Jerez sin tabaco

tabaco o salud
El 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco organizado por la OMS. Muchas personas piensan que los ‘días de‘ no sirven para nada. Pues están equivocadas. En mi caso, sí sirvió.
Era fumador desde los 17 años. Paquete y medio de Ducados. A 32 pesetas me costaba en 1983, cuando comencé a fumar en el servicio militar. Ya saben, hacerse un hombre y esas cosas.
En aquél tiempo, fumar era cosa de machotes, de hacerte el mayor y no había la información que tenemos hoy sobre las maldades del tabaco. Aunque un dato ya tenía yo: mi hermana me regaló un cenicero que decía: ‘Fumar hace pupa’. 
Tuve la suerte de encontrar una pandilla de amigos donde el tabaco estaba mal visto y así el fumar cada vez se convertía en una acción más incómoda.
Un sábado por la noche de 1992, escuché decir por la radio mientras volvía a casa: ‘Mañana es el Día mundial sin tabaco’. Y pensé. Pues a partir de mañana, no fumaré. Realmente, ya tenía en mente quitarme del tabaco, pero no me había puesto una fecha. Así que aproveché la circunstancia. Dejé de fumar radical.
Engordé 11 kilos. Me comía los chupachups Kojak por decenas. De hecho me puse la lengua mala porque me comía hasta el palo de tanto mascar con los nervios. Tuve un humor insoportable los primeros meses, pero recuperé el sabor y los olores, y con el dinero que me ahorré en los primeros meses, me compré una guía de estrellas que me costó 5000 pesetas. Escribí a lápiz en su primera hoja: Esto me lo compré con mi dinero por dejar de fumar.
Y así seguí, todo feliz sin humos.
Hasta 2001. Donde aprendí que la carne es débil y donde descubrí que yo no era un exfumador: yo sólo era un fumador que no fumaba. Por una ruptura amorosa, volví a fumar. Coincidió con una feria. Había bebido. No tanto para perder la voluntad, pero si lo suficiente como para no ser responsable. Me ofrecieron tabaco y dije: total, por uno. A los tres días, estaba en el paquete y medio otra vez. Nueve años perdidos. Caí. Ahora era peor, porque el sentimiento de culpa era horrible. Estaba enfadado conmigo mismo. De nuevo enganchado. De nuevo la tos por la mañana. De nuevo la peste en la ropa y en el aliento. De nuevo quemar dinero.
El amor llamó a mi puerta otra vez en persona no fumadora. El motivo perfecto. Un no fumador no tiene porqué aguantar el aliento de quien fuma. ‘Tu boca huele como un cenicero’ me dijeron una vez y me hundieron en la miseria. Dejé de fumar por amor. Qué bonito. Qué quieren ¡tenía que motivarme aunque suene cursi! El desamor me trajo el tabaco y el amor se lo llevó. La mancha de la mora con otra mora se quita. 
Hoy sigo sin fumar. Son ya once años. He aprendido una cosa. Lo dije antes: que soy un fumador que no fumo. De la caída se aprende. He soportado la muerte de mi madre sin fumar. Soporté los tres años de cáncer – y viendo lo que veía en el hospital a cuenta del tabaco – de mi hermana y su fallecimiento (aunque ella nunca fumó, salvo el humo que le echaba yo indirectamente. No crean que no me arrepiento y me siento culpable por eso). Con el Alzheimer de mi padre, tampoco. Con oposiciones y nervios tampoco he vuelto. Pero tengo que estar alerta. El bicho que pide nicotina sigue dentro. Pero reconozco que aquella caída me hizo más fuerte.
Y ahora me dirijo a ti que me lees, que quieres dejar de fumar y no sabes cómo. Que no tienes fuerza. No te agobies. ¡SE PUEDE! Si yo pude, puede cualquiera, de verdad. Si no puedes sólo, busca ayuda. Entre exfumadores, entre tu familia, entre tus amigos. Los centros de salud ponen a tu disposición programas antitabaco. Yo los utilicé pero los dejé: demasiado caro pagarse los medicamentos y parches que te mandan. Así que lo conseguí con mi fuerza de voluntad. Pero hay técnicas. Muchos trucos. En la asociación contra el cáncer también te pueden ayudar.
He tenido una idea que comparto gracias a La Voz del Sur, este periódico digital que va más allá de la información para convertirse en una verdadera plataforma de blogs ciudadanos y es referencia de la comunicación social digital en Jerez. Crear un grupo en facebook para fumadores y exfumadores de Jerez y cercanías, para que nos contemos nuestras experiencias, como dejé de fumar yo, tú, aquél. Para animar a quien quiera dejarlo, para ayudarlos en las recaídas. En definitiva, para defender nuestro derecho a la salud y no caer en la esclavitud del tabaco. ¿Os parece? Pues estaremos en dicho grupo ¡únete, por tu salud, porque te quieres y por la gente que te quiere!

