del famoso chalet y de las cosas que vengan después. Es triste ver como muchos militantes de Podemos están intentando defender lo indefendible, a sabiendas de que no llevan razón (bienvenidos a la ‘vieja política’, hay cursos en comunicación política que te enseñan precisamente a eso, a defender lo contrario de lo que piensas). Y aún es más triste ver como otros militantes de Podemos, totalmente dignos, como la gran mayoría, callan porque saben que no pueden decir nada.

Por eso yo pienso, que Pablo e Irene deberían dimitir y dejar Podemos. Podemos no puede mantener a personas que generan incoherencias a esas alturas y dañan al partido. Con personas incoherentes, Podemos no podrá. El 15 M no nació para terminar discutiendo del chalet de unos líderes. Y es muy importante que dimitan y regeneren Podemos. Porque sin Podemos ¿quién nos queda ya?

Anuncios

Jerez Capital

Bandera de Jerez

Bandera de Jerez

Si algo hemos aprendido en estos días es que el nacionalismo procura votos porque remueve nuestros instintos más básicos, esos que hacen que nos sintamos orgullosos de pertenecer a una tribu. En ello parece haber pensado el PP jerezano. Hemos pasado del M’encanta Jeré al Jerez Cappital. Pero obras son amores y no buenas razones. La realidad es que el Partido Popular poco ha hecho por la capitalidad de Jerez. Por lo pronto nunca ha planteado, que yo sepa,  cambiar esta distribución administrativa de tipo provincial que no responde a la realidad actual de las comarcas españolas y que en unas elecciones generales hace que el voto de un jerezano valga menos que el voto de un vasco. Recordemos que con este tipo de reparto administrativo, 300.000 votos del extinto (una de las razones por la que se extinguió) partido andalucista no valían nada, y 300.000 votos de Herri Batasuna eran cinco diputados.
Es más, la política del gobierno del PP reafirmó la capitalidad de Cádiz construyendo un mega puente, que tenemos que reconocer, no hubiera hecho falta si se hubiera desconcentrado administrativamente las delegaciones de los gobiernos andaluces y estatal y haberlas traído a Jerez, ciudad más accesible que esa isla geográfica que es Cádiz. El gran tráfico que soporta Cádiz proviene en mayoría de su puerto y del funcionariado y ciudadanía que van y vienen a hacer trámites.
En otro asunto en el que el PP nos podría haber tratado como capital es en construirnos una vía de tren de alta velocidad. Pero hasta en eso nos tratan como al peor de los pueblos. Invito a todo el PP jerezano que visiten a sus compañeros de Almería y vayan en tren. O no hace falta que vayan: se lo cuento yo que hago esa tortura de viaje de vez en cuando. Ocho horas con tres transbordos incluyendo un trozo en autobús porque no hay vías entre Antequera Santa Ana y Granada. O eso, o pagas peaje en las autopistas. Que mira, para eso, si nos tratan como a una capital.
A lo que voy. Que nos conocemos ya. Este que escribe es un enamorado de Cádiz.  No nos enfrenten con nuestros hermanos gaditas. Propongan cosas creíbles que no se contradigan con su currículum pepero. Queremos soluciones , no más problemas. Y no caigan en los populismos de los enfrentamientos Cádiz – Jerez y viceversa,  que de tanto acusar de populismo a una oposición que no es populista, se les ha metido el ‘bicho’ populista dentro. Y es que de popular a populista solo hay un sufijo.

Esa España de mierda

Mapa de España

Mapa de España

Debo reconocer que no me gusta el título del libro de Albert Pla ‘La España de Mierda’ famoso entre otras cosas, porque es el que le ha regalado el representante de España en Eurovisión, Alfred, a su novia, Amaia, también representante de España en el Festival de la Canción de Eurovisión este año.

Quien me conoce sabe que no soy precisamente un nacionalista al uso, aunque respete el derecho de la gente a serlo, faltaría más. No lo soy por varias razones: porque mi afición a la astronomía me ha hecho aprender que las naciones son solo inventos humanos. Desde el espacio exterior es imposible ver las fronteras: las ponemos nosotros.

Por otro lado, me considero una persona de izquierdas y me sorprende que personas de izquierdas se autodenominen nacionalistas cuando precisamente la izquierda tiene ese himno tan bonito que es ‘La Internacional.’: Parias de la Tierra, Pobres del Mundo, porque ni para cantar se pone la izquierda de acuerdo, pero sí hay un denominador común, que el género humano es La Internacional y que no hay fronteras, solo entre la clase trabajadora y la clase dominante.

Por otro lado, me siento muy andaluz y coincido con otro himno que expresa muy bien ese nacionalismo andaluz no excluyente en la voz de Blas Infante: Sea por Andalucía, Libre, España y la Humanidad.

De todas formas creo, que con el ‘España de mierda’ no se intenta ofender a la población española. Porque España no es solo el Estado Español. España es la gente normal que vive en Soria, Pontevedra, Murcia o Ceuta. Pienso que el ‘España de mierda’ es una protesta contra los distintos gobiernos del Estado, que en esta época de crisis, han llevado a una parte de la población al límite de sus recursos. A los gobiernos que son intransigentes y no escuchan a la gente de la calle o que gobiernan primando sus intereses políticos o religiosos al del interés general.

¿España de mierda, gobiernos de mierda? No es lo mismo. Sin embargo el apellido ‘ de mierda’ no es bonito. No justifica nada. Un apellido que hace perder la razón aunque se la tenga, especialmente si se utiliza en comunicaciones con difusión pública.

Crisis de Estado

Montesquieu

Montesquieu, creador de la separación de poderes.

En las últimas elecciones generales, el pueblo español decidió cambiar. Lo hizo dándole voz a dos nuevas fuerzas políticas llamadas a romper lo que se había llamado el bipartidismo.

A día de hoy, la ilusión de aquellos días se ha convertido en un fracaso del cambio y en una verdadera crisis, además de la económica que ya padecíamos, de Estado.

La izquierda, con un PSOE partido en dos, no fue o no quiso o no pudo ser capaz de conformar un gobierno de izquierdas alternativo al Partido Popular. El Partido Ciudadanos, decidió con sus votos apuntalar al Gobierno del Partido Popular. El resultado: que se votó para que nada cambiara. Y eso que votamos dos veces.

Hoy presenciamos la crisis de Estado más grande que mi memoria recuerda. Absolutamente todas las instituciones del país están entredicho y cuestionadas por la ciudadanía.

La unidad de España y la política hecha desde Cataluña y desde Madrid, ha partido a la sociedad catalana en dos y a la española también. Ni el gobierno de España ni el Parlamento de Cataluña han sido capaces de resolver una situación de la que todavía no conocemos el final. De rebote, también le han dado pábulo a quienes cuestionan la eficacia del Estado de las Autonomías – café para todos – que surgió de la Constitución del 78.

Sigue leyendo

Reiki: verdades y mentiras.

Reiki

Reiki – Foto Pixabay

 