Maltrato animal en la romería de El Rocío.

FOTO: PACMA

No sé cómo no las apañamos para darle la vuelta a las cosas.  En Andalucía, somos muy dados al culto religioso a la muerte. Basta ver como celebramos el día de los difuntos o contar cuántos pasos de Jesús previo a la muerte o muerto tenemos, frente a uno sólo resucitado.

Pero por si no nos bastaba, cuando tenemos fiestas en las que se celebra la vida, la volvemos a aderezar con una dosis de muerte. Parece que no podemos vivir sin ver morir o sufrir a alguien.

Este sufrir siempre le toca a los más débiles: al mundo animal.

La Resurreción se celebra en muchos pueblos de Cádiz con la tortura y muerte de animales – los toros- por las calles de varios pueblos de la provincia, por cierto, ya en el punto de mira de la gente sensible al maltrato animal y que puede hacer mella en el potencial turístico de dichos pueblos. A ningún ayuntamiento le gustará que el nombre de su municipio lleve el apellido en los buscadores de internet como ‘Pueblo donde se permite el maltrato animal’.

Ahora, de nuevo una fiesta religiosa que debería ser alegre – Pentecostés o la llegada del Espíritu Santo para los católicos – y transformada por arte de birlibirloque antropológico, que no vamos a detallar aquí, en la Romería del Rocío, se convierte en un drama para los animales que participan de ella.

No es nuevo. Las fotografías que el Partido Animalista PACMA publicó el año pasado ponen los pelos de punta y que ustedes pueden ver aquí.

¿Quién tiene la culpa? La culpa la tenemos todas las personas. Pero unas más que otras.

Por supuesto, el primer culpable es quien está a cargo de un animal. Es responsable absolutamente de lo que le ocurra.

Son responsables las distintas Hermandades del Rocío. Tienen que hacer una catequesis a sus hermanos explicándoles que maltratar a un animal va en contra de la Ley de Dios. A pesar de que haya curas que crean que el maltrato está permitido por el cristianismo. NO. No se puede maltratar a un animal si se es cristiano. No estaría mal que se leyeran la vida de San Francisco de Asís.

Son responsables también los obispos, por supuesto. Algunos hasta van a la Romería y deberían actuar contra esto.

Y por último, la Administración, o sea, y por responsabilidad en el voto, todos los electores que votan a quien gobierna y que no exigen a quienes están en la oposición. ¿Qué controles hace el gobierno Andaluz? ¿Qué medidas toma para que esto no ocurra? ¿Son suficientes? Por lo que vemos: NO.

Ojalá que el año que viene no tengamos que hablar de lo mismo.

Y este artículo tendría que seguir hablando de otras víctimas de la Romería del Rocío: el reino vegetal y en concreto todo el ecosistema del Coto de Doñana.

¿No hay otra alternativa para ir a Huelva que tener que atravesar el Parque Nacional? ¿Y si hay un incendio? ¿Es de recibo meter una romería de estas características por este recinto? ¿Cómo afecta a las especies animales y vegetales que ahí habitan? Eso sería ya para otro debate.

Descansen en paz los animalitos que se dejan la vida en la Romería y pidamos a sus torturadores que no lo vuelvan a hacer y al Gobierno que no los dejen hacer.