En los últimos años, y debido sobre todo a la bajada en la calidad en la sanidad pública por un lado y a la falta de educación crítica en la ciudadanía, han experimentado un gran auge las llamadas medicinas alternativas y complementarias.
Dejemos claro estos dos conceptos, que aunque parecidos, son muy distintos.
La medicina alternativa es aquella que se postula para sustituir a la medicina oficial; esto es muy peligroso ya que implica el abandono de tratamientos médicos que pueden ocasionar hasta la muerte de las personas.
La medicina complementaria es aquella, que siguiendo lo que dice la medicina oficial, ‘complementa’ a ésta con otras terapias. Aquí podemos encontrar desde ‘medicinas’ que no sirven para absolutamente nada, como la homeopatía o prácticas que sí se ha demostrado que tiene beneficios, como por ejemplo, tomar una infusión de valeriana por la noche para dormir mejor.
Entre toda estas terapias que han surgido ahora, el reiki es una de las que más ha llamado la atención del público y está teniendo un gran crecimiento entre los seguidores de esta práctica. Pero como no podía ser menos, el reiki está rodeado de mucha mentira y mucho fraude. A eso voy.
El reiki es una práctica japonesa basada en la imposición de manos por la que, según su inventor, Mikao Usui, se transmite energía del universo a la persona para que fortalezca su energía vital y así mejorar la salud.
Aunque los efectos del reiki no han sido comprobados científicamente, sí puedo decir como practicante y maestro de esta disciplina, que el reiki puede producir (no siempre) efectos positivos en el estado de ánimo del paciente que le ayudará a superar una enfermedad. Es cosa de lógica. Para vencer una enfermedad, tendremos más posibilidades de hacerlo con un espíritu optimista que con un espíritu triste.
Eso es reiki. No es más. Una práctica que en muchos aspectos se parece bastante a la meditación (cuyos beneficios está suficientemente comprobados).
Sin embargo, son muchas las personas que se han aprovechado de este auge de la practica de reiki para hacer su agosto, y lo que es peor, a costa de personas enfermas. Se están cobrando cantidades excesivas por dar sesiones de reiki. Cantidades que llegan a ser muy altas cuando es para aprender a dar reiki. Hay varios niveles de aprendizaje, y por cada uno , se te cobra una cantidad, que en los niveles de maestría pueden llegar a los 600 ó 1000 euros.
Estas cantidades se suelen cobrar ‘en negro’, ya que nadie emite factura. No sean incautos. Si alguien os ofrece servicios de reiki y os pretende cobrar, exijan factura. Que paguen sus impuestos como hacemos todos.
Por último, hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias, que últimamente lo están haciendo muy bien aunque hay casos que se escapan al control, y es avisar de que nunca se deje practicar el reiki en hospitales por parte de personas que se ‘autocalifiquen’ practicantes o terapeutas de reiki. Una cosa es que yo, que sé dar reiki, me lo dé a mí mismo en un hospital o a un familiar, a lo que se pretende por parte de algunos practicantes de reiki, que es ‘introducirse’ en los hospitales con el afán de ganar dinero a costa de gente que sufre.
Además, es muy peligroso porque estos terapeutas de reiki no son personal sanitario y no tienen ni idea de cómo actuar en un centro hospitalario.
Resumiendo, no se dejen engañar. Practicar reiki como terapia personal es una buena idea y muy saludable para nuestro físico y nuestra mente. Pero hacer del reiki  un negocio, es entrar en el mundo de los timos, los engaños y las mentiras.

Es derecho de los andaluces y andaluzas que nos protejan del cáncer de colon

Cáncer de colon

Cáncer de colon

Según fuentes de la Asociación Española Contra el Cáncer cerca de dos millones de personas en Andalucía, los que están entre los 50 y 69 años, no están protegidas contra el cáncer de colon por el Gobierno que preside la socialista Susana Díaz, sustentada por el partido de Albert Rivera, Ciudadanos.

El cáncer de colon se puede curar en el 90% de los casos que se detectan a tiempo, con una simple muestra de heces.

Esta prueba forma parte de un programa de prevención que todas las comunidades autónomas están obligadas a poner en práctica.

En Andalucía está poco implantado. Si tienes entre 50 y 69 años tienes derecho a participar en este programa de prevención. ¡RECLÁMALO!

Para reclamar tu derecho a este programa, rellena el siguiente formulario con:

Asunto: Derecho “Programa de Cribado de Cáncer de Colon”
Texto:  Yo …… con D.N.I ….
Solicito a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que garantice mi derecho a participar en el programa de cribado de cáncer de colon, extendiendo y acelerando la implantación en todo el territorio de Andalucía.
¡Comparte esta información, por favor, nos va la vida en ello!

En este enlace accedes al formulario y puedes hacer tu reclamación. Pincha en él para acceder.

El Aleluya de la muerte

Atardecer en Arcos

Atardecer en Arcos -Foto del autor

No puedo comenzar a escribir sin lamentar profundamente la muerte del vecino de Arcos de la Frontera durante la mal llamada fiesta del toro del Aleluya y presentar mi más sentido pésame a la familia y sus seres queridos.

Los que sufrimos por el maltrato animal muchas veces nos centramos tanto en el animal, que a veces olvidamos que también este tipo de actividades acaban en tragedia humana.

Tengo en mi mente de nuevo, las imágenes de las cogidas de Paquirri o El Yiyo, que unido a una corrida de toros que vi a los trece años, hizo que naciera en mí un rechazo a esta costumbre de unir diversión con la tortura de animales.

Esta fiesta medieval como digo nos ciega a los que por un lado sobre todo vemos el dolor animal y a los que por otro solo ven el divertimento. Y en medio, de vez en cuando surge la tragedia humana que nos trae los pies a la tierra. Una tragedia humana esporádica, una tragedia animal continua.

El ayuntamiento de la ciudad vecina de Arcos de la Frontera tiene que ser valiente. Pero no el partido de gobierno: todo el ayuntamiento, el Pleno municipal al completo y plantearse eliminar de una vez por todas una fiesta que no es una fiesta: hemos visto que es la muerte que llega cuando no la esperamos y jugamos con ella. No debe temer el pleno municipal a la reacción electoral de la gente. No se puede gobernar a expensas de los gritos del populacho en el circo romano pidiéndole sangre al César. Todos a una como en Fuenteovejuna. Todos los partidos políticos deben decir BASTA.

No. Estamos en el siglo XXI y Arcos de la Frontera, quizás el pueblo más bonito de España, se tiene que olvidar de esta fiesta, de no convertirse en portada de telediarios y prensa por la muerte trágica de un vecino en una fiesta incomprensible, cuando es un pueblo que tiene tantos y tantos recursos turísticos. Arcos tiene que ser conocido por sus callejuelas, por sus iglesias, por su Semana Santa, por su carnavalito,  por su peña, por su balcón, por su pantano, por su hostelería y gastronomía, por su figura que arranca del suelo pareciendo querer alcanzar el cielo. Y por su gente, con un potencial increíble.

Pero Arcos de la Frontera no debe ser nunca más conocido ni asociado a la muerte ni al maltrato animal.

Ojalá qu esta tragedia inútil que se ha llevado la vida de un vecino por delante, sirva para un Nunca Más y que no vuelvan a hacer una fiesta con un toro que sufre y que mata asustado para celebrar la fiesta de la vida que es la Resurreción de Cristo.

¿Cristianos que no perdonan?

Papa y Ali Agca

Papa Juan Pablo II y Alí Agca

Qué difícil es ser cristiano, sobre todo, como decía Teófilo Cabestrero, en tiempos difíciles. Tiempos difíciles estos de hoy, y perdonen el lenguaje, de pensiones de mierda, prestaciones de mierda, salarios de mierda,  que hacen imposible una vida digna para una gran mayoría de personas. El ‘de mierda’ que se nos ha convertido en apellido de tantas cosas.

Estamos nerviosos. Para más inri, nos ocurren desgracias como las del pequeño Gabriel que nos saca lo peor que tenemos dentro. Somos humanos y tenemos innatas emociones como el odio, la venganza y el rencor.

Ahí es dónde es difícil ser cristiano. Lo es para mí. Me cuesta. Pero el evangelio me apacigua, me controla. Setenta veces siete. Setenta veces siete, me repito. El perdón, la reconciliación, el entendimiento, el acompañamiento de los presos, aunque sea el más terrible de los asesinos. ¡Qué difícil es, ¿eh?! Pero es que el evangelio de Jesús es así de radical. O lo tomas o lo dejas. A los tibios los vomitaré de mi boca. Toma tu cruz y sígueme. ¡Pero cuánto pesa esta cruz del perdón, que tiene que convertir el odio en amor!

Padre, perdónales porque no saben lo que hacen, dice Jesús antes de morir el Viernes Santo.