Veo doble.

Ver doble

Veo doble. No, no es resaca de la Feria pasada. Resulta que en mi barrio ha abierto un nuevo bar. Ya. ¿Y eso es noticia? me preguntaran ustedes. Que en Jerez abra un bar es de lo más común. Yo creo que tiene que ser el establecimiento más común. Pero la noticia no es que haya abierto un bar en mi barrio. La noticia – ya me dirán ustedes si lo es – es que ha abierto un bar en mi barrio al lado de otro bar. Por eso veo doble. Porque hay dos bares.

No es la primera vez que ocurre esto en mi barrio. En otros barrios también lo he podido ver.

Hace unos meses abrió en mi barrio una farmacia. Al lado podríamos decir de otra farmacia. Diez minutos de una a otra andando. En otro barrio de Jerez, vi que ocurrió más de lo mismo.

Hace más tiempo en mi calle abrió una academia de clases particulares para niños y niñas. Ya saben, para reforzar las tareas y aprender. Y adivinen. Sí. Abrieron otra al lado.

Y lo mismo ocurrió con una ferretería.

No, no voy a seguir, pero podría.

Pero el caso es que una de las academias tuvo que cerrar. De hecho, la primera que abrió. Normal. Suponiendo que haya diez clientes para academias, caben a diez por una academia. Cinco por dos. Y tres niños y medio por tres. No se sostienen. Al final, una cierra.

Con la ferretería ocurrió peor. Porque mientras una iba bien, dos empezaron a ir mal. Cerraron las dos a la vez. Y el barrio se quedó sin ferreterías para mayor gloria de los hipermercados.

¿Por qué ocurre esto en Jerez? No lo sé. Pero parece que en estudios de mercado no estamos muy duchos. Y en imaginación, menos aún. Sólo se nos ocurre lo que a otros se les a ocurrido antes. Y eso, nunca ha tenido éxito.

Ojalá cambiemos nuestra manera de pensar y mañana no salga un blog llamado Ciudadano Pérez.

Tortilleras.

noalalesbofobia.ai
En uno de los acontecimientos que se están viviendo en las protestas de determinadas personas con motivo del Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Jerez, mujeres sindicalistas han sido insultadas por hombres, utilizando no ya un insulto relacionado con la actividad sindical (que de por sí no es justificable en absoluto) sino por el mero hecho de ser mujer.
No soy yo el que deba entrar en la presunción del delito que pudiera derivar de dichos insultos. Para eso el Estado tiene las Instituciones adecuadas para combatir dichas cuestiones.
Pero si voy a entrar en una cosa que como persona sensible a los derechos de las personas LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) me ha dolido bastante. El que se llame a una mujer para insultarla ‘Tortillera’.
Duele más aún este insulto porque precisamente se da en la semana donde se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica.
Que todavía haya personas en nuestra ciudad que consideren que el ser lesbiana es una cuestión que se pueda utilizar como un insulto para denigrar a la mujer, en vez de ser reconocida la cualidad de lesbiana como acto de valentía y compromiso con la visibilidad para ayudar al restos de mujeres lesbianas que viven invisibles, me preocupa. Ya bastante tiene una mujer lesbiana, con sufrir los ataques a sus derechos por el simple hecho de ser mujer, que tiene que sufrirlo doblemente por ser lesbiana.
Pero más me aterra aún que estos insultos pudieran venir de personas que sean empleados públicos. Personas así deben ser despedidas de la función pública de inmediato. No son dignos servidores de la ciudadanía española. De toda la ciudadanía española, lesbianas incluídas.
No sé si en los sistemas de acceso al empleo público en el Ayuntamiento de Jerez, al igual que en otras administraciones se les exige a los candidatos y candidatas en las oposiciones, formación sobre Género, Políticas de Igualdad y Violencia contra la mujer, como es el caso que trata este artículo. La autoridad jerezana debe velar por la formación de sus trabajadores y trabajadoras en estas cuestiones,  y por supuesto, como empleados públicos que son, deben ser ejemplo para la ciudadanía del cumplimiento de la Ley.
Así que no estaría  mal que todo trabajador y trabajadora del Ayuntamiento de Jerez que no haya hecho en sus pruebas de acceso el temario relativo a género, igualdad y violencia contra la mujer, fuera formado en cursos especializados destinados a ello.
Si alguien quiere ir formándose ya por su cuenta en estos temas tan importantes para la convivencia y la tolerancia, la Diputación Provincial de de Cádiz tiene editado para su libre distribución los temas de igualdad que se puede descargar aquí.

Francisco, el papa de la Nada.

Fuente: Wikipedia
Fuente: Wikipedia
Hay mucha gente que se ha sentido decepcionada por la exhortación del Papa Francisco, Amoris laetitia, con un nombre tan bonito en latín y un significado aún más precioso: la alegría del amor.
Pero claro, sólo se decepciona quien espera algo. Pero quien no espera absolutamente nada, como es mi caso, no se decepciona.
En el caso del papa Francisco muchas personas, con toda la ilusión del mundo, ha intentado ver un resquicio de esperanza para la eliminación del ancestral odio de la Iglesia Católica de Roma contra la población homosexual. ¿Quién soy yo para juzgar a nadie?  contestaba con una pregunta el papa a unos periodistas en referencia a la homofobia vaticana.
Sin embargo, es una respuesta tendenciosa e hipócrita, ya que yo puedo no juzgar con mis palabras a nadie, pero sí juzgarlas con mi actitud. Si a mí en la radio me dicen que ponga tal canción que a mí no me gusta, yo no voy a juzgarla en público diciendo ‘que no me gusta por tal o cual motivo’, sin embargo, mi actitud de no ponerla nunca, se está convirtiendo en un verdadero juicio.
O si no, no me digan que manera de enjuiciar es vetar al embajador francés en el Vaticano , claro ejemplo de la ‘misericordia’ de Francisco. (Analizar la actitud sumisa de Francia merece otra reflexión).

Continúa leyendo Francisco, el papa de la Nada.

Los árboles de #Jerez catalogados por @ciudadjerez

Brachychiton acerifolius, o árbol de fuego, en el Parque de Puertas del Sur. Sólo florece en nuestra zona cuando los inviernos son particularmente secos. Fotografía hecha el 18 de mayo de 2014. ¿Tendremos suerte este año de verle florecer?
Brachychiton acerifolius, o árbol de fuego, en el Parque de Puertas del Sur. Sólo florece en nuestra zona cuando los inviernos son particularmente secos. Fotografía hecha el 18 de mayo de 2014. ¿Tendremos suerte este año 2016 de verle florecer? (Fotografía del autor)

Espectacular trabajo con el que nos sorprende hoy el Ayuntamiento de Jerez en el área de la Tenencia de Alcaldía de Sostenibilidad, Participación y Movilidad con el catálogo de todos los árboles de Jerez.

Es más, con motivo de la Fiesta del árbol, del 12 al 16 de abril,  se organizan muchas actividades, como visitas guiadas, para conocer nuestro patrimonio arbóreo.

Después de los disgustos que hemos tenido con los arboricidios a cuenta de la construcción del carril bici, tareas como ésta nos alegra mucho.

Particularmente a mí, que siendo Técnico Especialista Agrícola, aunque no lo ejerza, y que después de reconocer las estrellas, lo que más me gusta es reconocer los árboles, y les puedo asegurar es mucho más difícil.

Qué tiempos aquellos en el Instituto de La Granja, donde salíamos a reconocerlos por las calles de Jerez, o sitios – más bien tesoros – que tenemos en nuestra ciudad como es el Recreo de las Cadenas o el zoobotánico – y recalco lo de botánico – del Tempul.

Así que mi reconocimiento a la labor bien hecha.

Pueden descargar el catálogo de árboles de Jerez pinchando aquí.

Y pueden descargar el programa de la fiesta del árbol 2016 pinchando aquí.

Mucha más información ya más concreta para búsquedas de árboles pinchando aquí