Sin embargo, los cristianos no estamos a la altura, especialmente lo que hacemos oír nuestra voz. Oigo a cristianos pedir condenas eternas, desear el mal sin fin e incluso la muerte a gente que ha cometido delitos de sangre. ¿Qué cristianos son estos? No lo sé ni les entiendo. Quizás sean el fruto de esa religión fabricada de hojalata que nos han convertido en adoradores de imágenes, en simples sacapasos.

Pero hay otros cristianos, que no gritan tanto, que poca gente conoce, que sí son fruto del evangelio y de esa religión liberadora y dignificadora humana que trabaja en las distintas pastorales penitenciarias. Quizás en estos tiempos difíciles de nervios, rabia y deseos de venganza, deberíamos escucharles más, porque ellos si ven el rostro de Jesús todos los días en el de las personas presas. Sí, cuando fue preso y le visitaron.

 

La formación de nuestros políticos

Opositor

Opositor

Los políticos son más que esos señores y señoras que salen en la tele y hablan por la radio. Son las personas que nos gobiernan y las que hacen las leyes que rigen la convivencia en nuestra sociedad.

Estaba escuchando la radio cuando di un respingo al oír a un político que estaba declarando en un juzgado que decía más o menos que él no se leía las cuentas anuales, ni tenía conocimiento de contabilidad pública ni tenía tiempo.

Ahí entré en modo pánico porque si un gobernante no se lee las cuentas y no tiene conocimiento de contabilidad pública ¿cómo gobierna? Les voy a contar una cosa que les va a resultar pesada. Es parte de las materias que se tienen que estudiar un cuerpo de funcionarios de la Junta, de los más normales, los Administrativos, que para un puesto base pueden rondar en los 1200 euros en mano.  Como digo será pesado leerlo. Imaginen desarrollarlo, memorizarlo y gastarse 65 euros al mes que vale una academia para que te preparen. Miren ustedes qué tienen que estudiar y aprender de memoria estos vulgares funcionarios sobre contabilidad pública: Los contratos del sector público. Órganos de contratación de la la Administración de la Junta de Andalucía y sus entes instrumentales. Responsabilidad patrimonial de la Administración. Responsabilidad de las autoridades, el personal de la Administración y los contratistas. El Presupuesto de la Junta de Andalucía. El ciclo presupuestario: elaboración, aprobación y rendición de cuentas. Estructura. Los créditos presupuestarios. La ejecución del presupuesto. Los pagos. Retribuciones del personal al servicio de la Administración. Subvenciones de la CA de Andalucía. Tesorería de Andalucía. Cuentas generales y autorizadas. Cuentas de gastos de funcionamiento. Control de la actividad financiera. La función interventora, el control financiero, la Cámaras de Cuentas.

No sigo. No quiero aburrirles. Pero es mucho más largo. Cientos de páginas. Y el político dice que no tiene conocimientos de contabilidad pública. El pobre currito administrativo mil doscientos eurista, sí.  Que se lee los Presupuestos Generales anuales de la A a la Z porque le puede caer alguna pregunta en el examen.

Surge la pregunta: ¿Cuál es la formación que se le exige a un político para ejercer sus funciones? Y no digo la titulación que tenga, porque a la ciudadanía la titulación que tenemos sólo sirve para acceder a hacer una oposición. Luego tenemos que pasar pruebas muy duras. ¿Qué pruebas tiene que pasar un político para acceder al cargo? ¿Las elecciones? ¿Eso les debe dar patente de corso? Unas elecciones, al igual que no son una ‘amnistía’ a la gestión anterior que hayan tenido y que tendrá que ser controlada por las autoridades competentes, no deben ser el único requisito. Deben demostrar que saben, que están preparados, que son competentes en la materia que van a gobernar. Si me permiten, como mínimo, lo mismo que un administrativo. Así nos encontramos como por ejemplo, un psicólogo que hoy te gobierna Agricultura, mañana te gobierna  Turismo, y pasado mañana, cae en desgracia y coge la Dirección General de vaya usted a saber qué o eurodiputado sin tener el B1 de cualquier idioma europeo.

Aunque yo, si fuera consejero, director general, ministro, etc, me preocuparía de saber como mínimo lo que sabe un grupo A del funcionariado de la Administración General. Y recalco Administración General, porque hay muchos docentes, por ejemplo, que acceden a cargos de gobierno sin tener ni idea de Administración General. Por mucho grupo A que sean.  No es por nada, pero qué de líos se evitarían los políticos al hacer cosas que no deben (o no hacerlas) si supieran las consecuencias.

Por eso, entré en modo pánico y creo que ustedes también. ¿Cómo puede gobernar y llevar un organismo una autoridad que desconoce la contabilidad pública? ¿Fiándose de los funcionarios? ¿Y cuándo el funcionario te dice que eso no se puede hacer y tú te empeñas – como no tienes ni idea – en que sí? ¿Confiando en los asesores que tú mismo nombras o ten nombran, que tienen menos idea que tú y lo único que sirven es para complacer cuotas de partido? ¿Oyendo a gente que no es funcionaria pero que trabaja para la administración a través de empresas externas?  Esto lo traslado a todas las administraciones, desde la central a la local. ¡En manos de quiénes estamos!

 

La abuelita en el Banco.

Cajero automático

Foto Pixabay

A Doña María (83 años) cada vez le agobia más ir al Banco o a la Caja de ahorros, da igual el nombre,  para no señalar nadie. Cuando llega fin de mes, Doña María va diligentemente  a su sucursal más lejana, y digo más lejana, porque con las fusiones de los bancos miré usté no ibamos a tener tantas sucursales abiertas y qué mala suerte que hemos cerrado la que estaba en su barriada, que entonces era la más cercana, para cobrar su pensión subida alegremente 1.05 euros para este año.

Cuando llega Doña María con su tacataca a su sucursal más lejana, el empleado que la atiende también diligentemente por orden de sus superiores,  le dice que tiene que sacar el dinero del cajero. Y empieza la conversación cansina para ambos de miré usté que yo soy muy torpe, pero mire usté que esto es fácil señora si es darle a un botón, pero mire usté yo es que no veo los botones y me voy a equivocar, no se preocupe, miré usted si ya no hay botones son letras grandes en la pantalla, pero mire usté es que yo tiemblo mucho y no acierto a darle al botón. Entonces, el empleado calla, le da su dinero y la conversación termina hasta el mes que viene.

Doña María guarda su dinero en el bolso, le da las gracias al empleado y le dice que como a uno le atiende una persona no llega el cacharro ese de la puerta y el empleado sonríe y calla y le pregunta de nuevo que si quiere comprar un televisor a plazos, un móvil de última generación o un aparato que toca una alarma si se cae al suelo. Pero Doña María le dice que no. Que tiene un televisor que solo ve Canal Sur porque tiene el botón encasquetado, un teléfono de con las letras grandisímas y que si se cae, alguien la echará en falta seguro e irá a buscarla, porque gracias a Dios le llama mucha gente. Adiós muy buenas.

Al salir por la puerta del banco o caja de ahorros, Doña María mira de reojo al dichoso cajero. Y se ríe para sus adentros, mientras esquiva los tickets tirados en el suelo para no resbalarse.. Ella para nada es torpe, bien que pone una lavadora mientras que su nieto que ha estudiado no sabe ni abrir la puerta. O estirar la mierda de pensión que le han dejado para vivir un mes. Eso sí que inteligencia financiera mire usté.  Vé perfectamente que para eso tiene sus gafas, y bueno, temblar tiembla, pero cuando se empeña, ensarta una aguja. Y piensa que a ella no la expone nadie a que le peguen un tirón o le roben su dinero mientras está toqueteando el cajero en la calle o en la puerta. Ni muerta utilizará el cacharro ese.

(Dedicado a todas las personas mayores que cada día se enfrentan más a una administración electrónica que no ha pensado para nada en ellas).